Fuego contra los señores del hielo

10698

El estudio francés Spiders parece que avanza hacia a la dirección correcta a la hora de crear juegos de rol, aunque aun se queda a medio gas con este juego que pese a sus carencias acaba resultando entretenido y por encima de su mediocre adaptación de Juego de Tronos.

El argumento nos sitúa en una época en la que un gran mal asola la Tierra, los denominados señores del hielo avanzan arrasando todo a su paso mientras que los escribas rojos intentan evitar su avance protegidos por los espadas libres. En su comienzo puede resultar una copia de Juego de Tronos ya que veremos a unas criaturas muy similares a los caminantes blancos, pero no os preocupéis ya que según avance la historia veremos cómo las similitudes quedan solo en eso.

Nuestro personaje es precisamente uno de los espadas libres, el cual personalizaremos al comienzo de la partida como en otros muchos juegos de rol de género. Sin embargo la personalización es prácticamente nula ya que elegiremos su género y su aspecto teniendo muy pocas opciones para elegir (por ejemplo tan solo tenemos cuatro tipos de peinados). Además, que elijamos un nombre queda en anécdota ya que en numerosas escenas e incluso en los textos se referirán a nosotros por el nombre que viene por defecto, Vulcan.



En los primeros compases de nuestra partida seremos poseídos por un demonio que marcará el resto del juego. Tendremos más de una conversación con él y deberemos decidir si hacerle caso o ir por el camino del honor. Todo ello hará que si seguimos sus consejos y ayudas vayamos obteniendo nuevos poderes flamígeros que nos harán más fuertes, sin embargo también tendrá efectos negativos dándonos un aspecto demoniaco y cambiando el devenir de la historia. Precisamente la historia irá cambiando con todas las decisiones que vayamos tomando durante nuestra partida, eligiendo unos aliados o traicionándolos .

En lo que respecta a su apartado gráfico queda muy por debajo que otros competidores del género, algo que hace que llegados a la nueva generación de consolas haga que decepcione a muchos aficionados. Por otra parte su sonido el doblaje es correcto, aunque sigues siendo pero que el de otros títulos si lo comparamos con grandes compañías. La banda sonora cumple y nos ofrece un amplio abanico de melodías.

El esquema de control del juego nos permite asignar distintas habilidades u objetos a diversos botones que pueden ser activadas durante los combates. Tendremos ataques normales y una vez contemos con el demonio en nuestro interior podremos atacar con fuego o protegernos con él.




Todas estas habilidades serán mejoradas a través de tres árboles distintos, uno enfocado al combate cuerpo a cuerpo, otro para el sigilo con el cual podremos apostar por la picardía y atacar a los enemigos por la espalda y por último el de nuestros poderes mágicos. Cada uno de estas ramas se irán perfeccionando a nuestra elección a través de los puntos que obtengamos al subir de nivel.

Por otra parte, además de las pociones y objetos que encontremos tendrá mucha importancia manejar la elaboración de los mismos, para ello deberemos combinar materiales que iremos recogiendo y usar lo que creemos o encontremos para mejorar nuestras armas o la armadura.

Como comentábamos el esquema de control hace uso de nuestras habilidades, siendo en muchos casos bastante simple y pecando de repetitivo al ver como a pesar de que cambian los tipos de enemigos la mecánica es prácticamente la misma dejando la sensación de enfrentarse a los mismos rivales una y otra vez.

Además a esto hay que sumarle la dificultad del juego que se vuelve por momentos algo irregular pudiendo pasarlas canutas para derrotar a un enemigo previo a un jefe final y que este mismo jefe nos sea coser y cantar o todo lo contrario. Una dificultad que puede poneros en más de un apuro aunque decidáis jugarlo en el nivel de fácil.



El avance por los niveles es bastante pasillero ya que aunque cuenta con mapas distintos y diversos caminos con cofres y enemigos encontramos que debemos siempre seguir un camino marcado por plantas, muros de piedra o montañas de hielo. Algo que hace que siga estando por debajo de otros RPG que disponen grandes areas para explorar.

Durante el transcurso de la trama iremos conociendo nuevos aliados que nos acompañaran en nuestra aventura, tan solo nos acompañará uno a la hora de combatir y será en muchos casos el que nosotros elijamos por lo que tenemos que tener en cuenta las habilidades de cada uno. Podremos apostar por que nuestro compañero ataque cuerpo a cuerpo con Randhal o que lance flechas con su arco en la distancia si nos acompaña Rhelmar, mientras que si apostamos por ir a saco cuerpo a cuerpo sería bueno que nos acompañase Sybil, la cual nos puede ir curando durante la batalla.

Para llegar al final del juego tan solo harán falta unas 15 horas, tiempo que nos dará de sí no solo para las misiones principales sino también para realizar tareas secundarias, algo que también hace que quede algo por detrás que muchos juegos de rol que suelen tener larga duración.

Pablo García Fandiño

——————————————————

Valoración final

Jugabilidad: A su sistema de control simple se le suma su dificultad algo irregular, algo que se compensa con su sistema de habilidades y creación de objetos, que hace que nuestra experiencia sea satisfactoria.

Gráficos: Correctos, aunque algo por detrás de otros juegos del género y del que se esperaba más en su paso por Playstation 4.

Sonido: Con un doblaje mejorable pero que cumple con su cometido, destaca por su banda sonora, que hace que disfrutemos del juego.

Duración: Algo escasa para el tipo de juego ante el que estamos ya que en tan solo 15 horas podemos finalizar tanto historia principal como tramas secundarias.

Conclusión

Estamos sin duda ante una experiencia entretenida y que merece que se le de una oportunidad, sin embargo queda por detrás de muchos juegos de rol que nos ofrecen mayor calidad en cuanto a desarrollo y aspectos técnicos.

——————————————————
 Si te ha gustado te gustará:


No te quedes solo en el juego: 
 

  • Juego de Tronos

Cerrar