Ser mono nunca fue tan complicado

11573

Si estáis a la búsqueda de un videojuego que os suponga un gran reto, que ponga al límite vuestra paciencia y que pruebe verdaderamente vuestra habilidad, coged un plátano y sacad vuestro lado más mono, porque Baboon! ha llegado por fin a nuestras consolas.

Nacido en tierras bilbaínas y con cierto encanto indie, Baboon! es el primer título de los chicos de Relevo Games en co-producción con Sony España para PlayStation Vita. Un título que lleva mucho tiempo en el tintero, del que ya os hablamos en este avance de nuestra visita al estudio en Bilbao, y que después de muchas idas y venidas por fin ha encontrado su sitio.

De Baboon! hay que decir que tiene dos caras. Cuando lo ves por primera vez piensas en arcades japoneses, en cosas bonitas, en lo adorable que es el monito protagonista, y en diversión. Cuando lo descargas en la consola y empieza a funcionar, te llama la atención su banda sonora, muy dinámica, y cuando empiezas la aventura y ves la historia y la localización, te das cuenta de su esencia española. Pero luego viene la segunda cara: cuando empiezas a jugar. Oh, queridos lectores, todas las cosas bonitas de Baboon! son pura fachada: estamos ante uno de los juegos más exigentes y complicados que puedas echarte a la cara, seguramente ante el título más difícil del catálogo de PlayStation Vita, así que preparaos, porque empieza el juego.



Baboon! es un título de plataformas a contrarreloj en formato vertical, en el cual nuestro protagonista no puede saltar. Por fortuna para nosotros, el ya mayorcete jefe de la aldea, nuestro abuelo, fue en sus buenos tiempos una gran estrella del circo, de estas que salen disparadas de un cañón para llegar a lo más alto de la carpa, un arriesgado talento que nosotros también poseemos y por lo que, al encontrarse Isla Plátano en grave peligro, tendremos que poner en práctica para salvarla. Para ello haremos uso de bombas que explotaremos bajo nuestro pompis, y que nos elevarán en el aire hasta llegar (o no, de hecho, muchas veces es no) al punto deseado.

Pasar los diferentes niveles se logra superando la meta que hay al final del recorrido, siempre antes de que se acabe el tiempo y si no morimos durante el camino chocándonos con alguno de los múltiples obstáculos que hay, y que van desde los pinchos hasta un ejército de abejas, los temibles aliados del Pirata Baboon, antagonista de la historia. Sin embargo, y como es habitual en los juegos por niveles, hay formas y formas de superar cada desafío, y si queremos lograr el cien por cien del juego, no solo tendremos que hacer lo anterior, sino que además tendremos que recoger todos los preciados plátanos que encontremos en nuestro camino. Tumbili, nuestro protagonista, tiene ante sí una hazaña mucho más titánica de lo que parece, pero con nuestra ayuda podrá lograrlo.



Aunque el sistema y los controles de Baboon! son relativamente sencillos, dado que solo tendremos que tener en cuenta la posición de la bomba según al lado al que queramos propulsarnos, y un segundo indicador con la intensidad de la explosión, que nos disparará con más o menos fuerza, la tarea se complica conforme avanzamos en el juego. No sólo los obstáculos a superar serán más abundantes o estarán colocados estratégicamente para hacernos sudar, sino que además veremos que hay zonas o partes especiales en los mapas a los que no podemos acceder. Y es que, es aquí cuando entra el elemento de la historia, bastante simple en argumento pero muy presta a completar la jugabilidad del título, que irá haciéndonos retroceder en ciertos momentos y por diferentes motivos: conseguir determinado objeto en un nivel para poder desbloquear otro, comprar algo en la tienda para lo cual necesitaremos determinado número de plátanos, cumplir misiones para otros personajes de la historia a los que podremos visitar y hablar, etcétera.

Aparte de esta dificultad añadida, la profundidad de Baboon! aumenta cuando nos topamos con el hecho de que podremos usar distintas bombas con diferentes efectos, como el hielo o el fuego, utilizar objetos para facilitarle la vida a nuestro personaje, como armarle con un insecticida, etcétera. Una profundidad que hará que podamos respirar algo más profundamente pero que de cualquier forma no resta dificultad al juego ni a su chocante inicio, en el que deja tu ego jugón un poco por los suelos.



Visualmente, Baboon! es simple, pero realmente bonito. Sus diseños están muy cuidados, sin alejarse de la estética manga/anime, y el cuidado con el que se han creado sus exigentes niveles es una prueba más que fehaciente del trabajo que hay detrás de este sorprendente título.

En lo referente a su apartado sonoro y musical, no se le puede poner ninguna pena. El juego cuenta con una banda sonora alegre y activa que corre al cargo de Hideyuki Fukasawa, compositor de bandas sonoras de famosos títulos como Ultra Street Fighter IV y Ultimate Marvel vs. Capcom 3, entre otros. Los efectos de sonido están realmente conseguidos, y el theme inicial, con una serie de adorables “baboon! baboon!” es de esos pegajosos que se quedará en tu cabeza durante mucho tiempo si el juego consigue picarte.

En general, Baboon! es un juego muy divertido y altamente adictivo, especialmente para aquellos jugadores que necesitan un buen reto. Peca, en todo caso, de que al principio resulta excesivamente complicado, y siendo un juego donde la campaña está más planteada como un acompañamiento de la jugabilidad que como base para la misma, puede ser demasiado duro para aquellos que os desaniméis rápido. No obstante, si estáis dispuestos a echarle paciencia, veréis como es uno de esos juegos que sabe recompensar tu esfuerzo, y lograr terminarlo es toda una hazaña de la que poder fardar con tus amigos.

Claudia García



Valoración final

Gráficos: Baboon! es un juego sencillamente adorable. Con diseños inspirados en el manga y el anime japoneses, sencillos y llenos de color, es un título que te entra por los ojos.

Jugabilidad: Sus controles no tienen mayor dificultad, básicamente estarás todo el tiempo usando el joystick y el botón X de PlayStation Vita, y el paso entre niveles es un scroll lateral. No obstante, es un juego tremendamente complejo, diseñado para pegarte a la pantalla de la consola hasta que consigas superar cada nivel, no importa los intentos que hagan falta.

Sonido: La banda sonora es muy divertida, con algunos temas hechos con sintetizadores y guitarra eléctrica que son auténticas joyas. Los efectos de sonido son buenos, y el título viene completamente subtitulado al castellano.

Duración: La duración de Baboon! es algo realmente difícil de medir. Básicamente, depende de tu destreza, y aunque hay un tiempo límite para terminar cada nivel, os aseguramos que no los completaréis a la primera. Por otra parte, la rejugabilidad es absoluta, y muchas veces el juego nos hará volver sobre nuestros pasos en orden de avanzar. Y encima tiene minijuegos. Dejémoslo en que Baboon! es un título que os dará todas las horas de entretenimiento que queráis… o las que podáis soportar.

Conclusión:

Las apariencias engañan, y el aspecto amable de Baboon! se ve bruscamente truncado cuando te topas con su gran dificultad. Y ojo, porque esto es bueno. Puede resultar frustrante, pero es un juego que sabe premiar tu esfuerzo, un título no apto para todo el mundo pero que, si te atrapa, no te soltará durante bastante tiempo, lo que supone una fantástica noticia para un videojuego destinado a una consola portátil.

Juegos relacionados:

  • British Bob Jumping Craze

Si te ha gustado te gustará:

  • Swing Copters

No te quedes solo en el juego:

Cerrar