Análisis de Call of Duty: WWII – Volvemos a desembarcar en Normandía

 

 

 

El cambio de rumbo de Call of Duty durante los últimos años no gustó a todo el mundo y la temática futurista ha sido aparcada por el momento. Se acabaron los saltos por los aires, las armas que parecen máquinas, correr por las paredes y todas esas características que se han marcado hasta Call of Duty: Infinite Warfare.

Call of Duty: WWII recupera el camino que para muchos no debió perder la serie y lo hace por todo lo grande presentándonos una vez más los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial. De esta forma también se recupera una jugabilidad más clásica y una temática que siempre ha sido todo un referente en la serie.

En la cita además tampoco han faltado el ya exitoso modo multijugador de la serie, así como el modo zombis que ya es una seña de identidad de cada nuevo Call of Duty. De estos dos modos de juego, así como de la propia campaña vamos a hablarte en este análisis.

Ya te avanzamos que a pesar del cambio de ambientación la experiencia ya no resulta tan sorprendente como años atrás. Eso no quiere decir que sus modos de juego no estén a la altura de otros grandes capítulos de la serie o que WWII no sea un buen Call of Duty, pero las novedades incorporadas no resultan demasiado llamativas y no ofrece nada que no hayamos visto antes.

Para muchos la campaña de Call of Duty no supone ningún atractivo respecto al multijugador y al modo zombis, pero la experiencia ofrecida en Call of Duty: WWII sigue los cánones de lo visto en otros juegos basados en el mismo conflicto bélico. La vuelta a los orígenes de la saga le ha sentado bastante bien al modo campaña, aunque el nivel de las historias en los últimos juegos ha sido superior, a pesar de estar basado en conflictos futuristas.

Para afrontar el modo campaña nos ponemos en la piel de Ronald Red Daniels y el Desembarco de Normandía es tan solo uno de los momentos históricos que nos ofrece la historia. En la narración también conocemos a los compañeros de pelotón de nuestro protagonista e incluso vemos como se da mucha más importancia a la relación de los personajes que en otros títulos. En términos generales nos encontramos con un buen nivel en cuanto a la forma de contar los acontecimientos presentados, aunque también encontramos algunas pegas que manchan la experiencia.

A pesar de la espectacularidad que ofrecen los acontecimientos que se dan lugar en la campaña, muchos de esos momentos parecen bastante forzados. Esto es algo que siempre ha pasado en muchos títulos del género pero los actos de heroísmo en algunas ocasiones cortan el ritmo o el realismo que parece querer ofrecer la historia.

Otro factor negativo de la historia es la gran linealidad que ofrece su desarrollo, por lo que no estaría mal que de cara a próximas entregas el estudio encargado se encargue de incluir novedades al respecto que ofrezcan una experiencia más dinámica. Su duración puede cambiar dependiendo del nivel de dificultad seleccionado y la habilidad de cada uno, pero en un caso normal su duración puede rondar en torno a las 5 o 6 horas.

Pero no todo es negativo en la campaña y algo que nos ha llamado la atención desde el primer momento es que ha desaparecido la regeneración de salud automática, de forma que tenemos que gestionar nuestros botiquines para no quedarnos sin salud. Esto ofrece a su vez la posibilidad de interactuar con los miembros de nuestro pelotón para que nos faciliten objetos de recuperación o munición, entre otros tipos de ayudas que se descubren a lo largo de la campaña.

Como no podía ser de otra forma los objetos coleccionables hacen su acto de aparición para así invitar al jugador a explorar cada escenario o en su defecto a volver a jugar la campaña para recoger los que no se han obtenido antes. Además aparecen los momentos heróicos, que no son otra cosa que situaciones estipuladas por la propia narración en las que un compañero de nuestras líneas está siendo atacada por un enemigo, por lo que debemos actuar rápidamente para salvar su vida. Hubiese sido mucho más llamativo que estos momentos fuesen aleatorios, pero siempre están en el mismo lugar, por lo que con recargar el último punto de control podemos obrar correctamente en el caso de haber fallado.

Dejando que cada año el Call of Duty de turno nos pueda ofrecer una campaña mejor o peor, el auténtico protagonista de cada nueva entrega es el modo multijugador. Tomando como base lo mostrado en otros títulos multijugador el equipo de Sledgehammer Games ha decidido introducir el Cuartel General, lo que funciona como punto de encuentro para la comunidad. Aquí podemos aceptar diferentes tipos de retos o misiones temporales que nos brindan conseguir experiencia adicional u otros extras. Pero sin lugar a dudas lo más llamativo son los ya típicos cofres de botín con los que podemos conseguir equipamiento o diferentes objetos decorativos. Eso sí, cabe destacar que la faceta online del título ofrece bastantes atractivos o bonificaciones para invitarte a jugar diariamente, por lo que a la hora de recoger estos regalos cuando están disponibles es muy probable que ya aproveches y lo acompañes de alguna que otra partida.

Las divisiones vienen a ofrecer diferentes clases o funciones que sobre el campo de batalla se pueden traducir en diferentes formas de jugar. A pesar de ser algo totalmente nuevo no encontramos aquí el gran peso que Sledgehammer Games ha querido mostrar desde el anuncio de tal característica. Infantería, Aerotransportada, Blindada, Montaña y Expedicionaria son las divisiones disponibles y cada una de ellas conlleva su propio aumento de niveles con el consecuente desbloqueo de armas, rachas y accesorios. Por supuesto el propio nivel de jugador continúa estando disponible, así como el de cada arma en particular.

En esta ocasión repiten los modos de juego competitivos que todos los fans de la serie conocen a lo que se suma una interesante novedad, el modo Guerra. Ya pudimos descubrir esta modalidad en la fase beta del título y desde entonces vimos lo interesante que son sus partidas. En muchas ocasiones un único jugador puede llevar a la victoria en un modo de juego tradicional en el que se combate por equipos, pero esta nueva modalidad invita al trabajo en equipo en todo momento. Las partidas nos ofrecen diferentes puntos de control de un amplio mapa en los que tenemos que cumplir diferentes requisitos para poder avanzar al siguiente, de forma que un equipo ataca y el segundo defiende cada ubicación. Sin lugar a dudas este modo supone la novedad más interesante que presenta el trabajo de Sledgehammer Games, eso sí, falta ver la aceptación de la comunidad, ya que potencial para convencer tiene suficiente.

El diseño de los mapas para el multijugador es bastante llamativo y jugar en cada uno de ellos hace que la experiencia sea diferente en cada caso. Tras abandonar la temática futurista el diseño de los mapas ha sido creado a la perfección teniendo en cuenta que en todo momento tenemos los pies sobre el suelo. Los mapas del modo Guerra por su parte son algo más grandes, por lo que están adaptados al 100% a esta modalidad. La nota negativa como de costumbre se la lleva el escaso número de mapas, 13 en total, siendo 9 para los modos de juego clásicos y 3 para el modo Guerra.

Como ya hemos ido avanzando el modo zombis se ha ido haciendo un hueco importante en la comunidad de jugadores durante los últimos años y en esta ocasión vuelven a estar presentes con El último Reich, que es el nombre de la última aventura multijugador de esta vertiente. Cabe destacar que a pesar de la temática se ha querido dar un toque más realista u oscuro, dejando el humor un poco más de lado. Además como de costumbre nos topamos con un modo de juego que nos presenta duras situaciones según vamos avanzando las oledas de enemigos.

En zombis nazis encontramos clases de personajes que a su vez ofrecen su propia progresión de forma que jugar con cada uno de ellos ofrece posibilidades diferentes. Además cabe destacar que estos están interpretados por actores reales. La gran baza a la hora de seleccionar un personaje u otro se basa realmente en su habilidad especial, por lo que descubrir cuál se adapta más a nuestra forma de jugar es cuestión de probar las posibilidades disponibles.

Como viene siendo costumbre este modo de juego apuesta por el juego cooperativo, ya que las situaciones que ofrece van aumentando considerablemente la dificultad de la partida a la par que vamos completando oleadas de zombis. Como de costumbre tenemos que ir ganando dinero a la par que acabamos con enemigos, por lo que luego podemos aplicar este para abrir puertas y caminos, comprar armamento, así como mejoras u otros elementos. Tampoco faltan los típicos easter eggs que tanta repercusión han ganado con el paso de las entregas de zombis en Call of Duty.

Tal y como pasa con el multijugador principal encontramos un importante problema, ya que ya es algo común por otra parte. En esta ocasión volvemos a toparnos con un único mapa para los zombis, lo que hace que pronto nos conozcamos este y sus mecánicas. Si el multijugador puede quedarse algo corto en cuanto a mapas esta situación se agrava de una forma mayor, de forma que todo fan de este modo se ve obligado a comprar el Pase de Temporada para conseguir así más contenido. Cabe remarcar que los cofrres de botín también están presentes aquí.

En términos artísticos volvemos a tener un juego espectacular, tanto sus escenas de vídeo como el propio gameplay ofrece un gran nivel de detalle. Los 60 fps sientan como anillo al dedo a la experiencia y quitando algunos pequeños fallos puntuales en la carga de texturas nos hemos topado con un apartado que en muchos casos nos hace pensar que estamos viendo una película.

Si en el apartado visual nos encontramos con un trabajo de diez, lo mismo ocurre con todo lo referente al sonido. La banda sonora, comenzado con su tema principal, acompaña a la perfección la narración de los sucesos, aportando heroicidad cuando el juego lo requiere y un tono más tranquilo en otros momentos determinados. Hemos disfrutado del doblaje en castellano y nos hemos encontrado con un trabajo de gran nivel, como viene siendo común en la serie. Eso sí, las líneas de dialogo en nuestro idioma ofrecen algún que otro patinazo en cuanto a la sincronización de los movimientos de las bocas de los personajes.

Como ya hemos avanzado antes los DLC’s que llegarán con el pase de temporada representarán una compra casi obligatoria a los fans que pasen horas en cualquiera de sus vertientes de juego multijugador, especialmente con los zombis. Además PlayStation 4 recibirá todos esos contenidos adicionales con un mes de antelación respecto al resto de plataformas.

Alberto Hernanz

Jugabilidad:Da gusto volver a jugar un Call of Duty con los pies sobre el suelo y con armamento clásico, más teniendo en cuenta el conflicto bélico que  Sledgehammer Games ha querido recuperar para la ocasión. Nos volvemos a encontrar con un título más lento que las entregas futuristas, aunque el rápido ritmo de juego sigue siendo una seña de identidad especialmente dentro del multijugador.

Gráficos: Cualquier Call of Duty va a mostrar su potencial en este aspecto y esta entrega no iba a ser menos. El juego luce espectacular, tanto en sus escenas de vídeo tanto como en el propio gameplay.

Sonido: La selección musical es exquisita y desde el primer momento con su tema principal nos queda claro el potencial de este apartado y los efectos de explosiones, disparos, etc, tampoco se queda atrás. Jugar con cascos es brutal.

Duración: Su campaña dura entorno a seis horas, y la rejugabilidad en este modo vuelve a ser una vez más completar la historia en dificultades mayores o recoger todos los coleccionables. Tras ello todo el peso del juego reside en el modo multijugador y en los zombis.

Conclusión: El regreso a la Segunda Guerra Mundial le ha sentado como anillo al dedo a la franquicia y precisamente es este retorno lo que la serie necesitaba. El título de  Sledgehammer Games sigue ofreciendo un gran potencial y diversión para largo y tendido, aunque alguna novedad más de peso le hubiese sentado bien. En cualquier caso volvemos a tener ante nosotros un Call of Duty creado teniendo en mente las solicitudes de los jugadores.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Call of Duty
 
 
Sigue siendo tan bueno como otros Call of Duty, pero no sorprende de la misma forma.
 

Cerrar