De tal palo, tal astilla

9990

Cada año por estas fechas los aficionados a los FPS tienen una cita a la que acudir, ya que la nueva entrega de Call of Duty llega a las tiendas. Esta nueva entrega de la saga, la que sería la número diez, promete una evolución tanto en el modo campaña, con una historia más emocionante y espectacular, como en el multijugador, con la adición de nuevas modalidades. Además, Call of Duty: Ghosts estrenará la nueva generación con el juego que se lanzará con la salida de Playstation 4 y Xbox One. Veamos si supone ese cambio que todos esperábamos.

Call of Duty es la franquicia más rentable de Activision, ya que gracias a los millones de seguidores con los que cuenta, y con cada entrega está en boca de todos, en parte porque la acusan de ser muy continuista y de innovar los suficiente en la saga. Por esa razón, Infinity Ward, que son los encargados de desarrollar esta entrega, han puesto especial hincapié en dotar a su nuevo título de una historia realmente trabajada y un multijugador que enganche. 

Para elaborar el guión del modo campaña Infinity Ward seleccionó a Stephen Gaghan, ganador de un Oscar por Traffic, una película protagonizada por Michael Douglas y Benicio del Toro. El argumento del juego nos sitúa en un futuro distópico en el que Estados Unidos está siendo invadido por la Federación, una alianza de países sudamericanos infravalorados por la que era la primera potencia del mundo, tras un ataque a gran escala al satélite armamentístico espacial estadounidense Odín, diez años atrás. Para poder iniciar una recuperación que les permita poner fin a la invasión, EE.UU confía su destino al escuadrón Ghosts, formado por los mejores hombres del ejército estadounidense.

En medio de la guerra se encuentran Hesh y Logan, los protagonistas de la historia, dos hermanos militares e hijos del Capitán Elías Walker que son enviados a tierra de nadie como encubiertos. En esta misión su camino se cruza con el de los Ghosts, el cual pensaban que solo eran leyendas inventadas por su padre, y junto a ellos se embarcaran en diferentes misiones para repeler a las fuerzas invasoras e impedir que Rorke, un compañero que creían caído, mate uno a uno a los Ghosts.

Dicho argumento da lugar a una gran variedad de situaciones en las que nos podremos encontrar de todo. En muchas de ellas se opta por la espectacularidad agregando explosiones por doquier, aunque también tendremos momentos en los que se intenta mostrar el lado más humano de la guerra, profundizando en las relaciones del equipo, y algún que otro giro de guión al nivel de las superproducciones de Hollywood

Pese a los esfuerzos, el argumento no resulta muy novedoso, ya que es una historia que se ha contado infinidad de veces en el cine o en otros videojuegos, pero conjuntamente da un buen resultado, y nos encontramos con un modo campaña atrayente pero no absorbente, que no resulta aburrido en ningún momento gracias a esa variedad de situaciones que vienen dadas por las misiones.

El modo campaña está compuesto por dieciocho misiones, y cada una de ellas nos llevara a una localización diferente, repartidas por lo ancho y largo del planeta, visitando lugares como una selva tropical, un edificio de oficinas en plena ciudad, una estación petrolífera, una fabrica aeroespacial, las profundidades oceánicas, o el espacio exterior, siendo estás dos últimas las que más novedad aportan gracias a la verticalidad del movimiento y los tiroteos. Aunque son un gran número de misiones, la duración de cada una de ellas es corta, y no tardaremos más de veinte minutos en completarlas, menos si nuestra pericia con las armas es alta, haciendo que toda la campaña no dure más de 6 horas, cantidad insuficiente para aquellos jugadores que no les gusta centrarse en el modo multijugador.

Como novedad jugable introducida en la Campaña tenemos a Riley, un perro pastor alemán que acompaña a los hermanos Walker desde el principio de la aventura. Con Riley seremos capaces de acabar con enemigos a los que no somos capaces de apuntar porque están tras una cobertura, o simplemente para que nos lo quite del medio, tan solo dándole la orden apretando el gatillo izquierdo del mando. En determinadas ocasiones pasaremos a controlarlo gracias a una cámara que lleva en el lomo, con la que investigaremos alguna base enemiga mientras los protagonistas dan un rodeo para no meterse en la boca del lobo. Desgraciadamente, Riley tiene un papel casi anecdótico en Call of Duty: Ghosts, ya que en gran parte de la historia estará ausente por motivos desconocidos, quizás se le debiera haber dado más protagonismo, o utilidades en combate.

Es en la vertiente multijugador donde se concentran la mayoría de las horas de juego que pasa el jugador habitual de Call of Duty. La mayor novedad con la que contamos cuando nos disponemos a jugar en línea es la personalización de nuestro personaje, contando con 20.000 posibilidades, siempre y cuando las hayamos desbloqueado antes. Por primera vez, podremos escoger el sexo de nuestro soldado, así como su color de piel, o vestimenta. Luego, podremos seleccionar las armas de las que dispondremos, según la clase y el estilo de combate que nos guste jugar, a estas armas podremos equiparlas con accesorios.

Para dejar a punto nuestro personaje antes de lanzarnos a la batalla, podremos elegir las habilidades de nuestro personaje distribuyendo 8 puntos que tendremos disponibles. Según la importancia que tenga la habilidad consumirá más o menos puntos, consiguiendo así una configuración equilibrada a nuestro gusto, tal y como ocurre en algunos juegos de rol online. También podremos seleccionar las bonificaciones que obtendremos por rachas de bajas, siendo la más asequible la ayuda de nuestro compañero canino, pues con tan solo 5 bajas obtendremos su compañía, que decanta la balanza del juego muy a favor del que lo use, ya que es muy difícil de acertar, ver y esquivar, además de que con tan solo un mordisco que nos dé, estaremos muertos.

A nuestra disposición hay una gran variedad de modos de juego con los que liarnos a tiros con gente de todo el mundo, en este sentido no se ha avanzado mucho, y encontramos casi los mismos modos que en otras entregas, siendo el modo Blitz uno de los más novedosos, donde se unen el combate entre equipos con el deporte. En el mapa habrá dos zonas correspondientes a cada equipo, y el objetivo es llegar a la zona del equipo contrario para marcar un tanto. Resulta ganadora la formación que más tantos haya obtenido. Otro de los modos más atractivos y frenéticos es Cranked, donde tras conseguir una baja, tendremos un tiempo limitado hasta conseguir la siguiente, si no lo conseguimos, nuestro soldado muere. Hunted también es muy divertido, ya que empezamos con una pistola y deberemos ir buscando armas y ayudas por el mapa, para que la probabilidad de conseguir bajas aumente, recordando en cierta manera a "Los juegos del hambre". El resto de modos disponibles se antojan un poco genéricos, donde dispondremos del clásico todos contra todos, duelos por equipos, etc.

Para poder disputar estas guerras a través de internet, Infinity Ward ha creado trece mapas diferentes, que varían en aspecto y tamaño, pero en algunos de ellos quizás el terreno sea excesivamente grande. Esto supone un problema al jugar, porque en más de una ocasión nos encontraremos vagando por dicho mapa sin cruzarnos con nadie, pasando la mayor tiempo de juego dando vueltas, sobre todo si todos los modos de juego tienen como máximo doce jugadores.

La principal novedad del multijugador de Call of Duty Ghosts es su modo Extinción, que bebe principalmente del modo zombis que disponían las entregas anteriores de la saga, solo que esta vez nos deberemos enfrentar a alienígenas venidos de los confines más remotos de la galaxia. Nuestra misión principal será ir recolectando tecnología alienígena de los nidos que pueblan el mapa, y mientras tanto deberemos lidiar con los enemigos que nos salgan al paso.

Nos encontraremos pues en una especie de modo horda, donde a medida que vayamos avanzando la cantidad de enemigos y la dificultad que supone acabar con ellos irá en aumento, suponiendo un desafío cada vez mayor. Con cada alienígena con el que acabemos iremos obteniendo puntos, los cuales podremos canjear por armas que nos encontraremos repartidas en algunos rincones, permitiéndonos elevar nuestro arsenal para que sea más sencillo avanzar. Gracias a Extinción podremos aumentar el número de horas que pasaremos con Call of Duty: Ghosts, pero encontrar solo un mapa disponible sabe a poco, sobre todo cuando un modo de este tipo podría dar mucho más de sí.

Gráficamente no nos encontramos ante un título que exprima al máximo la consola en la que corre, ni tampoco supone un paso adelante en la evolución técnica que debería haber sufrido la saga. Call of Duty: Ghosts es bastante continuista en este sentido y hereda los mismos errores de los que pecaban otras entregas, escenarios sin miga y totalmente lineales, siendo en los niveles bajo el agua y en el espacio los que más sorprenden, además cae excesivamente en los scripts, que pueden dar al jugador algún que otro susto. Aun así tendremos un juego más que correcto, con unos efectos de luces muy buenos, y que corre a 60 fps en todo momento y sin ralentizaciones, incluso cuando hay montones de elementos en pantalla.

Álvaro Moral Arce

———————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Cal of Duty: Ghosts es un shooter de los de toda la vida, donde disparar es nuestra principal ocupación. Afortunadamente, con la inclusión de Riley en la campaña, así como la misión subacuática o la espacial, añaden alguna novedad o planteamiento diferente a lo que estamos acostumbrados en la saga, aunque quizás estén algo desaprovechados.

Gráficos: Aunque es un título que cumple en este apartado, no tenemos la sensación de que se haya trabajado mucho en este sentido para despedirse de la actual generación por la puerta grande. Las texturas se sienten algo planas, y en ciertas ocasiones podremos apreciar algunos errores gráficos, como los dientes de sierra, o sombras que aparecen y desaparecen. La iluminación hace que el nivel suba un poco más, ayudando a valorar máspositivamente el conjunto.

Sonido: Contamos con una banda sonora bastante épica, en consonancia con lo que ocurre en pantalla o lo que se va contando en la historia, si bien no destaca enormemente, tampoco molesta en ningún momento. El juego está totalmente doblado al castellano, con un nivel de doblaje bastante alto, aunque en ocasiones chirria en la entonación de la frase de algún personaje, que no se corresponden, y la peculiaridad que entre los hermanos protagonistas se traten de usted. Como nombre reconocido en el cine español, el doblaje cuenta con Elena Anaya, que aunque en los eventos de presentación ha tenido mucho protagonismo, lamentablemente su papel no destaca demasiado dentro del juego.

Duración: Estamos ante un titulo que se queda algo corto en su modo Campaña, tan solo tardaremos unas 6 horas en completarla, quizás esa duración habría podido ser mayor si las misiones hubiesen sido algo más largas. El modo multijugador añade muchas horas de duración a Call of Duty: Ghosts, gracias a su modo Extinción y todas las modalidades con las que cuenta, sobre todo si queremos llevar a nuestro personaje al rango más alto.

Conclusión

Call of Duty Ghosts es todo lo que se espera de él, pues tendremos una Campaña con un argumento que se presta a la espectacularidad y con el que disfrutaremos más de una vez al enfrentarnos a la Federacion, además de un modo multijugador sin demasiadas novedades, pero con el que pasaremos muchas horas jugando. Quizás algunos jugadores que esperaban un paso adelante en cuanto a jugabilidad y gráficos no encuentren lo que buscan, pero pese a ello, tenemos en las manos un título correcto y que entretiene, sobre todo si te gusta jugar online

———————————————-

Juegos relacionados
 
 
Si te ha gustado te gustará
 
No te quedes solo en el juego
 
  • Una película: Black Hawk Derribado
  • Una serie: Band of Brothers
  • Una canción: Survival. de Eminem

Publicaciones relacionadas

Cerrar