Vuelve el chico caja

Bye-Bye BoxBoy! nos presenta una aventura más de Qbby, un curioso personaje de Nintendo que quizás muchos no conozcáis aún. Esta es la tercera entrega protagonizada por el ser con forma de caja, y una vez más nos vuelve a proponer una historia llena de puzles y plataformas. Te contamos todo sobre el título exclusivo de la eShop de Nintendo 3DS en este análisis.

14401

Qbby quizás no sea uno de los personajes más conocidos de Nintendo o uno de los que más publicidad obtiene por parte de la compañía japonesa, pero en los últimos años nos ha presentado dos aventuras llenas de puzles y ahora hace lo mismo con la tercera parte. Bye-Bye BoxBoy! es el último título de esta peculiar serie que se caracteriza por u apartado visual en blanco y negro así como por presentar un protagonista con forma de cuadrado.

Esta nueva entrega, al igual que las anteriores, es exclusiva de la eShop de 3DS, ya que en Europa no disponen de versión física. Sin lugar a dudas se trata de un título bastante interesante y al que todo fan de las plataformas y los puzles le debería echar el guante, más aún teniendo en cuenta que solo cuesta 4,99 euros. A continuación te contamos todo lo que nos ofrece Bye-Bye BoxBoy!.

Qbby vuelve a la carga, el cuadrangular personaje creado por HAL Laboratory (sí, los padres de Kirby) regresa en la que a priori tiene la pinta de ser su última aventura. Bye-Bye BoxBoy! es la tercera entrega de puzles protagonizada por singular personaje que en esta ocasión no duda en subirse a una nave espacial y acudir con los Qbabies a explorar otros mundos. Una vez más la historia no es el gran fuerte del juego, pero sí sus puzles que nos van a hacer rompernos el coco en más de una ocasión, más si buscamos completar cada nivel al 100%.

En términos generales es un juego bastante continuista y volvemos a encontrarnos con niveles sencillos en cuanto a estética, que no en planteamiento. Sí es verdad que al principio los primeros mundos no suponen dificultad alguna, pero más tarde todo empieza a complicarse y a poner retos algo mayores, aunque no imposibles. Por si alguien no ha jugado a los títulos anteriores de la serie debe saber que Qbby tiene el poder de crear cajas, las mismas que utiliza para superar los niveles que el juego nos presenta. Con las cajas creadas puede acceder a superficies altas o alejadas o incluso activar mecanismos o protegerse de trampas.

Pero si hay algo que realmente ha cambiado en el tercer juego de Qbby es el modo de superar algunos puzles gracias a los nuevos poderes, así como tener que ayudar a los Qbabies a superar los obstáculos que nos encontramos. En esta ocasión el protagonista además de poder crear cajas va consiguiendo una serie de interesantes habilidades como teletransportarse, hacer volar las cajas con un cohete o explotar las cajas para derribar obstáculos que nos evitan el avance. Sin lugar a dudas se trata de la mayor novedad que aporta el título, evidentemente acompañado de los nuevos niveles que han sido adaptados a mecánicas como las que han sido incluidas.

Encontramos más de 180 niveles, que como viene siendo costumbre están caracterizados por encontrarse en blanco y negro, aunque en esta ocasión encontramos más dosis de color ya que los planetas que visitamos tienen muchas más tonalidades. Además de los niveles divididos en varios mundos también encontramos una serie de retos espaciales que nos hacen completar fases con condiciones especiales como por ejemplo puede ser sin saltar, utilizando un número determinado de cajas o sin lanzar estas, entre otros.

Como viene siendo costumbre a lo largo de los niveles nos topamos con una serie de coronas que funcionan a modo de objetos coleccionables. Para poder recoger las mismas tenemos que llegar hasta ellas habiendo fabricado una cantidad de cajas menor a la marcada. De lo contrario podemos seguir avanzando en el nivel, pero no podemos obtener el coleccionable. Además de las coronas están las medallas, las cuales ganamos cada vez que superamos un nivel. Con las medallas podemos adquirir nuevos elementos personalizables, como por ejemplo atuendos de lo más variopintos.

Si anteriormente has jugado a BoxBoy! o BoxBoxBoy! puedes transferir algunos de los elementos de personalización que habías conseguido en los juegos anteriores. Aunque Nintendo confirmó que en caso de no poseer dichos títulos, todos esos elementos los puedes obtener igualmente jugando a esta última entrega.

Si queremos desbloquear diseños de personaje especiales podemos hacer uso de los Amiibo de Kirby: Planet Robobot. De esta forma tenemos acceso a diseños basados en personajes como el del propio Kirby, Rey Dedede, Meta Knight o Waddle Dee. Además en Japón ha salido una edición física del juego que incluye las tres entregas de BosBoy, así como un Amiibo de Qbby y la banda sonora del juego, aunque por desgracia parece que esta no saldrá del país nipón.

Bye-Bye BoxBoy! es un título exclusivo de la eShop de Nintendo 3DS, por lo que solo puede adquirirse en formato digital. Pero sin lugar a dudas esto tiene un gran aliciente, su precio, tan solo cuesta 4,99 euros. Si aún así tienes dudas para adquirirlo tienes una demo en la tienda digital de la portátil para poder probarlo antes de comprarlo. Y si tienes una 2DS no te preocupes, ya que el título no ofrece efecto 3D, por lo que lo puedes disfrutar en igualdad de condiciones.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Mecánicas sencillas, al igual que el resto de términos presentados, para ofrecer una experiencia gratificante y divertida.

Gráficos: Si la sencillez prima por doquier en este juego, el apartado gráfico es un claro ejemplo de ello. El título está desarrollado en blanco y negro, al igual que los anteriores, aunque en este caso también se han utilizado otros colores para representar los diferentes mundos.

Sonido: La banda sonora tampoco rompe con lo que ya hemos podido escuchar en las anteriores entregas y los temas creados para la ocasión vuelven a casar perfectamente con lo que la aventura requiere.

Duración: La relación duración-precio es más que buena. Bye-Bye BoxBoy! ofrece más de 180 niveles de puzles y plataformas. Una compra obligatorio para todo poseedor de Nintendo 3DS que disfrute con títulos de tales características.

Conclusión: Un título de puzles bastante continuista respecto a lo presentado en las dos anteriores entregas, aunque te gustará si disfrutaste previamente con BoxBoy! y BoxBoxBoy!. Su sencillez es algo que lo hace grande, ya que demuestra que no se requieren grandes apartados técnicos para presentar una jugabilidad y unas mecánicas de juego adictivas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Kirby: Triple Deluxe
Kirby: Planet Robobot

En Japón ha llegado una versión física que incluye las tres entregas, pero no hay noticias sobre su lanzamiento en Europa.

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar