El día del juicio

Bajo la batuta del dibujante de cómics norteamericano Joe Madureira, aparece otro juego de acción en la línea de God of War. En este caso protagonizado por Guerra, uno de los míticos jinetes de la Apocalipsis. Acción y aventura vuelven a darse la mano.

Está claro que uno de los géneros más repetidos durante la actual generación de consolas ha sido el de los juegos de aventura y acción repletos de combates. Unos títulos que se han visto considerablemente beneficiados por el éxito de lanzamientos ya clásicos como God of War o Ninja Gaiden. Darksiders es la apuesta de THQ por llevarse su parte del pastel, como ya hiciera Electronic Arts con Dante’s Inferno o la propia Microsoft y su Ninja Blade. Sin embargo, Darksiders va un paso más allá de dichas propuestas.

El fin ha llegado

Tal y como sucedía en God of War, el protagonista del juego, Guerra, se da cuenta de que está siendo traicionado y, tras un comienzo arrollador, pasa a luchar en su propia guerra, la cual no desvelaremos para no privar a nadie de sorpresas argumentales. Todo enfocado desde un punto de vista muy épico y diseñado por el dibujante de cómics norteamericano Joe Madureira.

Pero el parecido con las aventuras de Kratos no termina ahí. Los combates, la auténtica esencia del juego, también resultan muy similares. ¿Qué significa esto? Pues que estamos ante un título rápido, basado en combos y visualmente sangriento y duro. En él contamos con todo tipo de golpes y, además, vamos mejorando al personaje a medida que progresamos en la aventura.

Un poco de todo

Aparte de pelear, Darksiders también ofrece otras propuestas jugables, básicamente pensadas para no saturar al usuario, que van desde típicas plataformas hasta luchas a caballo, aéreas y hasta con la posibilidad de convertirnos en una criatura colosal. Por supuesto tampoco falta algún que otro sencillo puzle, otro elemento ya fijo en la mayoría de los exponentes del género. Y lo mismo ocurre con la exploración, que tiene un peso específico muy importante en la aventura. Entre unas cosas y otras, el título tiene más parecido a juegos como Zelda.

En cuanto a la posibilidad de evolucionar a Guerra, nos encontramos con que al derrotar enemigos estos dejan almas, que después sirven para potenciar diferentes ataques. Como suele suceder, tenemos que seleccionar aquellos que más nos gusten, puesto que es imposible aumentarlos todos al máximo.

Por último, hay que reconocer que Darksiders tiene una duración bastante alta que permite que desbloqueemos nuevas zonas a medida que logramos cumplir objetivos. Unas 15 horas en superar la historia, más de 20 para completarla al 100%.

Publicaciones relacionadas

Cerrar