Tu pista de baile

5968

Más canciones y movimientos te esperan en la segunda entrega de este exitoso simulador de baile. ¿Estás listo para no dejar de menearte con la ayuda de Kinect?

Nos guste más o menos el baile, lo cierto es que Dance Central fue posiblemente el título que más y mejor aprovechó Kinect en el momento de su lanzamiento. Un juego que demostró de nuevo la maestría de Harmonix (Guitar Hero, Rock Band) dentro de este tipo de títulos, y que fue un éxito rotundo. Esta segunda entrega, lejos de conformarse con presentar más contenido con respecto a la primera parte, la mejora considerablemente en todos los sentidos, suponiendo una evolución en toda regla.

Que el ritmo no pare

¿En qué consiste Dance Central 2? Por si alguno anda un poco despistado, hemos de decir que el juego nos permite llevar a cabo todo tipo de pasos de bailes aprovechando las posibilidades de Kinect. Es decir, moviendo sin limitaciones -y casi sin retardo- nuestro cuerpo mientras seguimos el ritmo. Para ello vemos en el televisor las coreografías que llevan a cabo unos bailarines o, directamente, cada uno de los pasos que tenemos que dar. Y como juego de baile, es indudable que resulta la mar de completo, no sólo teniendo que mover los brazos y las piernas, sino también el pecho o la cabeza. A todos los conocidos movimientos del original tenemos que sumar muchos otros nuevos, algunos realmente complicados de realizar, solamente accesibles para expertos.

Como es habitual dentro de los juegos de Harmonix, Dance Central 2 cuenta con un longevo modo carrera que aquí se llama Desafío de Equipo. Su concepto es sencillo: tenemos que ir superando una serie de retos, que consisten en sumar estrellas mientras convencemos a distintos personajes de nuestra valía como bailarines. En total existen tres niveles de dificultad (bastante bien ajustados) y un montón de camino por recorrer. De hecho, el componente progresivo de este modo hace que incluso sin ser demasiado aficionado al baile uno se termine picando.

Pero si lo que nos apetece es algo más ligero, también podemos seleccionarlo. Empezando porque su propio interfaz se puede manejar sencillamente con la voz. Vamos, que en apenas unos pocos segundos podemos estar ya bailando y quemando calorías. Dance Central 2 nos permite ver cuántas de estas gastamos una vez elegido uno de los niveles que incluye: Fácil, Cardio, Gimnasio, Sprint, etc.

Esta opción, llamada directamente Ejercicio, no deja de ser precisamente eso: una original manera de mantenernos en forma. Está claro que no compensa el ir al gimnasio o practicar algún deporte de competición o fitness, pero sí sirve como interesante complemente al título. Y claro, qué mejor manera de sudar un poco que bailando y bailando, aunque de diferente manera en función del nivel que elijamos.

Fiesta compartida

¿Y qué pasa con el multijguador? Pues que, sin duda, es uno de los mayores atractivos del programa. En todo momento podemos sumar un segundo jugador en cualquiera de sus modos, pudiendo así medir nuestro talento con el de un amigo. En esta ocasión haciéndolo en tiempo real (siempre y cuando tengamos un salón más o menos grandecito). Además, podemos salvar nuestros récords y máximas puntuaciones, para así medirlas con las de otros bailarines.

Con respecto al listado de canciones incluidas, nos encontramos con artistas internacionales de gran popularidad, si bien es cierto que echamos de menos algo más de variedad de estilos (incluso entendiendo que es un juego extranjero y que, por lo tanto, pocos artistas españoles vamos a encontrar en él). Entre los cantantes que se dan cita en Dance Central 2 están gente de la talla de Britney Spears, Lady Gaga, Justin Bieber, Bruno Mars, Enrique Iglesias, Rihanna, Electric Valentine, Kevin Lyttle o Donna Summer, por nombrar solamente a los más conocidos.

Los gráficos, por su parte, siguen el estilo festivo y desenfadado de la primera parte, aunque han ganado en calidad. Ahora los bailarines que vemos son más detallados, y sus animaciones resultan prácticamente perfectas (algo imprescindible en un título de estas características). Los escenarios también han evolucionado un poco, mostrando más variedad y espectacularidad. En cualquier caso, el aspecto visual es hasta cierto punto algo secundario en los juegos musicales; y Dance Central 2 no es ninguna excepción.

Más importante resulta, por ejemplo, la posibilidad de transferir las canciones del original a esta secuela, consiguiendo así un listado de temas realmente completo. De hecho, y como decíamos antes, con este juego vamos a tener entretenimiento para mucho tiempo, prácticamente hasta que nos aburramos.

Conclusión. En definitiva, Dance Central 2 es el juego de baile más cuidado, realista y marchoso que ahora mismo podemos encontrar en el mercado. Si la primera parte ya cosechó muy buenas críticas, esta continuación cuenta con más movimientos y posibilidades en todos los sentidos. Una experiencia, por lo tanto, capaz de atrapar y hacer las delicias de todos aquellos usuarios que disfruten bailando. Harmonix ha vuelto a demostrar, además, que en esto de crear títulos musicales no tienen rival. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar