Análisis de Call of Cthulhu – ¡Ven y enloquece, ahora que él nos llama con misericordia!

Call of Cthulhu

Call of Cthulhu, Aventura

Género: 

Aventura

Plataformas: 

PS4
Publicado por el

¿Alguna vez deseaste saber qué se siente al vivir dentro de una de las obras de H.P. Lovecraft? Ahora es posible.

Introducción

Como ya os contamos en las primeras impresiones jugables, Call of Cthulhu sale hoy mismo a la venta para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Los fans de Howard Phillips Lovecraft, y de las aventuras narrativas de terror, están de enhorabuena. La llamada de Cthulhu, publicada en 1928, es una de las obras más emblemáticas del terrorífico escritor estadounidense, por no hablar del propio personaje de Cthulhu, quien ha sido considerado un icono demoníaco, ¿os suena la carta C'thun de Hearthstone? Y es que no solo Blizzard se ha inspirado en este monstruo de largos tentáculos, otros videojuegos como Alone in the Dark, Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth o incluso Bloodborne, de FromSoftware han bebido de la obra de Lovecraft convirtiéndola en todo un referente para el terror audiovisual.

Los encargados de dar forma a este proyecto son los franceses Cyanide Studio, creadores de Styx, Space Hulk o el RPG de Juego de Tronos entre otros títulos. Para la creación de Call of Cthulhu, se inspiraron también en el juego de tablero homónimo de Chaosium. Sin embargo, en sus inicios fue el estudio ucraniano Frogwares, quien se encargaba del desarrollo hasta que finalmente cambió de compañía. Esto ha dado lugar a que el estudio que inició el proyecto comience a desarrollar otro juego bastante similar llamado The Sinking City, inspirado también en la obra de Lovecraft, que llegará a PC y consolas a lo largo de 2019.

Análisis

-¡Si estoy loco, es una suerte! ¡Que los dioses tengan piedad del hombre que, en su insensibilidad, permanece sano hasta su espantoso fin! ¡Ven y enloquece, ahora que él nos llama con misericordia! 

El Templo - H.P. Lovecraft

Call of Cthulhu nos hace vivir en primera persona lo que siente al estar dentro de la narrativa de Lovecraft. Todos los temas presentes en su obra están vivos de una forma u otra a lo largo del juego, estos son: el conocimiento prohibido; la culpa; el destino; la influencia no-humana en la humanidad; la amenaza a la civilización; la religión; el racismo y elitismo; y la ciencia. También encontramos la conocida lengua R'lyeh tan querida por los fans de Cthulhu y que puede llegar a parecer que alguien le ha asestado un golpe desafortunado al teclado.

Nos introduciremos en la piel de Edward Pierce, un detective que investiga la trágica muerte de Sarah Hawkins y que debe viajar a la isla Darkwater, situada en la costa de Boston. Caminando en sus zapatos y con una perspectiva de primera persona, tendremos que resolver los misterios que rodean el lugar para cumplir con nuestro encargo, eso sí, sin perder la cordura. Es inevitable ver cierta similitud entre Edward y otros detectives (de destacada dejadez) que protagonizan emblemáticos videojuegos como Bigby de The Wolf Among Us o Booker DeWitt de BioShock Infinite.

Con un motor Unreal Engine 4, el juego logra funcionar en ordenadores de bajo rendimiento sin perder calidad gráfica y representando fielmente la atmósfera que envuelve a los relatos de Lovecraft. Además, en PC es compatible con el formato 21:9 y se mueve a más imágenes por segundo que en consolas. Esto permite, en ocasiones, sentir auténtico agobio en algunas situaciones: la falta de visibilidad; el movimiento acelerado de la cámara; la niebla; la música tensa... todos estos elementos se unen para cumplir su cometido.

Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah'nagl fhtagn

A medida que avanza, vemos múltiples referencias hacia La llamada de Cthulhu con textos completamente en castellano y voces, muy cuidadas, en inglés. El juego pondrá a prueba nuestros nervios y la cordura del protagonista como ya lo hicieron otros títulos como Amnesia.

Esta aventura gráfica de Cyanide Studio está carente de acción y repleta de exploración acompañada de conversaciones y diálogos con múltiples opciones. El sistema de juego mezcla elementos de los RPG junto con el juego de tablero de Chaosium. Esto se ve reflejado en el sistema de mejora de estadísticas que desbloquean diálogos adicionales en las conversaciones (tal y como ocurría en Mass Effect): Fuerza, para abrir mecanismos, o luchar; Elocuencia, para manipular a otros sujetos; Lugar Oculto, que nos ayuda a encontrar objetos escondidos; Psicología, para entender mejor a la gente; Ocultismo, nos ayuda a conocer mejor los mitos y a utilizar artefactos con poder antiguo; Medicina, que nos aporta dotes médicos; y por último, Investigación, que nos ayuda a entender mejor los hechos pasados.

Sin embargo, el despliegue de estadísticas mejorables no se corresponde con la necesidad que tendremos de usarlas, ya que son contadas las ocasiones en las que tendremos que hacer uso de algunas de ellas, al igual que ciertas consecuencias derivadas de las elecciones que tomamos con los diálogos. A veces tan solo sirven para desbloquear una conversación, en este sentido recuerda un poco a Life is Strange. Bien es cierto que dejarnos seducir por la cordura o mantenernos lúcidos nos permitirán disfrutar la historia de formas distintas, presentando así ciertos elementos de rejugabilidad bastante valorables.

La historia, como ya os contamos en las primeras impresiones, es bastante lineal a pesar de las múltiples ramificaciones que presentan los diálogos. Está dividida en niveles o escenarios pequeños en los que el protagonista va alternando para buscar las pistas, despojando así al juego de la característica de mundo abierto con la que fue anunciado.

El terror que el juego infunde es psicológico, no pretende asustarte, sino introducirte en una atmósfera confusa y plagada de elementos que siembran la discordia en la mente del jugador: animales muertos; voces incomprensibles; poca visibilidad; sonidos incoherentes... Un cúmulo de sensaciones que nos llevan hasta el punto de cuestionarnos si lo que vemos es real o fruto de nuestra locura.

La duración del juego depende de cara jugador. Los elementos de rejugabilidad pueden ofrecernos unas 10-15 horas por partida, con posibilidad de guardar distintas partidas y comprobar "qué hubiera pasado si...".

En cuanto al aspecto gráfico, se trata de un juego muy cuidado que denota pasión por la obra de Lovecraft. A pesar de no tener unos gráficos de última generación, este título es capaz de inducirnos al terror gracias a los elementos con los que juega. Las cinemáticas y la música están muy cuidadas, aunque no podemos esperar la calidad de un juego de alto presupuesto.

Conclusiones

Call of Cthulhu es una historia que hará a todos los fans de H.P. Lovecraft, y a aquellos que aman las aventuras gráficas o el terror, disfrutar de cada minuto de juego. El título llega a tiempo justo para el fin de semana más terrorífico del año, y es que hoy 30 de octubre ha salido a la venta para PC, PlayStation 4 y Xbox One.

La mitología demoníaca del escritor estadounidense llega a nuestras pantallas y nos reta a vivirla desde nuestra propia perspectiva. Lo que más nos ha gustado ha sido el amplio abanico de sensaciones que este título es capaz de llegar a provocar. Nos invita a superar nuestros miedos para poder alcanzar nuestros objetivos o dejarnos seducir por él para apreciar de una forma totalmente distinta la historia.

Se trata, una vez más, de la fusión entre literatura y videojuegos que abre las puertas a una nueva dimensión narrativa. Ahora toca dirigir la mirada hacia The Sinking City, el juego que también estará inspirado en La llamada de Cthulhu y que rivalizará directamente con el título de Cyanide Studio.

¿Contestaréis la llamada del Antiguo?

 

* Comprar Call of Cthulhu para PS4 | Xbox One | PC

Marina Martínez