A rey muerto, rey puesto

11518

Tras un paso algo turbulento en sus primeros meses en la nueva generación de consolas, Assassin’s Creed Unity intenta paliar todos los inconvenientes de su aventura principal con un DLC que ofrece nuevos elementos que aportan frescura y dinamismo, en un escueto añadido a la historia del asesino Arno Dorian.

Assassin’s Creed Unity ha conseguido que poco a poco las aguas vuelvan a su cauce. Tras un primer mes en el que los reportes de los jugadores acerca de problemas con diversos bugs y caídas de framerate que pusieron en entredicho la calidad del título, desde Ubisoft consiguieron resolver de manera lenta, pero eficaz, la mayoría de estos inconvenientes que resultaban un incordio para la jugabilidad. Como compensación a todas estas molestias surgidas, la compañía francesa regala a todos los jugadores de la nueva entrega el primer DLC relacionado con el modo historia, el cual recibe el nombre de Reyes Muertos, y que vuelve a estar protagonizado por Arno Dorian.

En este pequeño capítulo adicional descubrimos una parte más oscura de la franquicia, mostrándonos una París mucho más sombría, centrándose en sus afueras, y con un argumento de lo más taciturno e inquietante. Una vez hayamos descargado el contenido adicional, podemos acceder a él inmediatamente siempre y cuando hayamos superado la secuencia 4 de memoria de la historia principal. Una vez cumplido este requisito, simplemente tendremos que dirigirnos hacia uno de los carruajes, concretamente el que se encuentra en la parte trasera del que nos traslada a Versalles, para descubrir la nueva localización sobre la que se desarrolla Reyes Muertos: Franciade, o como se la conoce hoy en día, Saint Denis. Desde AlfaBetaJuega hemos tenido la oportunidad de jugarlo en su versión para PlayStation 4 y este es nuestro análisis.

Lo primero destacable de esta breve aventura es la magnitud que despliega Franciade, que supone alrededor de una cuarta parte de lo que pudimos disfrutar en París. No está nada mal para tratarse de un DLC que se limita a un puñado de horas, por lo que se incluyen grandes posibilidades a la hora de conseguir materiales coleccionables y demás objetos con los que ampliar la experiencia de Reyes Muertos. No obstante, como decimos, esta nueva propuesta se trata de la ambientación más oscura que hayamos visto hasta ahora en la franquicia Assassin’s Creed y, aunque ya en las calles de la ciudad se puede apreciar un gran descenso de la luz que irradiaba París, la verdadera amenaza se encuentra unos metros bajo el suelo, en las catacumbas. En los distritos subterráneos es donde se desarrolla gran parte de la acción que vivimos en esta nueva aventura, aunque las misiones que debemos cumplir se intercalan de una manera muy atractiva entre los distritos subterráneos y los presentes en Franciade. Este contraste es uno de los grandes puntos fuertes de Reyes Muertos, pero no el único.

Como dato interesante descubrimos que Arno desea huir de París cuanto antes, tras los sucesos acaecidos en Assassin’s Creed Unity, algo para lo que tendrá que encontrar una serie de artefactos muy misteriosos. En esta búsqueda volveremos a cruzarnos con personajes conocidos como el marqués de Sade o Napoleón, nuevamente doblado por Christian Gálvez, y que no se muestra tan cooperativo con nuestro protagonista, tal y como sucedía en la trama principal. Pero centrándonos en lo verdaderamente importante, en este DLC podemos descubrir una gran variedad de escenarios con ese aspecto sombrío que llevamos destacando desde que el contenido fuera anunciado. En este sentido cobran gran importancia las catacumbas, que producen esa sensación de agobio con pasadizos angostos, cavernas repletas de enemigos y enormes salas en las que aguardan puzles de lo más curiosos.

Vayamos por partes: en Reyes Muertos podemos utilizar todo el equipamiento que hayamos conseguido hasta ese momento en la historia principal y tendremos que hacer frente a un nuevo grupo de enemigos, los denominados Saqueadores. Esta nueva facción muestra la cara y la cruz de nuestros contrincantes, ya que en solitario son ciertamente torpes y fáciles de derrotar, mientras que en grupo pueden resultar letales a no ser que venzamos a su líder, con lo que el resto huirá. Pero si no tenemos un equipamiento excesivamente avanzado, no hay ningún problema, ya que las catacumbas nos proporciona una nueva arma de lo más interesante, que para más inri, podremos trasladar a París una vez obtenida. Se trata del mortero guillotina, que leyendo su nombre no deja mucho a la imaginación acerca de lo que se trata, pero resulta tremendamente efectiva en combate. Su gran cañón nos permite lanzar cargas explosivas muy potentes, con las que derrotar a varios enemigos a la vez y además también resulta tremendamente efectiva en los combates cuerpo a cuerpo. Una gran incorporación a nuestro arsenal.

Otro de los utensilios que hacen su debut en Reyes Muertos es el candil. Puede parecer una auténtica chorrada incluir un elemento así en un título protagonizado por asesinos, pero lo cierto es que aportar una gran variante en la jugabilidad del título, aunque escape totalmente a la esencia de la franquicia. Con él podemos espantar a todas las criaturas presentes en las catacumbas, como ratas, murciélagos y otros bichejos desagradables, siempre y cuando el candil tenga aceite suficiente para prender, el cual podemos renovar con diferentes recipientes a lo largo del mapa. Pero también es uno de los objetos clave para la resolución de algunos puzles más que interesantes que se incluyen en estas localizaciones subterráneas. No es que se traten de unos rompecabezas espectaculares, pero puede tenernos varios minutos tratando de encontrarle el sentido. 

Todos estos nuevos elementos se unen a una historia intrigante y muy breve en la que podemos reconocer elementos de anteriores entregas de la franquicia y que nos deja con una duda final digna de ser admirada y que tendrá que resolverse en el futuro, al menos más le vale a Ubisoft no dejarnos con esta intriga que descubriréis al superar la trama principal de Reyes Muertes. Además, entre las calles de la antigua Franciade también podemos encontrar misiones secundarias con las que aumentar la diversión, así como una nueva misión cooperativa y un sinfín de elementos coleccionables que amplían de manera aceptable el disfrute de Assassin’s Creed Unity.

En definitiva Reyes Muertos se trata de un complemento adicional de buen criterio para la nueva entrega del credo de asesinos. Se han conseguido solucionar la mayoría de problemas de bugs, permaneciendo únicamente los típicos de un título sandbox y las caídas de framerate son menos frecuentes, tal vez porque vemos menos NPCs en pantalla. Aun así, las escasas horas que invertimos en este DLC nos proporcionan una gran variedad interactiva con la que disfrutar de este nuevo universo en tierras francesas. De algún modo, desde Ubisoft han conseguido redimirse por los errores mostrados con el lanzamiento del juego y conseguir esta expansión de manera totalmente gratuita, que es un atractivo que ningún jugador de Assassin’s Creed Unity debería dejar pasar, aunque su experiencia no fuera del todo satisfactoria con el título en su momento. A rey muerto, rey puesto.

Juan Montes


————————————————-
Valoración final

Jugabilidad: La jugabilidad de Reyes Muertos es muy similar a la vivida en Assassin’s Creed Unity, donde el sigilo y las persecuciones siguen siendo una constante. No obstante, se han añadido nuevos elementos como el mortero guillotina o el candil, que ofrecen grandes variantes, especialmente este segundo objeto, ya que resulta vital para la resolución de puzles novedosos e intrigantes. Un leve giro a lo que conocemos de Assassin’s Creed que, a decir verdad, no le sienta nada mal.

Duración: Al tratarse de un contenido adicional, no se puede esperar que la experiencia que ofrece sea muy duradera, por lo que si vamos directamente a la trama principal, probablemente podamos finiquitar Reyes Muertos en poco más de dos horas. No obstante, si queremos cumplir todas las misiones secundarias y recoger todos los objetos coleccionables, la experiencia puede verse ampliada hasta las 7 u 8 horas.

Gráficos: En materia gráfica todo sigue la misma línea vista anteriormente, aunque con un tinte más oscuro. Se comprueba de manera más notable la mejora en el desarrollo del título, evitando en gran medida las caídas de framerate y la proliferación de molestos bugs. Los esfuerzos realizados por Ubisoft han dado sus frutos y nos ofrece una experiencia gráfica de lo más interesante.

Sonido: El sonido, tal y como ocurría en Assassin’s Creed Unity, puede llegar a pasar desapercibido en algunos momentos, debido a la batería de sensaciones y novedades que se han implementado en este DLC. Sin embargo, es algo que cobra fuerza en los momentos críticos de la aventura, especialmente en los momentos finales, donde la tensión y la intriga crecen por momentos. El doblaje al castellano sigue manteniendo el nivel mostrado en el título principal.

Conclusión:

De este modo Reyes Muertos no es un contenido que vaya a conseguir levantar el ánimo de todos los fans que quedaron decepcionados con Assassin’s Creed Unity, pero si ayudará a disfrutar de la experiencia de manera más inmersiva y con nuevos elementos que nos aporten algo de frescura e intensidad. Su corta duración puede resultar contraproducente en el sentido de que la tensión que se respira nos hace vibrar con cada segundo de cada misión implícita en él. Sin duda, un gran complemento con el que seguir la línea marcada en la dinámica principal. Y mejor aún dado que es gratuito.
—————————————————
Juegos relacionados:

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes sólo en el juego:

  • Una película: Los miserables de Tom Hopper
  • Un libro: Assassin’s Creed: Renaissance – Oliver Bowden
     

Publicaciones relacionadas

Cerrar