Descubriendo un mundo a la luz de una vela

14006

Candle es uno de esos videojuegos que conquistan desde sus primeros compases. Teku Studios ha hecho una gran labor con este título, y el gran cariño que han puesto en el proyecto se puede atisbar en cada uno de los apartados de este indie español que hemos estado esperando durante mucho tiempo. Dicen que lo bueno se hace esperar, y desde luego este es uno de estos casos.

Tras la creación del mundo, la vida comenzó a abrirse paso y con el tiempo las especies fueron evolucionando hasta ser de cada vez más inteligentes y complejas. Con el desarrollo, los instintos comenzaron a ser sustituidos por la ética, la moral… y la maldad. Un día, la ambición provoca que los seres más inteligentes se inicien en guerras. Teku, nuestro protagonista, hará todo lo posible por salvar lo poco que queda de un mundo ahora repudiado por los propios dioses.

 

Cuando oyes hablar de Candle, podrías esperar el típico videojuego en el que debes ir superando escenarios una y otra vez y usar los objetos en el momento más oportuno. Esto, en parte, es cierto, pero Candle va muchísimo más allá de eso. Candle se esmera en transmitirte todo un mensaje mientras juegas y hacerte sentir múltiples sensaciones sin necesidad de demasiadas palabras.

Su jugabilidad se presenta como sencilla en un principio, pues tienes los comandos básicos de interactuar con tu entorno, saltar y moverse. Sin embargo, desde Teku Studios se han asegurado de hacer el videojuego mucho más rico, incorporando toda una serie de claves contextuales a la hora de las interacciones (tendrás que empujar ciertos elementos, subirte a otros e incluso hablar con ellos). Cuando te acerques a algo con lo que puedes hacer una acción, se te mostrará un globo indicativo de qué es lo que debes realizar. Hay una gran variedad de iconos, todos ellos accesibles desde el menú para proporcionarte una ayuda a lo largo de tu aventura. 

Teku deberá ir superando todo tipo de desafíos, y aquí el ingenio del jugador tiene un gran papel. Nos encontraremos puzles que nos harán pensar durante un buen rato a no ser que seamos lo suficientemente observadores como ir captando las pistas que esconde nuestro entorno. En Candle hay que ir con los ojos muy abiertos y no dejar pasar nada, motivo por el que te quedarás admirando los escenarios en más de una ocasión, no solo por su belleza, sino por lo ricos que son en cuanto a contenido. Esto hará que alguna que otra vez debas ir de un lado a otro, ya que necesitarás objetos que solo puedes ver o conseguir en ciertos lugares para hallar la solución de otra cosa que se encuentra en otro sitio, algo que no se hace excesivamente pesado aunque pueda parecerlo.

Al ser uno de los pocos supervivientes de su tribu, Teku se va a ver más solo que nunca y vulnerable a los culpables de la muerte de sus compatriotas. Ojo, porque aquí el videojuego se torna realmente interesante. Nuestro protagonista irá acompañado de la llama de una vela, pieza clave en toda la aventura ya que deberás encender fuegos en ciertos puntos. Ésta también te puede servir de arma contra ciertos enemigos… pero puede convertirse en tu perdición ante otros. En cuando Teku se encuentre con uno de los villanos, que suelen llevar una máscara con forma de calavera y un garfio, comenzará a caminar muy despacito y de puntillas. Esto tiene una razón, y es que en los momentos siguientes deberás ser extremadamente sigiloso. Salta o corre lo más mínimo y llamarás su atención, lo que desembocará en una breve persecución que terminará con tu propia muerte. Tu vela también llamará extremadamente la atención, así que no quedará más remedio que apagarla cuando nos veamos ante un posible conflicto (no te preocupes porque después podrás volver a encenderla si te encuentras con una hoguera, pero recuerda que la llama muere al mínimo contacto con el agua).

Pero, ¿se puede derrotar a los villanos? La respuesta es sí, pero con mucho ingenio y paciencia. Deberás situarte detrás de ellos (de nuevo, silenciosamente) y empujarlos hacia precipicios o ahogarlos, aunque no siempre será tan fácil y deberás buscar tus armas en el entorno, como una losa que, al pisarla, hace que un arco tire automáticamente una flecha o dardo. Eso sí, antes de buscar pelea debes controlar una importante variable: el que esté solo o acompañado. Si encuentras a un enemigo sin compañeros, no resultará demasiado difícil acabar con él, pero cuando hay más de uno la cosa se complica bastante. La muerte de uno de ellos llamará la atención de los otros, que se abalanzarán sobre ti en lo que canta un gallo. Por eso, es importante que antes de ser temerario hagas un esquema mental de cómo puedes ir derribándolos uno a uno y sin desenlaces inesperados.

En Candle también te encontrarás con otros personajes que deberás salvar. Algunos de ellos te ayudarán a lo largo de tu aventura, pero puede que quieran algo a cambio. Esto te lo dirán no a través de palabras, sino de dibujos. ¿Cómo es posible eso? Fácil: aquí, los personajes no hablan sino que te muestran un bocadillo con animaciones sencillas que te explican paso a paso lo que debes hacer. Es una forma muy original de transmitirte mensajes sin necesidad de palabras, y cabe mencionar que desde Teku Studios han hecho una gran labor en este aspecto, ya que son totalmente coherentes y se pueden entender a la perfección. 

Dejando de lado su jugabilidad, de la que hay otros aspectos por comentar pero que preferimos que los descubras por ti mismo, pasamos ahora al apartado gráfico. Sin lugar a dudas podemos afirmar que es de los títulos más bellos que nos hemos encontrado este año. Candle no es un juego admirable por un solo aspecto, pues sería un crasso error no considerarlo un todo pulido desde todas las perspectivas posibles. 

Teku Studios ha puesto un cariño y una dedicación envidiables a la hora de diseñar los personajes, los niveles, el entorno…. absolutamente todo. No nos podemos imaginar el esfuerzo que ha supuesto dar forma con acuarelas a todo lo que vemos, pero desde luego el resultado te quita el aliento. Es más, el exquisito trabajo visual está fuertemente ligado a la historia, por lo que no debemos perder de vista nuestros alrededores ni un solo segundo. Ningún escenario se repite, pues cada uno de ellos tiene sus elementos representativos: desde parajes boscosos y llenos de vida hasta lugares que podremos admirar desde las alturas. 

 

En cuanto al sonido, no podemos hacer más que volver a aplaudir. Las pistas de música que nos acompañan a lo largo del juego se adaptan a la perfección al contexto y saben transmitirnos no solo lo que el argumento nos está contando, sino también lo que nos dice lo que nos rodea. Una historia que, por cierto, está narrada por el gran Pepe Mediavilla, conocido por poner voz a Gandalf en El Señor de los Anillos y El Hobbit. El argumento engaña mucho al principio, pues en los primeros compases del videojuego piensas que estás ante otra aventura en la que un héroe solitario salva el mundo, pero a medida que avanzas vas descubriendo los tintes claroscuros de una historia profunda y repleta de reflexiones.

Puede que Candle nos cuente una historia dura, triste y oscura, pero desde luego tiene toda una serie de logros de lo más simpáticos. Muchos de ellos los desbloquearás por pura casualidad y te arrancarán una sonrisa, ya que tu propia curiosidad y experimentos de “a ver qué pasa si hago esto” tendrán estos inesperados resultados. 

Como puedes ver, Teku Studios ha logrado un producto destacable en todos los aspectos. Está disponible para PC y desde AlfaBetaJuega te lo recomendamos encarecidamente, tanto para apoyar a los propios desarrolladores como para disfrutar de una historia única.

María Rosado

Jugabilidad: Candle está lleno de posibilidades. Explora a fondo tu entorno y retén toda la información que puedas, porque varios escenarios después podrás necesitarla. Encontramos algún tirón en los controles pero nada demasiado grave. Teku es un personaje verdaderamente especial que se irá adaptando a las circunstancias que se presenten. Solo queda que tú, como jugador, interpretes bien estas señales.

Duración: Alrededor de unas 10 horas, más si quieres conseguir todos los logros. 

Gráficos: Nos encontramos ante un videojuego bello como él solo. El diseño de los personajes es maravilloso, pero los escenarios tampoco se quedan atrás. Puedes creer que con una pasada lo has visto todo, pero si enciendes la vela y exploras ciertos puntos del mapa… ¡Voilá! Puede que encuentres alguna sorpresita.

Sonido: La voz en off del legendario actor de doblaje Pepe Mediavilla supone una incorporación maravillosa. Una banda sonora rica en instrumentos y ritmos que no dejará a nadie indiferente.

CONCLUSIÓN: Candle es un must para todos los amantes de los videojuegos que buscan una historia con profundidad y maravillarse la vista. Teku Studios ha hecho un trabajo verdaderamente admirable y no podemos esperar a ver qué más nos ofrecerán en el futuro.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

El canal de YouTube de Teku Studios contiene varios vídeos mostrándonos cómo se creó Candle. Vale muchísimo la pena verlos.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar