Análisis de ARK: Survival Evolved – Dominando lo desconocido

Tras estar a disposición de los usuarios de PC y más tarde de Xbox One en estado de acceso anticipado, ARK: Survival Evolved ha sido estrenado definitivamente hace unos días. El pasado 29 de agosto, Studio Wildcard lo lanzaba en ambas plataformas además de en la consola de actual generación de Sony, que no había albergado ninguna de versión del videojuego de supervivencia hasta la fecha. Se trata de la estrategia habitual de Sony, que no admite juegos que no hayan concluido oficialmente su desarrollo.

En cualquier caso, este título de aventuras y acción en primera persona ya puede adquirirse en cualquiera de los sistemas mencionados de la mano de Koch Media, que ha lanzado una serie de ediciones, físicas y digitales, destinadas a todo tipo de público. Además de la estándar, los usuarios podrán optar por la Explorer’s Edition, que incluye un pase de temporada que garantiza el acceso a todos los packs de expansión ya disponibles y también aquellos que se distribuyan en el futuro.

Asimismo, los propietarios de una PlayStation 4 o una Xbox One tendrán la ocasión de hacerse con la Limited Collector’s Edition, cuyo mayor atractivo es un cofre de madera con productos tan interesantes como una agenda de explorador, un collar, un mapa de tela, un póster del equipo de desarrollo y, como colofón, la banda sonora del videojuego además de los contenidos de la Explorer’s Edition. Mientras te decides, te invitamos a adentrarte en nuestras impresiones tras habernos sumergido en la versión de PlayStation 4.

Los aficionados al género de aventuras encontrarán en ARK: Survival Evolved una propuesta digna de satisfacer sus necesidades, tanto si el usuario disfruta mediante la cooperación que brindan las opciones online como la intensidad de una partida en solitario y sin interferencias de ningún tipo por parte de otros jugadores. Este es, precisamente, uno de los aspectos más destacables del título de Studio Wildcard, que ha confeccionado una aventura tan disfrutable de una manera como de otra.

En todo caso, es más que evidente la intención de los desarrolladores, que se han esforzado en crear un videojuego innegablemente encaminado hacia el multijugador, que brindará una experiencia más rica y completa que la modalidad para un solo usuario. Aunque la jugabilidad no variará entre una opción y otra, la incorporación de más jugadores y la creación de clanes supone un salto de calidad que acaba repercutiendo, sin ningún género de duda, a la diversión.

Opciones online al margen, nuestra primera tarea es diseñar al protagonista, al que encarnaremos durante nuestra aventura en una isla misteriosa en la que nos despertaremos completamente desnudos en la orilla del mar. Tras dar los primeros pasos, descubriremos uno de los mayores atractivos del juego, los dinosaurios. Estas criaturas serán el eje centrar de la trama y pondrán a nuestro alcance diversas opciones que el jugador deberá ir descubriendo progresivamente mientras explora ese recóndito paraje.

En esta labor serán de gran ayuda las agendas de explorador, que iremos encontrando y que albergarán claves en torno a la historia. ¿Por qué el personaje principal ha aparecido en un lugar como este en pleno Jurásico? Esa será la principal cuestión que el usuario debe resolver a lo largo de la historia, en la que además deberá atender a otras muchas variables de las que dependerá no solo el transcurso de la partida sino la vida del protagonista. A fin de cuentas, nos hallamos ante un videojuego de supervivencia que supondrá un reto constante para el jugador.

En este sentido, será imprescindible hallar fuentes de alimentos y agua con las que saciar nuestras necesidades básicas. Lo mismo ocurrirá en lo concerniente al clima, al que el usuario deberá adaptarse de la manera más conveniente para salir airoso de cualquier situación. Si debemos enfrentarnos a un temporal, con lluvias y donde las temperaturas caigan repentinamente, tendremos que cobijarnos y encontrar abrigo para el personaje. Precisamente en este punto entrará en juego otro de los aspectos más destacables del título, el crafteo.

Tanto con los puños como mediante otro tipo de herramientas podremos extraer madera de los árboles con la que construir un pequeño refugio o, más adelante, una vivienda digna de Robinson Crusoe. Conforme vayamos obteniendo más materiales, conocimientos y aumente nuestra experiencia seremos capaces de construir nuevos elementos que nos ayuden en la creación de utensilios con las que sobrevivir de una manera más plácida. Para ello, será necesaria la combinación de ítems a la que hacíamos referencia.

