Entre el Cielo y el Infierno

6845

La hora de Muerte ha llegado. Prepárate para vivir una de las aventuras de acción más épicas y destacables de lo que llevamos de año.

Llevábamos mucho tiempo esperando con ganas Darksiders II. Por diferentes motivos. La primera parte fue, sin duda, un grandísimo juego, injustamente infravalorado por algunos, afortunadamente ensalzado por muchos. Y también nos habían convencido los acercamientos previos a esta secuela. Ahora ya lo podemos decir con firmeza: Darksiders II es un juego sobresaliente. Una de las aventuras de acción del año.

Darksiders II no solo es la culminación de todo lo que vimos en la primera entrega, sino también un conjunto de promesas cumplidas con creces. THQ no nos había engañado al asegurar que aquí todo sería más grande, más bonito y más divertido. La fórmula perfeccionada del original lleva este nuevo juego a poder mirar cara a cara a los grandes de la generación. Sin complejo alguno.

La historia de Darksiders II puede entenderse sin haber jugado a la primera parte, aunque bien es cierto que en todo momento tiene una estrecha relación con ella. Volvemos a vivir la épica lucha entre el Cielo y el Infierno, donde los Cuatro Jinetes del Apocalipsis tienen una importancia capital.

En esta ocasión, no obstante, dejamos de lado al protagonista de la primera aventura, Guerra, para ponernos en el pellejo de su hermano Muerte. Los acontecimientos se van llevando a la par de lo visto en el primer Darksiders, por lo que no estamos necesariamente ante una secuela, sino ante un argumento que, como decíamos, complementa al anterior. A nivel de guión, queremos decir.

El toque del dibujante Joe Madureira se sigue notando desde el principio del juego. Estamos ante un título épico, con fuerza y un acabado artístico muy singular, con personajes carismáticos y muy representativos, como profundizaremos a continuación. Pero desde el primer momento Darksiders II entra por los ojos.

La jugabilidad de esta secuela es similar a la de la primera parte, si bien todo resulta ahora mucho más enorme y sorprendente. Su mecánica podría definirse, con matices, como una mezcla entre las sagas The Legend of Zelda y God of War. Y decimos con matices, porque Darksiders ya tiene suficiente personalidad como para ser él mismo.

Esto viene a ser una bien ejecutada mezcla entre puzles, combates y exploración, en un mundo enorme donde las mazmorras están llenas de peligros y aventuras. En este sentido, hay que reconocer que el juego cuenta con diseños brillantes, que hace que superarlo sea un continuo reto y que no canse en absoluto.

 

 

Después de haber disfrutado de tantas aventuras épicas de acción, que THQ haya logrado un juego tan fresco y dinámico, es ya todo un logro de por sí. Y gran parte de ello es gracias al cuidado diseño de cada puzle, con una dificultad perfectamente ajustada y mucha variedad.

Durante la larga aventura, además, contamos con la compañía de Polvo, un cuervo que al más puro estilo Zelda nos hace de guía a lo largo de la misma.

Las plataformas también han ganado en profundidad y calidad. Muerte es tan habilidoso que no tiene nada que envidiar a otros personajes como Kratos o el Príncipe de Persia por lo que es capaz de llevar a cabo acciones como balancearse, correr por las paredes o trepar sin apenas limitaciones.

No es que en este sentido el juego aporte nada que no hayamos visto antes en otras sagas, pero todo está bien desarrollado y da dinamismo y tensión a la experiencia.

Mientras exploramos el enorme mapa del juego, Darksiders II se va dividiendo en misiones principales y secundarias. Para movernos entre ellas, contamos con la ayuda de Desesperación, nuestro caballo. Tanto a lomos del mismo como en solitario, el control del juego resulta de lo más intuitivo y fiable, ya sea en las secciones de plataformas o durante los combates.

Dichos combates también han evolucionado, siendo ahora más intensos y llenos de posibilidades. Muerte sigue contando con un gran número de combos y golpes, que van creciendo a medida que avanzamos en la aventura. Al principio el número de acciones que llevamos a cabo es algo limitado, pero luego desatamos cadenas de golpes y habilidades realmente espectaculares.

Para ello tenemos que ir desbloqueándolos con ayuda de monedas.  Algo que resulta básico, también a la hora de conseguir nuevas armas y equipos. Es entonces cuando Darksiders II muestra toda su potencia como juego de rol, que nada tiene que envidiar a sagas como Zelda. De hecho, durante el juego debemos repetir algunos escenarios (sobre todo si queremos exprimir la aventura al máximo) para acceder a sitios o enfrenarnos a enemigos imposibles de superar al principio.

También en este sentido conviene destacar que la variedad de rivales es enorme, así como sus diseños. Y que algunos de ellos son capaces de dejarte con la boca abierta.

 

 

Visualmente, estamos ante un juego que, como decíamos, entra por los ojos. Los escenarios de Darksiders II son de mayor tamaño que en el original pero siguen manteniendo el estilo grandilocuente de este, con zonas realmente cuidadas. Seguro que nos os importa pasar más de una vez por el mismo lugar simplemente para ver su asombroso acabado.

Insistimos, a nivel técnico Darksiders II es un buen juego, pero en lo artístico sigue siendo verdaderamente admirable, y viene a demostrar que el talento está por encima de cualquier otra virtud, como bien evidencia la mano de Joe Madureira. Detalles como el cambio de ciclo entre día y noche o unos efectos más detallados muestran una evolución en la saga.

El mismo toque épico y contundente se da también en la notable banda sonora, así como en las voces. Darksiders II está doblado al castellano, y hay que reconocer que el trabajo llevado a cabo por los actores cumple con todas las expectativas, resultando muy profesional y dramático.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Su mezcla de puzles, exploración, rol, plataformas y combates funciona. Es una juego divertido, largo y profundo.

Gráficos: Técnicamente cumple, pero es en lo artístico donde desarrolla todo su potencial; en escenarios, personajes, etc.

Sonido: Tanto la banda sonora como el doblaje son de película. Gran trabajo.

Duración: Si queremos exprimirlo al cien por cien, misiones secundarias incluidas, puede llevar más de veinte o veinticinco horas.

Conclusión

Darksiders II ha cumplido con todo lo que esperábamos de él. Si te gustó la primera aventura, esta la sobrepasa en todos los sentidos. Un juego divertido y dinámico, largo, épico y lleno de atractivos. Sin duda una de las mejores aventuras del año.

————————————————————————————————————————————-

– Juegos relacionados

Darksiders

– Si te ha gustado te gustará

God of War III

The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D

– No te quedes solo en el juego

Cómic: Uncanny X-Men de Joe Madureira

Serie: Los Cuatro Jinetes del Apocalypsis de Jonas Akerlund

CanciónFour Horseman de Metallica

Publicaciones relacionadas

Cerrar