El arma definitiva

7409

Intenso, cañero y tan divertido como siempre. Call of Duty vuelve a la carga..

Cada año, el lanzamiento de una nueva entrega de la serie Call of Duty es todo un acontecimiento. Pero esta vez el reto era aún mayor: crear una aventura tan potente como de costumbre, y también evitar la fatiga que suelen acusar las grandes sagas. ¿Lo ha conseguido realmente Treyarch? Sigue leyendo para descubrirlo.

Black Ops 2 es, sin duda, una secuela muy completa que demuestra la veteranía y calidad de esta millonaria serie de acción. Como experiencia, hay que reconocer que estamos ante una de las entregas más completas y cuidadas de toda la saga. Puede que no hablemos de un título muy innovador, pero sí con los suficientes añadidos como para resultar sobresaliente.

Pero empecemos por el principio, el argumento.

El juego cuenta con un guión bastante ambicioso y, por lo general, bien llevado. La historia da saltos en el tiempo (nada más y nada menos que cuarenta años), para contar la lucha entre Alex y David Mason contra Raúl Menéndez. Este último es un peligroso enemigo al que pone voz el actor Jordi Moyá y que tiene la intención de destruir la paz en el mundo. La poca que queda, claro.

Hay que decir que el argumento de Black Ops 2 está correctamente hilado, pese a sus grandes tópicos. También los personajes tienen más carisma de los que es habitual en el género de los shooters, destacando sobre todo la presencia del villano, Menéndez, con un perfil psicológico complejo e interesante.

Existen algunos momentos mejores que otros, pero por lo general el trabajo del guionista de Batman, David S. Goyer, cumple con creces.

Pero si algo importa en cualquier Call of Duty, eso es su jugabilidad. Black Ops 2 mantiene el estilo intenso, directo y muy guiado de siempre. Es decir, que nos encontramos ante un lanzamiento que, salvo por algún matiz, resulta bastante continuista. ¿Es esto bueno o malo? Eso lo dejamos al juicio de cada usuario.

Lo que sí es cierto es que, en algunos momentos de la campaña, encontramos escenarios más grandes, así como un desarrollo que varía en función a nuestras decisiones. No es como un juego de rol, está claro, pero sí podemos encontrar distintos finales y alguna que otra escena diferente en función a nuestros actos en la partida.

 

 

Sobra decir que estas opciones pueden ser un aliciente para volver a jugar la campaña principal una vez terminada. Esta dura alrededor de seis o siete horas, dependiendo del nivel de dificultad que decidamos escoger. Pueden parecer pocas, pero lo cierto es que son muy cañeras mientras duran. Vamos, lo de siempre.

¿Y qué ocurre con el supuesto desarrollo más abierto que anunciaban los desarrolladores del juego? Pues que existe, pero solo en algunos momentos puntuales. Black Ops 2 sigue siendo un título muy pasillero. Solo en algunas ocasiones encontramos cierta diversificación de caminos o unos entornos más amplios a la hora de eliminar un gran número de enemigos. Quizás en este sentido sí se dé una cierta sensación de libertad, pero más estética que jugable.

Durante el juego, también encontramos algunas novedades puntuales, en forma de gadgets tecnológicos, armas y robots. Es decir, que contamos con camuflaje óptico, podemos controlar dispositivos avanzados e incluso piratear torretas. Tal y como decían los propios responsables del juego, estos añadidos no cambian la experiencia final del juego, que sigue siendo cien por cien Call of Duty, pero sí le dan una apariencia algo distinta.

También hay que dejar claro que, pese a que su mecánica no cambia demasiado con respecto a entregas anteriores y sigue abusando de los momentos guiados, Black Ops 2 es un título sumamente divertido, variado y que incluso se permite algún que otro toque distinto con las llamadas misiones Strikes Force. Durante estas tenemos que rescatar objetivos, defenderlos de los enemigos y cosas por el estilo.

Lo mismo sucede con el multijugador. Una vez más encontramos aquí gran parte del interés del juego. Treyarch ha optado por mantener la misma línea continuista del resto del juego, aunque fomentando el trabajo en equipo y no solo el número de muertes. ¿Cómo? Pues haciendo especial hincapié en todo tipo de bonificaciones, más allá de cuántas víctimas logremos sumar.

Por lo demás, se trata de una experiencia progresiva (hasta cincuenta y cinco niveles), para hasta dieciocho jugadores y altamente personalizable. En este sentido, no solo encontramos especializaciones de clase más profundas, sino también un sistema llamado “Pick 10”, con el que podemos equipar a conciencia a nuestro personaje.

 

 

A todo esto, sumadle un gran abanico de modos (Capturar la Bandera, Duelo por Equipos, Punto Caliente, etc.) y os quedará uno de los multijugadores más potentes del año.

Por su parte, y tal y como Actisivion se ha esforzado en dejarnos claro, los zombis han ganado gran importancia en esta nueva entrega, contando con su propia campaña. En realidad podemos llevar a cabo diferentes modos, que pasan desde la supervivencia pura y dura hasta un viajer en el que eliminar a todo muerto viviente que se nos ponga por delante mientras viajamos en un singular autobús.

Gráficamente, Black Ops 2 sigue manteniendo dignamente el tipo, incluso en los tiempos que corren. Todo aprueba con nota: los escenarios, el motor del juego, la iluminación, las animaciones de los personajes, etc., aunque bien es cierto que tampoco nos encontramos ante ninguna revolución tecnológica. Algunos aspectos, como la inteligencia artificial de los enemigos, quizás empiecen a necesitar una revisión. En cualquier caso, hablamos de un juego llamativo, que entra indudablemente por los ojos.

Nada que reprochar en el sonido, con un doblaje excepcional y una banda sonora a la altura de las circunstancias.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: La misma de siempre: intensa y divertida. Puro Call of Duty.  

Gráficos: Se trata de un juego vistoso, aunque ya no sea revolucionario.

Sonido: El doblaje y la banda sonora tienen un nivel excepcional.   

Duración: Mayor que de costumbre. La campaña dura unas siete horas, pero hay muchas más en el multijugador.

Conclusión

Black Ops 2 se confirma como uno de los juegos de acción bélica más trepidantes y completos de finales de año. Una aventura que, sin innovar demasiado, sigue ofreciendo un desarrollo muy adictivo, un potente multijugador y toda la esencia de la saga.

————————————————————————————————————————————-

– Juegos relacionados

Call of Duty, la saga

Si te ha gustado te gustará

Battlefield 3

– No te quedes solo en el juego

PelículaLa chaqueta metálica de Stanley Kubrick

NovelaLas horas distantes de Kate Morton

CanciónSoldiers under command de Stryper

Publicaciones relacionadas

Cerrar