El miedo asalta las calles de Londres

 
El 22 de diciembre llegó a las consolas el nuevo contenido que Ubisoft tenía preparado para Assassin's Creed Syndicate. Un DLC que se centra en la truculenta historia de Jack el Destripador y que da la posibilidad a los jugadores de manejarlo junto a Evie, la protagonista del juego base. Con una dinámica similar, la historia principal y las misiones secundarias se tiñen de gris y crímenes para ofrecer una nueva aventura a los amantes de la saga que más cuida la historia.
 
El misterio de Jack el Destripador nunca pasará de moda porque cuenta con los elementos esenciales para conformar una buena trama y atrapar a cuantos la presencien: incógnitas, preguntas sin resolver, truculencia y morbosidad. En Ubisoft no han pasado por alto las cualidades del personaje y sus circunstancias y teniendo un juego hecho y derecho ambientado en la época victoriana, era difícil resistirse a introducirlo. A día de hoy poco cierto se sabe sobre este sanguinario que ha inspirado libros, series, películas y hasta canciones a lo largo de la historia, pero Evie Frye está dispuesta a descubrirlo en este nuevo DLC. 
 
La co-protagonista de Assassin’s Creed Syndicate regresa a su Londres preferido tras un periodo de tiempo viajando por el mundo y descubriendo más sobre la India junto a Henry Green, lugares que le otorgan nuevas experiencias que se ven reflejadas en el combate. Ya no es la joven que era y los años no le han pasado por alto, pero tras su capucha, sigue siendo una letal asesina que no ha cesado en su empeño por librar a Londres del mal. Quizás la preferencia de los jugadores por este personaje, antes que por su gemelo, ha sido una de las razones para darle mayor protagonismo, o tal vez es que Ubisoft sigue abogando por reforzar el papel de la mujer de ahora en adelante, en cualquier caso Evie está espectacular, como siempre.
 
 
Sus nuevas habilidades no solo se aprecian en el cuerpo a cuerpo, también en la psicología más madura, lo que permite acciones como infundir miedo a sus enemigos o asustarlos mediante nuevas herramientas. El estudio francés suele utilizar este tipo de expansiones para experimentar técnicas que podrían implementarse en juegos futuros, y en este caso es una opción bastante acertada pues ofrece nuevas posibilidades estratégicas para hacer frente a guardias o personajes a los que no se quiere atacar. Pero como todo esto tiene sus desviaciones, pues algunos de los enemigos no son tan asustadizos como otros o el jugador no es lo suficientemente serio como para no dedicarse a lanzar bombas a diestro y siniestro.
 
Los entornos están cuidadosamente dispuestos para convertir ese Londres al que ya se asistía en un lugar mucho más terrorífico y deshumanizado. La sensación de nerviosismo domina todas las acciones y consigue poner en tensión a un jugador internado en nebulosa y decadencia. El siglo XIX tiene suficiente personalidad en Inglaterra como para dejar una impronta característica y Ubisoft ha conseguido absorberla y recrearla, con más acierto si cabe en este DLC. Todos los elementos se disponen en torno a una misión central: desenmascarar y capturar al notorio asesino de Whitechapel.
 
Es importante haber completado Assassin’s Creed Syndicate para apreciar las virtudes y el contexto de este juego, pues el salto temporal de 20 años sería desconcertante, así como los cuidados rasgos envejecidos de la propia Evie. El hecho de utilizar a Jack el Destripador, de una manera brutal y desquiciada, podría ser confuso al no encontrar similitudes con Jacob y aunque la estructura sea similar, con una historia principal y misiones secundarias, lo cierto es que el contenido de ambas dista mucho de parecerse al del juego base.
 
 
 
 
El trabajo detectivesco tiene mucha más presencia ahora y la necesidad de encontrar respuesta pasa por Sidistintos escenarios de lo más turbios que se ubican en un Whitechapel invernal y solitario. El gran aliciente es que las piezas del puzzle deberán ir encajando y dando forma a esta especie de novela gráfica que cuenta hasta con mensajes subliminales. Jack el Destripador se puede manejar y funciona de forma muy similar a los gemelos, con la capacidad de infundir miedo a sus adversarios a través de un grito espeluznante que hiela la sangre.
 
Las misiones secundarias son similares a las vistas en Syndicate solo que con un toque más acorde a la nueva historia: los niños y obreros mal pagados son sustituidos por las prostitutas que serán las víctimas y desencadenantes de las venganzas que se unen a la persecución entre una mujer de 40 años y un asesino totalmente demente. Sin duda, los actores de esta expansión son inusuales y hay que reconocer el mérito de la originalidad y la variedad a Ubisoft, pues muchos ya empezaban a estar cansados del clásico hombre blanco chuleta y de mediana edad. También es interesante el paralelismo y el juego que establecen los dos protagonistas, siendo una carrera por aprovechar los pasos en falso que da el otro, una posibilidad que ofrece el incluir a dos personajes manejables que no se había tenido en cuenta en Syndicate.
 
En términos generales este DLC integra a la perfección los elementos destacados del juego base y añade un toque interesante en forma de historia, mejoras en la habilidad y más profundidad. Se ha vuelto a conseguir sacar partido a la ciudad, en este caso un Londres dominado por la niebla, símbolo característico de la época y que añade aún más misterio, pues todavía se desconocen con seguridad las causas de este fenómeno meteorológico propio de la capital del Támesis. Una expansión que dura en torno a cinco horas y que gustará tanto a los amantes de Assassin’s Creed como a los apasionados de la investigación y el misterio que rodea al historial criminal de Jack el Destripador.

—————————————–
 
Valoración final:
 
Jugabilidad: Muy similar a la de Assassin's Creed Syndicate pero con algunos añadidos propios de la experiencia de Evie. Capacidad para infundir miedo en los enemigos y crear distracciones masivas que mejorarán la capacidad estratégica a la hora de atacar sin ser mortal.
 
Gráficos: Espectaculares, como siempre cuando se trata de un juego de la saga Assassin's Creed, con el añadido de la consecución de un clima frío y misterioso que por momentos consigue infundir nerviosismo al jugador. Los entornos y la fotografía ayudan a recrear una de las historias más terroríficas.
 
Sonido: El sonido es similar al del juego base, y se han respetado todos los elementos allí presentes ofreciendo una continuidad lógica tratándose de un DLC.

Duración: La duración es prudente, unas cinco horas. Para ser un DLC no se hace excesivamente corto, que es lo que se suele temer en este tipo de contenidos. Además, el añadido de las misiones secundarias pueden hacer que la duración fluctúe y en ocasiones se alargue hasta que el jugador quiera.
 
Conclusión: Un DLC consistente, interesante y brutalmente entretenido que cuenta una historia muy vista, pero no por ello manida, de una manera personal, al más puro estilo Assassin's Creed. Los entornos, el clima, la atmósfera y la oscuridad de la trama principal, son reforzados con unas misiones secundarias acordes y la posibilidad de jugar con dos personajes nada convencionales. Un acierto de Ubisoft, sin duda.
 
—————————————–
 
Juegos relacionados:

Si te ha gustado este DLC te gustará:
 
Sherlock Holmes contra Jack el Destripador
 
No te quedes sólo en el juego:

Película: Desde el infierno
 
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar