Análisis de Cities Skylines: PlayStation 4 Edition – Una ciudad a tu medida

 

 

En marzo de 2015 llegaba a PC uno de los simuladores urbanísticos más esperados por los aficionados al género. Nos referimos a Cities: Skylines, un videojuego de gestión de ciudades que invitaba al usuario a construir su propia metrópolis y todas las infraestructuras necesarias para asegurar su futuro. Dado su éxito en ordenadores, sus responsables no dudaron en adaptar la propuesta a Xbox One, en la que aterrizó el pasado mes de abril con algunos interesantes cambios.

Habiendo renovado la interfaz y tras ajustar sus controles para el mando de la consola, no era de extrañar que el título desarrollado por Colossal Order diera también en salto a la máquina de actual generación de Sony, para la que se ha optimizado de cara a su lanzamiento, que ha tenido lugar hoy. Pese a que la versión del juego para PlayStation 4 es esencialmente la misma que la diseñada para la consola de Microsoft, el equipo de Tantalus Media ha llevado a cabo algunos cambios que no dudaremos en mencionar.

Sin más dilación, te invitamos a adentrarte en el mundo de Cities Skylines: PlayStation 4 Edition a través de nuestras impresiones, que hemos redactado tras sumergirnos en esta compleja y elaborada experiencia de gestión a través de la edición digital para la máquina de Sony, distribuida por Koch Media. No obstante, los interesados en esta nueva adaptación del videojuego también podrán hacerse con él en su edición física, lanzada simultáneamente por la misma compañía. Ahora sí, manos a la obra.

La adaptación de Cities: Skylines para PlayStation 4 cuenta con los mismos elementos que llevaron al éxito al videojuego de PC aunque con la conveniente optimización para consolas de la que ya hizo gala Xbox One hace unos meses. De este modo, Tantalus Media ha trasladado la experiencia jugable del original, desarrollado por el equipo de Colossal Order, a una versión que cuenta con su propia distribución de la interfaz y con un estilo de juego específicamente diseñado para el Dualshock 4.

Además del juego base, Koch Media ha incluido la expansión After Dark, que incorpora el ciclo día/noche y una serie de opciones que el jugador solo podrá llevar a cabo cuando se ponga el solo. Por ejemplo, trabajar en un plan de atracciones turísticas que logren mantener viva la ciudad incluso a altas horas de la madrugada respetando, no obstante, el sueño de los ciudadanos y la densidad de tráfico en los barrios residenciales.

En cuanto a las diferencias con la versión de Xbox One, la más llamativa ha sido la inclusión de las opciones de avance rápido del tiempo, introducidas tras el lanzamiento en la consola de Microsoft. En este ocasión, los encargados de la adaptación no han dudado en ofrecer esta herramienta desde el inicio, favoreciendo así una fluidez mayor en la expansión de las ciudades.  Del mismo modo, el grafismo presente en pantalla nos muestra a veces un cuadro de texto que simula una red social, una opción que no estaba activada de manera predeterminada en otras versiones del juego.

De esta manera podemos conocer algunas de las preocupaciones de los ciudadanos o la opinión general sobre nuestra gestión, que también estará representada en forma de advertencias visuales tanto sobre el escenario como en los correspondientes menús de información que tenemos a nuestra disposición durante la partida. Más allá de estos cambios, tanto la jugabilidad como la experiencia general son muy similares a las del videojuego de PC, precisamente lo que los interesados en Cities: Skylines esperaban de esta nueva versión para consolas.

Como en el título original, el objetivo es crear una ciudad desde los cimientos. El usuario debe seleccionar uno de los mapas disponibles y activar o desactivar las opciones de dinero infinito, de conducción por la izquierda y el desbloqueo de todas las metas. De esta manera, y dada la dificultad que entraña el título, incluso los usuarios principiantes podrán disfrutar de la experiencia con un nivel menor de exigencia.

Dado que el terreno proporcionado al jugador está totalmente desierto, el primer paso es la construcción de algunas carreteras para que la ciudad comience a tomar forma. Entre las múltiples variantes disponibles pueden hallarse las de doble dirección, de un solo sentido o de múltiples carriles. De su situación en el mapa dependerá el sentido del tráfico, por lo que incluso en un aspecto tan básico como este cabe prestar la mayor de las atenciones. En cualquier caso, el sistema nos permitirá mejorar las carreteras, cambiar la orientación del tráfico o incluso destruirlas más adelante.

Una vez dispuesta alguna de estas vías es el momento de delimitar las zonas, que favorecerán la construcción de un determinado tipo de edificios. Como cualquier ayuntamiento, tenemos la facultad para calificar un sector como industrial, comercial o residencial, todos ellos con múltiples variantes que el jugador irá descubriendo conforme evolucione su ciudad. Sea cual sea la elección, la acción irá desarrollándose por iniciativa propia, de modo que la construcción de edificios no dependerá del usuario, que únicamente deberá prestar atención a su alrededor.

Para que los edificios comiencen a aparecer y los ciudadanos lleguen a nuestra comunidad, es imprescindible crear un sistema de alcantarillado capaz de abastecer de agua a las zonas que ya hallamos activado. De esta manera, la construcción de bombas de agua, sistemas de desagüe y cañerías se antoja imprescindible para la expansión de la ciudad. Lo mismo ocurre con la red eléctrica, que debe suministrar la electricidad a partir de una central y los tendidos eléctricos.

Asimismo, Cities: Skylines permite apostar por energías renovables. Será decisión del jugador decidirse por la compra de aerogeneradores, notablemente más caros pero también beneficiosos para una mejor sostenibilidad a largo plazo. Lo mismo ocurre con la gestión del tráfico, que el usuario podrá gestionar de la manera que crea más conveniente para adecuarse a sus propias políticas. A través de las leyes de cada distrito podremos, por ejemplo, bloquear el acceso de camiones a zonas residenciales o impulsar el uso de la bicicleta.

De igual manera, debemos prestar atención a otros aspectos también fundamentales. Es el caso de la recogida de basuras, del servicio de bomberos o el de policía. De la distribución de las carreteras y la construcción de sus respectivas sedes dependerá que los servicios se desenvuelvan de la manera más adecuada en la ciudad. En el caso del cuerpo de policía, por ejemplo, deberemos tener en cuenta el rango abarcable por cada comisaría para proporcionar la seguridad necesaria a nuestros residentes, que no dudarán en mostrarnos su descontento si se diera el caso.

La atención médica o la educación también son otros de los aspectos más importantes de nuestra gestión. Como máximos responsables del bienestar de los ciudadanos, debemos asegurarnos de que las necesidades estén cubiertas incluso en los barrios más humildes. En este sentido, el jugador puede poner en práctica una serie de políticas sociales y económicas que podrán incrementar los impuestos en las zonas ricas de la ciudad o incluso prohibir las mascotas o la circulación de vehículos en determinados sectores.

Por ese motivo es igualmente necesario dotar de la importancia que se merece al transporte público. El usuario puede construir líneas de autobuses y metro, crear una compañía de taxis o construir una vía de tren para transportar la mercancía industrial de forma más eficaz y sin llenar las carreteras de camiones. De este modo, la circulación media de vehículos descenderá visiblemente e los turistas, probablemente la mayor fuente de ingresos de las arcas municipales, tendrán una manera de desplazarse entre las diferentes atracciones y monumentos, que también podremos distribuir convenientemente.

Cualquiera de los elementos disponibles en la ciudad podrán visualizarse, de manera independiente, a través de sus respectivos menús. De este modo, seremos capaces e analizar el alcantarillado, las carreteras o los centros educativos de manera individualizada y tomar las mejores decisiones en cada una de estas tareas. En esta labor nos ayudará también el Inspector, una herramienta que nos ofrecerá información detallada de cada elementos dispuesto en el escenario, incluso de los ciudadanos que estén transitando las calles.

En cuanto a la interfaz, cabe destacar su completa traducción al castellano, indispensable para seguir la acción en todo momento. Incluso los consejos proporcionados a modo de tutorial están presentados en nuestro idioma, algo fundamental para no perderse en los primeros minutos de juego, que pueden resultar avasalladores para los usuarios menos avezados en el género de gestión, que hallarán en Cities Skylines: PlayStation 4 Edition uno de los simuladores urbanísticos más completos hasta la fecha.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Dado que la interfaz se ha mantenido íntegramente respecto a la versión para Xbox One, el manejo de las diferentes herramientas de las que dispone el jugador continúa siendo lo suficientemente fluido, al igual que la navegación por los  diferentes menús.

GRÁFICOS: Aunque en las configuraciones más altas de PC podríamos obtener un mejor rendimiento, es innegable que Cities Skylines: PlayStation 4 Edition luce de forma notable en la consola de Sony, tanto como lo hacía en la versión de Xbox One estrenada hace algunos meses.

SONIDO: El videojuego no cuenta con ningún tipo de narración, por lo que el apartado sonoro se reduce a los sonidos propios del entorno, indispensables para introducir al usuario en la acción. Cabe destacar, además, que tanto la interfaz como los menús se encuentran traducidos al castellano.

DURACIÓN: La partida durará tanto como quiera el jugador. La ciudad siempre requerirá mejoras, por lo que la experiencia jugable puede prolongarse casi infinitamente. En cualquier caso, el usuario cuenta con diferentes mapas y configuraciones, generando así otras tantas posibilidades que explorar.

CONCLUSIÓN: Aquellos de deseen conocer Cities: Skylines sin necesidad de un PC tienen una cita obligada con su adaptación a PlayStation 4, lanzada unos meses después de la correspondiente versión para Xbox One, de la que ha mantenido tanto la interfaz como el sistema de controles diseñado para una óptima experiencia con el mando. Al margen de estas modificaciones, este complejo simulador de gestión urbanística continuará suponiendo un reto incluso para los más avezados en el género, que ahora podrán ejercer de ingenieros y políticos en la consola de actual generación de Sony.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Cities: Skylines (PC)
 
 
La versión para PlayStation 4 incluye la expansión After Dark, que introduce el ciclo día/noche.

Publicaciones relacionadas

Cerrar