Bienvenidos al Renacimiento

La serie Assassin’s Creed retorna a Nintendo DS con otra aventura adaptada a las posibilidades de la portátil. Continúa descubriendo qué secretos esconden los asesinos.

La serie Assassin’s Creed es, sin ningún género de dudas, una de las más importantes de la presente generación de consolas. Y no hablamos sólo de máquinas de sobremesa, sino que la obra de Ubisoft se ha sabido integrar también en el siempre distinto territorio portátil, tanto en PSP como en Nintendo DS. Pero tal vez lo más interesante de esto último sea el hecho de que, lejos de conformarse con hacer meras adaptaciones, los responsables de la serie han decidido profundizar más en ella. Este es el caso de Assassin’s Creed 2 Discovery.

Asesinos en la península

La historia del juego nos vuelve a poner en la piel de Ezio, el protagonista de los últimos Assassin’s Creed, en su viaje a la península Ibérica. Una aventura que le lleva a conocer a personajes tan importantes de la época como los Reyes Católicos o Cristóbal Colón. Casi nada. A partir de ese momento el protagonista no deja de conocer a todo tipo de personalidades ilustres y a recorrer los lugares más importantes de nuestro país.

El juego se compone de ocho capítulos, cuyas partes suman un total de treinta y cinco misiones. Terminarlas todas, más aún teniendo en cuenta su ajustada dificultad, ronda las diez horas, aproximadamente.

Al contrario que sus “hermanos mayores”, Assassin’s Creed 2 Discovery es un juego de desarrollo horizontal a la vieja usanza. O sea, en 2D. Manejando a Ezio tenemos que recorrer niveles plataformeros y relativamente sencillos y lineales cumpliendo diferentes objetivos. Las misiones no son especialmente variadas entre sí, y podrían calificarse como de sigilo, de acción y en plan persecuciones. Durante las primeras, como su propio nombre indica, hemos de movernos por los decorados sin ser vistos, teniendo un máximo de tres oportunidades antes de tener que reiniciar la misión. También son las más complicadas de superar. En las segundas, por su parte, podemos eliminar tranquilamente a todos lo guardias o enemigos que veamos sin reparos; mientras que en las terceras tenemos que atrapar a un personaje antes de que este se escape. En realidad se trata de una buena fórmula para adaptar la esencia de la saga a las prestaciones de la portátil de Nintendo.

Técnicamente, se trata de un juego en el que tanto los personajes como los fondos tienen un acabado bastante creíble y tridimensional, teniendo en cuenta el sistema en el que estamos. En cualquier caso, es la ambientación lo que se lleva la palma una vez más, como ya viene siendo habitual dentro de la franquicia de Ubisoft. Además, el juego está totalmente en castellano.

Publicaciones relacionadas

Cerrar