Análisis de Blood & Truth – Acción sorprendente y espectacular

Una propuesta muy equilibrada y divertidísima de SIE London Studio.

Blood & Truth

Te han retenido. Miras a un lado y a otro, estás entre cuatro paredes y delante hay un tipo que te habla como si hubieras hecho algo. En seguida descubres qué estás haciendo ahí. Blood & Truth es un shooter en primera persona, una experiencia desarrollada para realidad virtual que hemos jugado en PlayStation VR. En la mesa recogemos un historial, no cualquiera, nuestro propio historial. Y es entonces cuando el jugador descubre que el protagonista se llama Ryan Marks, un ex soldado del ejército que se verá las caras con una organización criminal en Londres, ciudad donde su familia tiene un gran poder.

Detrás de esta organización está un hombre llamado Tony Sharp, que intenta extorsionar a la familia Marks para conseguir sus propósitos. Así que Ryan se enfrentará a todo lo que se interponga en su camino para averiguar los chanchullos de Sharp. Para ello recorrerá varios escenarios y se deberá infiltrar en los negocios de los hermanos Sharp. Si lo estás pensando, sí, esto quiere decir que algunas misiones se pueden completar en modo sigilo, pero es bastante limitado y a veces se echa de menos más libertad de movimiento. El jugador no puede desplazarse libremente por los escenarios, sino que el juego le lleva a puntos muy concretos, normalmente tras coberturas. Así que la única forma de tumbar enemigos sin ser descubierto es apuntar con precisión a la cabeza con silenciador, claro. Cuando te detectan por el ruido o en su campo visual, se alertarán todos los enemigos que estén cerca y dará comienzo un intenso tiroteo.

Una experiencia muy dinámica y gratificante, mejor con PS Move

Las mecánicas están muy orientadas a potenciar las características del shooter en realidad virtual. La experiencia de juego también se verá influenciada por el uso de los PS Move individuales o el Dualshock. El Move permite mayor movimiento en las manos de manera natural e incluso tiene algunos detalles muy cuidados como pasarse los objetos de una mano a otra o recargar de manera manual. Reconoce también los gestos a las cartucheras para desenfundar, algo que no puede hacerse a la vez con el mando por cuestiones obvias. Esto ocurre igual cuando tenemos que subir o balancearse por escaleras. En Dualshock se apunta con los gatillos y se dispara con L1-R1, según la mano, ya que el jugador puede equiparse con dos armas ligeras a la vez. Desde el Dualshock, cada mano se gestionará o bien con la cruceta de movimiento o bien con los botones.

Blood & Truth

En cambio, para interactuar con el entorno también se utilizan los gatillos. Recogeremos algunos objetos coleccionables que otorgan estrellas, al igual que destruir unas dianas repartidas por los escenarios. Con estas estrellas se desbloqueará el arsenal de armas, así como las modificaciones de cada una de ellas. Esto solo está disponible en el modo normal del juego. Y hablando de modos, hemos echado de menos tener más niveles de dificultad, porque el juego es muy asequible para todo tipo de jugadores. Incluso en este modo, que se supone que es el más difícil, se encuentran con facilidad armas con visor y puntero. Por tanto, SIE London Studio consigue una experiencia dinámica y muy gratificante, premiado con momentos de mucha epicidad en lo visual. El otro modo se llama cinemática y el jugador contará con más vida, pero no están disponibles los logros y por tanto, las modificaciones tampoco.

El gameplay es básico, pero muy agradecido para realidad virtual. Tiene casi todos los componentes que se le pide a una aventura de acción. Ryan Marks se podrá colar por conductos de ventilación, subir por andamios y usar tirolinas. Otra mecánica muy habitual permite usar sus herramientas para abrir cerraduras, activar o desactivar otros mecanismos con los sticks. Hay secuencias de persecución en los que el jugador tan solo tiene que matar a los esbirros de Sharp con toques muy peliculeros como las explosiones o el modo de precisión. Se trata de una mecánica que ralentiza el tiempo para conseguir apuntar mejor a los enemigos y ganar segundos para recuperar salud, por ejemplo.

Secuencias cinematográficas en su justa medida

Blood & Truth tiene una historia lineal, pero sorprendente, en lo narrativo también. A pesar de la escasez de movimientos, los escenarios más grandes proponen varios caminos al jugador. Si un camino se complica y mueres continuamente, puedes intentarlo por el otro lado. Dividido en 19 capítulos, el juego puede durar en torno a las 6 horas, pero son seis horas muy bien aprovechadas por SIE London Studio. Ha demostrado que la duración, sobre todo en un juego para realidad virtual, no es más que un número que no mide su calidad como muchos quieren creer.

Blood & Truth

Por lo general, las experiencias de realidad virtual no se caracterizan por ser juegos extremadamente largos, pero se busca una sensación más inmersiva y Blood & Truth lo consigue de forma notable con una propuesta muy cinematográfica inspirada en las clásicas películas de gángster de Hollywood. Incluso la música evoca esas aventuras de 007 en escenarios como el Casino.

En cuanto a interfaz destaca la ausencia de HUD y al finalizar la campaña se desbloquea contenido como volver al piso franco, donde tenemos nuestro arsenal y personalizamos las armas, un menú para repetir los capítulos deseados o desafíos diferentes como Contrarreloj. Todo hace indicar que London Studio podría añadir más retos tras el lanzamiento. Blood & Truth llega traducido completamente al castellano y con opción a subtítulos.

Shooter imprescindible para VR, totalmente inmersivo

En definitiva, Blood & Truth es una experiencia sorprendente y muy equilibrada. Tiene un gameplay fluido sin pantallas de carga y las mecánicas potencian las bondades del shooter. Visualmente se ve genial y hay escenas que utilizan recursos cinematográficos realmente espectaculares como en un edificio en obras o una escena de acción en un ascensor. También a la hora de contar la historia y sus transiciones. Aun así, tenemos que recomendar jugar con los PS Move porque mejora la experiencia sustancialmente, pero lo hemos jugado con Dualshock sin ningún problema. Es una cuestión de inmersión.

Tiene todo lo que se le puede pedir a un shooter en realidad virtual, evitando los excesos. SIE London Studio ha conseguido un resultado sobresaliente, un juego muy divertido y recomendable. Todo encaja, incluida la música que te va a teletransportar inevitablemente a las películas de James Bond y la iluminación destaca en algunas escenas de forma brillante. Y sin spoilers sólo diremos que no os perdáis los créditos finales. Nosotros estamos pidiendo una segunda entrega ya.

Blood & Truth

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar