Unos héroes atípicos

13577

Champions of Anteria nos intenta sumergir en un mundo fantástico en el que llevaremos a tres héroes que intentan hacer historia. Con elementos de videojuegos RPG y MOBA en tiempo real, nos hará combatir contra multitud de enemigos, conquistar territorios y construir con tal de ganarnos una reputación y ser conocidos en toda la región.

Planteado como una parte del videojuego The Settlers, Ubisoft decidió finalmente apostarlo todo y crearlo como algo independiente. ¿Habrá ido bien?

Tres héroes que viajan por Anteria sin un objetivo demasiado claro terminan defendiendo un territorio de lo que parecen unos bandidos para luego enterarse de que la región es azotada por las fuerzas oscuras de un hechicero. A cambio de un lugar donde vivir y poder ganarse una reputación, aceptarán proteger los diversos territorios del mapa y acabar con el malvado Kalen Daark.

 

Champions of Anteria es uno de estos videojuegos con una propuesta interesante pero cuya jugabilidad gustará a los que aman este género, pero puede que al resto no. Presenta una serie de aspectos estratégicos que puede que para muchos jugadores se hagan tediosos, pero poco a poco te vas dando cuenta de la gran simpleza de este videojuego, que es una ventaja a la vez que desventaja, ya que no supone reto alguno. 

Si has jugado a videojuegos tácticos en tiempo real y estás familiarizado con las mecánicas básicas, no tendrás problemas con este título. Tenemos a nuestros tres héroes que huyen de diversas circunstancias (ojo, todo tomado con humor como por ejemplo huir de los prejuicios tras hacerte vegetariano. Y sí, eso pasa) y se recorren Anteria luchando contra bandidos. Conocemos diversos territorios a explorar y durante el camino nos encontraremos a todo tipo de enemigos que intentarán cortarnos el paso, ya sean humanos o animales.

La navegación por el mapa es muy sencilla: seleccionas al o los personajes que quieres que se muevan y luego haces click al lugar al que quieres que vayan. Si por un casual hubiera enemigos en el camino, hay probabilidades de que interrumpan su trayectoria y se pongan a combatir.

A la hora de luchar hay que tener siempre en cuenta una rueda de elementos que aparece en la esquina inferior izquierda. Cada héroe es afín a un elemento concreto, pero también lo son los obstáculos de los escenarios y los enemigos. Tendrás que mirar siempre contra qué elementos tienes ventaja y contra cuáles no, ya que de esta manera podrás organizar bien tu estrategia de ataque y hacer mucho más daño en menos tiempo. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que cada elemento es fuerte contra el de su derecha pero débil o no tan efectivo contra su izquierda. De esta manera, nuestro héroe afín al elemento naturaleza tendrá ventaja sobre el elemento rayo. 

De todas formas, a lo largo del juego tendremos a nuestra disposición diversos elixires que nos permitirán cambiar las debilidades de los villanos y nos ayudarán a superar los combates de manera satisfactoria. Ya de base, uno de nuestros héroes tiene un hechizo especial que cambia el elemento del objetivo. A eso vamos.

Los héroes tienen una serie de habilidades únicas que se van desbloqueando a medida que subes de nivel. Hay de largo y corto alcance y otras que solo puedes usar cumpliendo una serie de requisitos como ir después de unos determinados ataques o poseer un ítem concreto. Poco a poco te irás dando cuenta de qué pie cojean y cuáles son sus puntos fuertes, lo que permitirá elaborar una buena táctica. Por poner un ejemplo, Nusala es especialmente útil para ataques desde la distancia y Vargus es ideal para embestir contra los enemigos.

A lo largo de tu aventura podrás perfeccionar tu dominio contra los tres héroes principales, pero también se te unirán otros que tal vez te interesen más de cara a tu propio juicio. ¡Todo es ir probando!

Además de atacar con habilidades (que requerirán de cierto tiempo de enfriamiento antes de volver a usarse) o con ataques normales, también tendremos a nuestra disposición otros objetos ofensivos que nos ayudarán a repeler oleadas de ataques, como las ballestas automáticas. Por supuesto, también podremos usar pociones con diversos efectos. Eso sí, te advertimos que pauses el juego cuando necesites organizarte porque al mínimo descuido tus personajes podrían sufrir mucho daño o problemas de estado.

A nivel de crítica, podemos decir que las batallas contra enemigos comunes se llegan a hacer incluso demasiado sencillas, pues la IA tan solo se basa en acercarse a tu personaje y atacar, sin ningún tipo de estrategia de por medio. Eso sí, todo cambia a la hora de enfrentarnos a los jefes, donde aquí sí tocará organizarse bien si quieres ganar. 

Nuestro objetivo es vencer a las fuerzas del mal reconquistando territorios. La historia es algo superficial y no presenta demasiada profundidad, por lo que te interesas más en luchar que en lo que está pasando. De hecho, se agradece que haya este acercamiento humorístico para hacer más amena la jugabilidad pero peca al intentar dar gracia cada dos segundos, lo que provoca que llegue a resultarte tedioso y querer pasar las animaciones. Lo que sí aplaudimos es que no es lineal, sino que a pesar de este objetivo último tienes varios caminos a seguir en función de los lugares que vayas visitando. 

A medida que vayámonos haciéndonos con territorios y cumpliendo misiones como construir torres o proteger carruajes, tendremos que ir construyendo. Tendrás que tener especial cuidado con los materiales que posees, ya que se usarán a la hora de poner construcciones. Si necesitas agua deberás poner un Aguador, si necesitas pociones una Botica… y así con todo. Al principio tendrás un radio de construcción reducido, pero a medida que eriges torres de vigía los ciudadanos ganarán confianza y se atreverán a ponerte edificios más lejos. 

Para beneficiarte de los materiales que te darán las diferentes construcciones tendrás que dejar que pase el tiempo. Los recibirás una vez al día, por lo que tendrás que saber administrarte bien en cada turno y hacer uso del reloj de ciclo día-noche para conseguirlos.

Al principio del juego, como hemos mencionado, tendrás pocas habilidades y esto también se aplica al catálogo de construcciones disponibles. Para eso entra la importancia de conquistar terrenos y derrotar facciones: a medida que lo hagas, te darán una serie de coronas. Estos objetos se pueden interpretar como puntos que te ayudarán a desbloquear ranuras de un árbol de habilidades. A medida que subas de nivel, no solo tus héroes se harán más fuertes sino que podrás construir más cosas y generar objetos que podrían ayudarte en batalla.

Esto es lo más destacado a nivel de jugabilidad, y ahora llega el turno de los gráficos. Se usa una paleta de colores viva y que se adapta muy bien a las condiciones de cada escenario. Cada personaje tiene su identidad propia y están bien diseñados. En los mapas en los que podremos caminar encontraremos toda una serie de elementos que nos ayudan a la inmersión como animalillos en zonas boscosas y personas paseando si estás en las inmediaciones de un territorio poblado, pero se echa de menos poder interactuar con ellos.

Champions of Anteria está en inglés subtitulado al español y ofrece una banda sonora que sabe acompañar bien esta epopeya que nos narra Bryan, un personaje clave y que irá diciendo hasta la saciedad una broma tras otra. 

María Rosado

 

Jugabilidad: Mecánicas muy simples. Los combates (salvo los que son contra Jefes) no suponen un gran desafío. Lo único complejo puede ser el tener en cuenta los elementos de cada héroe, pero una vez que ya no eres vulnerable a ninguno a medida que subas de nivel se irá toda dificultad. Aquí queremos poner una recomendación por un problema que hemos tenido: puede que las letras se te vean demasiado pequeñas y el ratón no parezca bien calibrado porque cuesta hacer click en las opciones que quieres. Esto puede deberse a que está seleccionada la opción de que el cursor no se salga del juego, y si desactivas la casilla se solucionará. 

Historia: Simple, puede que incluso demasiado. Los tres héroes viajan a lo largo de diferentes territorios y por casualidad se enteran de la existencia de un malvado villano al que deben derrotar, fórmula algo gastada. Aun así, se podría dejar pasar de no ser porque el videojuego intenta sacar de todo una broma, y eso llega a incomodar.

Gráficos: Se asemejan mucho a los de otros títulos MOBA, por lo que no son únicos pero sí muy vistosos. 

Sonido: La banda sonora es perfecta para acompañar nuestras aventuras.

Conclusión: Champions of Anteria no es un mal juego, pero tampoco de los mejores. Está bien para pasar un par de horas ante el monitor, pero no esperes una experiencia muy intensa.  

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Una canción…
 

Bonnie Tyler – I Need a Hero

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar