Tiroteos multitudinarios

5929

Otra utopía futurista que se hunde en mitad de una orgía de balas. Los autores de Enemy Territory presentan un juego de acción orientado al multijugador, donde el ritmo trepidante está servido desde el primer minuto.

De la mano de Bethesda y Splash Damage (los autores de la serie Enemy Territory) llega un lanzamiento de disparos en primera persona con ciertas pretensiones, tanto argumentales como jugables. Una apuesta inicialmente diferente para un fatigado género que cada día cuenta con más títulos en su haber.

Llamando a la revolución

La historia de Brink, uno de sus mayores atractivos, todo sea dicho, se ambienta en Ark. ¿Y qué es este lugar? Pues una isla levantada con la intención de convertirse en un paraíso utópico para la humanidad. Pero claro, para que un juego de acción sea tal, la cosa no podía salir bien. En un futuro en el que el nivel de los mares ha complicado la vida en la Tierra, Ark está dividido en dos: el gobierno de turno y un frente revolucionario que intenta conseguir un cambio de aires. Tú eliges a qué bando quieres pertenecer.

Porque lo primero en Brink pasa por elegir bando. Una vez hecho esto, el juego cuenta con una campaña individual (bueno, dos, una por grupo) dividida en misiones. Sobra decir que dicha campaña puede jugarse tanto en solitario como de manera cooperativa. Y dada la naturaleza multijugador con la que se ha planteado la aventura, mejor optar por lo segundo.

Acción a quemarropa

Cada una de las misiones de la que se componen las campañas son bastante similares a las vistas en otros juegos de acción similares. Es decir, que durante las mismas tenemos que eliminar enemigos, proteger personajes importantes y realizar tareas por el estilo. Nada nuevo, pero estos alicientes nos sirven para disparar a diestro y siniestro contra un objetivo.

Porque, en realidad, ese es el fin último del juego: la acción pura y dura. Una jugabilidad rápida y sin remilgos que se fundamenta en ciertas características importantes: poder elegir entre cuatro tipo de soldados distintos, disponer de libertad a la hora de marcar nuestras tareas y, como cada día es más habitual dentro del género, contar con un sistema se experiencia que nos permite ir mejorando la capacidad de nuestros personajes con el paso de las horas.

Así pues, Brink es un lanzamiento con sus propias cualidades, que lo diferencian de la infinidad de juegos de acción que existen en el mercado. Eso sí, conviene insistir en que se trata de un título pensado para disfrutar con amigos, más teniendo en cuenta que la inteligencia artificial de los personajes no es que sobresalga demasiado…

Publicaciones relacionadas

Cerrar