Uno de los mayores atractivos de ARK: Survival Evolved radica en la fusión de todo tipo de materiales que encontremos en la isla y que, unidos de la forma adecuada, nos permitirán hacernos con todo tipo de elementos. Desde construcciones hasta armas o armaduras para el protagonista, que podremos modificar según nuestras preferencias incluso en el color o la textura. Estas nos serán de gran ayuda para hacer frente a los dinosaurios más peligrosos, que no dudarán en atacarnos si las circunstancias le motivan a ello.

Afortunadamente, el jugador tendrá la posibilidad de domesticar a las más de cien criaturas prehistóricas presentes en el lugar, una habilidad que será extremadamente útil a lo largo de la aventura. Dependiendo del dinosaurio en cuestión, la tarea podrá complicarse exponencialmente. Sin embargo, la línea de acción habitual será la de alimentarlos para que vayan ganándose nuestra confianza hasta que, llegado el momento, no duden en adherirse a nuestra tribu y seguir nuestras órdenes. En algunos casos, sin embargo, el usuario deberá dejarle inconsciente con el objetivo de facilitar el proceso.

Dependiendo de la especie, los dinosaurios podrán ser de utilidad en el combate, en el transporte e, incluso, podrán convertirse en un digno animal de compañía. Aunque cueste creerlo, el jugador acabará siendo capaz de montar a las criaturas más letales de la isla siguiendo las pautas adecuadas. De esta manera, podremos movernos de manera mucho más rápida y la exploración se volverá, por tanto, más accesible incluso en las condiciones climatológicas más adversas.

Además de servir a estos propósitos, estas criaturas también podrán convertirse en alimento si la ocasión lo requiere. No obstante, el usuario tendrá a su disposición una enorme variedad de plantas, vegetales y bayas que, un el momento dado, serán de gran utilidad para llenar el estómago y evitar cualquier problema derivado. Para controlar todas las variables de nuestra salud contamos con una completa interfaz que, aún siendo muy evidente en pantalla, no enturbia la experiencia de juego.

Un menú radial, accesible en el momento que desee el usuario, nos permitirá profundizar además en otros muchos aspectos del personaje, como su inventario o el apartado correspondiente al crafteo. Cabe destacar que tanto estas secciones como la interfaz o los menús se encuentran completamente traducidos al castellano, por lo que ningún jugador tendrá que privarse de esta experiencia de supervivencia. En cuanto al apartado gráfico, nos hallamos ante un producto solvente si tenemos en cuenta su carácter evidentemente multijugador.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: ARK: Survival Evolved pone a disposición del jugador múltiples mecánicas con las que desenvolverse no solo en cuestiones de supervivencia, sino en la interacción con los múltiples dinosaurios que saldrá a su paso durante la exploración de la isla. Las diferentes opciones jugables son, además, fácilmente accesibles a través del menú y la interfaz.

GRÁFICOS: Teniendo en cuenta el carácter marcadamente online de la propuesta, no podemos sino destacar un apartado gráfico a la altura de las circunstancias que logra introducirnos en la acción de manera inmediata. Las diferentes criaturas cuentan, además, con un atractivo diseño que ayuda en la inmersión en este mundo Jurásico.

SONIDO: El apartado sonoro también es clave en la representación de un entorno que logra transmitir la paz de una isla desierta y, al mismo tiempo, la sensación de estar compartiendo el lugar con temibles criaturas que podrían sorprendernos en todo momento.

DURACIÓN: Dado que nos hallamos ante un videojuego destinado al multijugador, la duración solo dependerá del interés de los susodichos, que podrán dedicar horas, semanas e incluso meses a explorar el entorno y a crear una tribu con complejos refugios y voraces dinosaurios que les sirvan como transporte.

CONCLUSIÓN: Cualquier amante del género de aventuras y supervivencia debería quedar satisfecho con ARK: Survival Evolved, que llega a PlayStation 4, Xbox One y PC dispuesto a convertirse en una de las propuestas multijugador más absorbentes del panorama actual. No obstante, aquellos que prefieran convivir entre dinosaurios y combatir al clima en solitario también podrán hacerlo en el modo para un jugador. Sea como sea, el usuario tendrá a su disposición una serie de mecánicas que le garantizarán el control de todos los elementos a su alrededor, que podrá manipular para alcanzar el objetivo final del videojuego: sobrevivir.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

ARK: Survival Of The Fittest

 

 
 
El videojuego se encuentra totalmente traducido al castellano.

Cerrar