Disparos con estilo

Bulletstorm pasó bastante desapercibido en su día y el bajo número de ventas que tuvo fue un claro reflejo de dicha situación. A pesar de eso supo proponer un shooter diferente, en el que la locura y la diversión eran los principales protagonistas. Bulletstorm: Full Clip Edition es la edición remasterizada del trabajo original de People Can Fly, que además en esta ocasión ha incluido al mítico Duke Nukem en la campaña del juego.

14094

El desarrollo de Bulletstorm por parte de People Can Fly supuso una puesta en escena importante para los fans de Gears of War por dos razones: La primera es que cuando el juego salió a la venta incluía el código de acceso a la beta cerrada de Gears of War 3, título que saldría a la venta un año más tarde. En segundo lugar, unos años más tarde Epic Games y People Can Fly unieron sus fuerzas para presentar y desarrollar Gears of War: Judgment. Además este estudio es conocido por haber originado la serie Painkiller.

Bulletstorm pasó bastante desapercibido para muchos en su día y por eso se ha decidido darle una segunda oportunidad en la actual generación. Bulletstorm: Full Clip Edition es la edición remasterizada del lanzamiento originario de 2011 para Xbox 360, PlayStation 3 y PC, que en esta ocasión aterriza en PlayStation 4, Xbox One y ordenadores.

A grandes rasgos Bulletstorm: Full Clip Edition nos presenta el mismo juego que ya hemos podido probar años atrás, con su correspondiente adaptación en términos de gráficos, así como un añadido que puede llamar bastante la atención, Duke Nukem está presente dentro del juego. En cualquier caso primero toca recordar las características y la historia original de este interesante título y más tarde nos centraremos en hablar de Duke Nukem. Si no lo pudiste disfrutar en su día, ahora tienes una nueva oportunidad de catarlo.

El protagonista del juego es Grayson Hunt, un personaje ansioso de venganza ante el General Sarrano, quien le ha encomendado cantidad de trabajos sucios a él y su equipo sin haberles mostrado la verdadera situación en cada uno de esos casos. Tal y como el juego avisa antes de empezar a jugar, el lenguaje obsceno y la sangre son dos de los pilares de la acción que nos presentan.

Nos encontramos ante un shooter en primera persona lleno de acción, locura, palabrotas y ante todo mucha diversión. Aunque en términos jugables el título no inventa nada, su puesta en escena es bastante rápida, llamativa y desenfadada. Las ventas del juego en su lanzamiento no fueron ni mucho menos destacables y debido a eso parece que nunca veremos su segunda parte. A pesar de bajo número de ventas, volvemos a encontramos ante un título más que interesante, que aunque tiene muchas cosas que mejorar, tiene una idea clara: divertir y entretener.

El peso de su desarrollo recae sobre una jugabilidad mucho menos seria que en otros juegos del género, ya que una de las características que se ofrece es lograr matar a los enemigos de un montón de formas posibles. Para lograrlo podemos encadenar una matanza de enemigos inigualable y en la que ninguno de ellos caiga derrotado de la misma forma. Gracias a la unión del diferente armamento que vamos consiguiendo y los elementos del escenario, podemos descubrir muchas maneras diferentes de lograrlo.

La base de la jugabilidad es similar a la de otros shooters ya que tenemos la posibilidad de cambiar entre diferentes armas, así como podemos golpear cuerpo a cuerpo a los enemigos cercanos. Pero hay que sumar un utensilio bastante importante, un látigo-gancho con el que podemos interactuar con los elementos del escenario, así como agarrar o lanzar a los enemigos hacia múltiples muertes.

Además del modo historia está la posibilidad de disfrutar de los Flash-back, que no son otra cosa que las mismas misiones de la historia, pero en esta ocasión con objetivos de puntuación, así como con la presencia de retos especiales como no utilizar armas de fuego o el látigo, entre otros. Por otro lado está el modo multijugador en el que se presenta un modo horda para hasta cuatro jugadores.

Tal y como hemos comenzado contando, una de las novedades de esta versión remasterizada es que se incluye a Duke Nukem, personaje que en la actualidad es propiedad de People Can Fly. Este añadido supone más que un simple cambio de skin, ya que los diálogos de la historia se han adaptado al personaje, incluyendo su voz original y algunas nuevas escenas. Eso sí, este añadido no viene incluido como tal en el juego y se trata de un añadido ofertado por la reserva del juego o bien hay que comprarlo por separado.

Desgraciadamente ahí no acaban las pegas sobre la distribución del conjunto del juego, ya que además de que la campaña de Duke Nukem es un extra de reserva, en España solo se puede comprar el título en formato digital. El precio de esta remasterización es casi la de un título nuevo, por lo que esto puede echar atrás a muchos jugadores que estén interesados en el mismo. Desde luego no han encontrado la forma efectiva para buscar esas ventas que no recibieron en su día, por lo que pensar en una segunda entrega quedará como un sueño de sus fans.

El rendimiento de la remasterización es bastante notable y los tirones que ofrecía en ocasiones su versión original son casi inexistentes en esta ocasión. A pesar de que Bulletstorm: Full Clip funciona a 1080p (4K en PlayStation 4 Pro y PC) y 60fps, hay ocasiones en las que da la sensación que la adaptación muestra algunos escenarios con un peor acabado que en el título original. Esta impresión cambia por completo cuando nos encontramos con escenarios o puestas en escena que se ven realmente bien.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Tenemos ante nosotros la remasterización de un shooter muy frenético y entretenido. La cantidad de opciones que ofrece a la hora de matar enemigos lo hace muy divertido.

Gráficos: Se podría decir que la mejora en este apartado es la única diferencia respecto a la edición original. Aún así el salto no es tan notable como en otras remasterizaciones.

Duración: Disfrutar de la campaña y conseguir sus coleccionables puede llevar unas 10-12 horas, aunque luego además están los desafíos ofrecidos por los Flash-back y el modo multijugador.

Sonido: Vuelve a estar presente el doblaje al castellano de la versión original y la campaña de Duke Nukem cuenta con la propia voz del personaje. Los disparos y las explosiones componen el resto de este apartado.

Conclusión: Si lo jugaste en su día quizás no tengas demasiados factores a favor de comprarlo y más teniendo en cuenta el alto precio que tiene fijado. Por el contrario, si no lo has podido disfrutar antes tienes ante ti un gran juego que en su día paso bastante desapercibido. Bulletstorm: Full Clip Edition es un shooter muy frenético y divertido.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Gears of War: Judgment
Bulletstorm

La campaña de Duke Nukem es un extra de reserva, pero también se puede adquirir por separado

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar