Tras la línea enemiga

La guerra se sigue desarrollando en el presente. Alístate de la mano de Activision e Infinity Ward en el fenómeno bélico más exitoso del mundo de los videojuegos: Call of Duty: Modern Warfare 2.

Call of Duty, y en concreto sus entregas Modern Warfare, son sin duda todo un fenómeno de masas a nivel mundial. Más allá de poder ser considerada una serie de acción con una producción de muy alto nivel, el juego lleva cosechando unas ventas incomparables en los últimos años. ¿El secreto de su éxito? Sigue leyendo…

La cruda realidad

Modern Warfare 2 continúa, como su propio nombre indica, ambientado en la actualidad. De hecho, esta entrega sigue con el argumento que ya conocimos en la última. Y no solo eso, sino que las principales características que ya son frecuentes dentro de la saga se mantienen intactas. Es decir, que el juego sigue apostando por un desarrollo de estilo cinematográfico, vibrante, directo y sorprendente. Todas estas características hacen que Modern Warfare 2 sea un auténtico tiro… al menos durante las aproximadamente siete horas (como mucho) que dura su campaña individual. Una duración tal vez breve, si no tenemos en cuenta los varios niveles de dificultad entre los que se nos permite elegir. Hay que tener en cuenta que los más altos suponen un auténtico reto.

El desarrollo del juego también continúa apostando por una gran variedad de situaciones. A lo largo de los más peligrosos y conflictivos lugares del mundo tenemos que conducir vehículos, eliminar objetivos enemigos, infiltrarnos en territorio rival… Para ello contamos con casi cincuenta armas diferentes, desde las más clásicas hasta las demoledoras granadas o los rifles de francotirador. Un arsenal que sacaría los colores al mismísimo John Rambo.

Por supuesto, el ya mítico multijugador online de la serie sigue siendo uno de sus principales reclamos. En esta ocasión se mantienen todas las modalidades de siempre, pero se ha aumentado el número de mapas disponibles, cuya cifra asciende a dieciséis. La que sí es completamente nueva es la opción Special Ops, en la que tenemos que eliminar a grandes cantidades de enemigos en un tiempo determinado, ya sea solos o con la ayuda de un amigo mediante cooperativo.

Pero en realidad, ya juguemos un modo u otro, la espectacularidad del juego, que prima sobre todo lo demás y en ocasiones nos hace sentir como en mitad de un film de Hollywood se sustenta en un apartado gráfico verdaderamente sólido. Sin duda estamos ante uno de los títulos más avanzados técnicamente de su generación, ofreciendo unos escenarios y personajes totalmente realistas. Además, las explosiones, disparos y demás efectos se suceden sin parar.

A decir verdad, Call of Duty Modern Warfare 2 continúa siendo una auténtica explosión jugable que no decepcionará en absoluto a los amantes de esta bélica serie. No obstante, y ya puestos a pedir, es cierto que algunos detalles como la inteligencia artificial de los rivales son mejorables, así como la ya citada escasa duración del modo de juego principal. Por lo demás, es como estar en una guerra de verdad.

Y por último, los que quieran más pueden descargarse un amplio surtido de DLC que Activision ha puesto al servicio de los incondicionales del título, Así podrán probar nuevas armas, jugar en mapeados inéditos, etc.

Publicaciones relacionadas

Cerrar