Una mascota de altura

El popular compañero de Jak se enfrenta en PSP a su primera aventura en solitario, con un arcade de plataformas lleno de acción y sentido del humor. Ready at Dawn recoge el relevo de Naughty Dog dentro de la confección y desarrollo de la serie.

Jak & Daxter fue una de esas series que, poco a poco, se hizo un hueco en las estanterías de muchos usuarios de la recordada PlayStation 2. ¿Sus principales virtudes? Desarrollos cargados de plataformas, sentido del humor y mucha variedad de situaciones. Ahora, la mano maestra de Naughty Dog (ocupados con la serie Uncharted) deja paso a los chicos de Ready at Dawn.

Daxter, el eliminador

En este nuevo título de la saga y como su propio nombre indica claramente, Daxter es el héroe en solitario, dejando de lado a su compañero Jak. Su aventura comienza cuando el simpático personaje decide aceptar una oferta como exterminador de bichos. Un trabajo que, como se suele decir, “no es fácil, pero alguien tiene que hacerlo”.

Como suele ocurrir en estos casos, Daxter es un título de plataformas relativamente convencional, formado por más de treinta niveles y en los que también tenemos que pilotar diferentes vehículos. Aparte de saltar y movernos por los escenarios gracias a las muchas acrobacias que puede llevar a cabo el protagonista, también tenemos que eliminar todo tipo de bichos y recoger distintas gemas y cristales. Estas últimas sirven, además de para completar cada nivel en el mayor porcentaje posible, para desbloquear minijuegos, igualmente protagonizados por el propio Daxter, en los que se parodian películas tan famosas como El Señor de los Anillos, Matrix o Indiana Jones. En cualquier caso, todos se resuelven pulsando el botón indicado justo cuando el juego nos lo exige, requiriendo simplemente algo de concentración y reflejos.

Además, a lo largo de la aventura también podemos desbloquear unos bichos llamados “de combate” con los que tenemos acceso a otros minijuegos. Su funcionamiento es similar al viejo juego de “piedra, papel o tijera”, y además podemos jugar a este minijuego con un amigo a través de la conexión inalámbrica de la consola.

Y es que, en líneas generales, Daxter destaca por ser lo que podríamos llamar un título realmente variado. A todo lo que hemos comentado anteriormente también hay que sumarle más tareas, como piratear diferentes paneles o superar distintos momentos de infiltración. Una jugabilidad que siempre parte de niveles que, aunque resultan bastante lineales, están repletos de lugares e ítems secretos que debemos buscar y alcanzar (muchas veces se encuentran en sitios de difícil acceso) si queremos completar la aventura al cien por cien.

Aparte de todo esto, Daxter no solo es un plataformas bastante rejugable (es casi imposible superarlo por completo todo a las primeras de cambio), sino que también tiene una duración considerable que ronda las doce horas. Y, como ya es habitual dentro de la serie, tampoco nos podemos olvidar de su doblaje en castellano, llevado a cabo con un desenfado propio de una serie de dibujos animados de televisión. Con respecto a los gráficos, se han aprovechado bien las posibilidades de PSP, hasta el punto de dar la impresión de estar jugando un título puntero de PlayStation 2, algo que se nota especialmente en la recreación del propio Daxter.

Cerrar