Análisis de Dead by Daylight: Leatherface – La matanza llega a Texas

Los chicos de Behaviour Interactive continúan actualizando el que se ha convertido en uno de los títulos multijugador del momento. Con el objetivo de mantener interesados a los usuarios que cada día se acercan al popular survival horror, Dead by Daylight recibía hace algunas semanas dos nuevos DLCs de contenido que incluían a personajes tan conocidos como Michael Myers. El mítico asesino de la saga cinematográfica Holloween aterrizaba en el juego de la mano de Laurie Strode, que se incorporaba al plantel de supervivientes seleccionables junto a un nuevo mapa inspirado en las películas.

Del mismo modo, aunque en una actualización completamente gratuita, la llamada Cazadora llegaba también a Dead by Daylight en compañía de David King, otro personaje jugable, y de un escenario adicional, un bosque repleto de obstáculos donde esconderse de la siniestra asesina. Tras lanzarse en ordenadores, ambos DLCs se estrenaban en PlayStation 4 y Xbox One, donde la comunidad ya empieza a ponerse al día de los contenidos de los que disponen sus compañeros de PC.

En este sentido, y tras algunas semanas desde su llegada a Steam, los responsables del juego han puesto a disposición de los jugadores de consola un nuevo killer de cine, Leatherface, que aterriza en el videojuego completamente en solitario y bajo el correspondiente desembolso. Esta vez, la desarrolladora ha optado por prescindir del mapa y el superviviente y se ha apresurado a lanzar a uno de los personajes más icónicos de la historia del séptimo arte. ¿Quién no recuerda, hoy en día, La matanza de Texas? Desde luego, los usuarios de Dead by Daylight lo tendrán en su memoria largo tiempo. Sin más dilación, te dejamos con nuestras impresiones del nuevo DLC, que hemos podido testar en PlayStation 4.

El estudio responsable de Dead by Daylight acaba de lanzar en consolas a un nuevo asesino que, curiosamente, inspiró a uno de los primeros que llegaron al título multijugador. Todos los que juguéis habitualmente sabréis que nos estamos refiriendo al Pueblerino, ese loco de la motosierra que tantas veces nos ha perseguido por cada uno de los escenarios del juego. Dado que Behaviour Interactive no pudo hacerse con los derechos de Leatherface desde el principio, optaron por diseñar a un pariente lejano con sus misma habilidad con la motosierra.

Por ese motivo, cuando hace unas semanas anunciaron la llegada del personaje más recordado de La matanza de Texas, la incógnita era cómo serían capaces de trasladar esa misma capacidad y, al mismo tiempo, si podrían dotarle de su propia personalidad. Tras echar unas cuantas partidas con el icónico Cara de cuero podemos aseguraros que, en líneas generales, se ha cumplido este propósito. Además de la innegable satisfacción que produce manejar a un killer tan mítico como este, lo cierto es que Leatherface cuanta con las suficientes diferentes respecto a lo que ofrecía el Pueblerino.

Además de un martillo con el que asestar golpes a los supervivientes, dispone de su arma por excelencia. La sierra mecánica que tan famosa se hizo en la película ha regresado para poner a disposición del jugador mecánicas totalmente inéditas en Dead by Daylight. Al contrario que el asesino al que hemos hecho referencia anteriormente, la motosierra no le servirá para moverse rápidamente por el escenario, deslizándose de un generador a otro. Para suplir esta carencia, el personaje se mueve muy rápido respecto a la mayoría de killers del juego. Además, es capaz de romper los tablones con la misma velocidad, suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para los supervivientes que traten de huir de él.

Por otra parte y, como Hillbilly, Leatherface es capaz de tumbar a los oponentes con un solo golpe de motosierra. Además, de manera más eficiente que su primo pueblerino. Además de permitirnos cancelar el ataque en cualquier momento, el golpe de motosierra nos impulsará caóticamente hacia delante imitando el característico movimiento del personaje. De este modo, seremos capaces de proporcionar daño en un ratio muy elevado, algo especialmente útil en situaciones donde pueden aglomerarse los supervivientes.

Es el caso de los ganchos, donde un jugador puede ir a salvar a otro sin tener en cuenta que, además, el ataque con motosierra será capaz de tirar al suelo a todos aquellos que se crucen en el camino de Cara de cuero. Si trasladamos esta circunstancia al sótano, donde el movimiento de los supervivientes está mucho más limitado, podemos asistir a una auténtica carnicería a cargo del famoso personaje de La matanza de Texas. Al margen de estas habilidades innatas, Leatherface será también capaz de ejecutar otras mecánicas propias de su personaje aunque desbloqueables para el resto de asesinos.

El primer perk del personaje es el Bloqueo, una capacidad orientada a dificultar el rescate de cualquier superviviente que se encuentre en el suelo. Mientras un jugador permanezca a 32 metros o más de otro compañero herido críticamente, no será capaz de visualizar su aura. De este modo, se verá obligado a aproximarse a la zona conflictiva para poder ver dónde se halla el supervivientes al que curar. Sin duda, Leatherface deberá aprovechar esta circunstancia para hacer servir su motosierra y sembrar el pánico entre el resto de usuarios.

Otra de sus habilidades, traducida al castellano como Barbacoa y chile, también va orientada en este mismo sentido aunque en sentido opuesto. Cuando un superviviente sea colgado en el gancho, el asesino será capaz de visualizar la silueta del resto de jugadores durante cuatro segundos siempre y cuando se encuentren al menos a 52 metros de distancia. De este modo, los desarrolladores han tratado de favorecer que los usuarios tengan en mayor consideración a sus compañeros, de los que deberán permanecer a poca distancia si no quieren ver revelada su aura a Leatherface.

Finalmente, Cara de cuero puede aprovecharse de una habilidad llamada Muerte de Franklin, capaz de motivar que los superviviente suelten sus objetos cuando reciben un golpe del killer. De este modo, no solo quedarán heridos o en estado agonizante, sino que también perderán sus botiquines, cajas de herramientas, linternas o mapas cuando Leatherface les alcance. Se trata de una de las mecánicas más originales de las que dispone ahora mismo Dead by Daylight, por lo que solo podemos celebrar este tipo de novedades en lo concerniente al plantel de asesinos. Lástima que los desarrolladores hayan prescindido, en esta ocasión, del habitual pack de mapa más superviviente con el que suelen obsequiarnos en este tipo de DLCs.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Aunque la jugabilidad de Leatherface recuerda inevitablemente a la del Pueblerino, lo cierto es que los desarrolladores han sido capaces de dotarle de su propia personalidad para crear a un asesino digno de Dead by Daylight. Lamentablemente, se echa en falta un mapa que hubiese sido capaces de exprimir al máximo sus capacidades contra los temerosos supervivientes.

GRÁFICOS: El videojuego no varía de manera alguna en lo relativo al apartado visual. Únicamente podemos hacer mención al diseño del personaje, que ha sido trasladado al Dead by Daylight muy satisfactoriamente si lo comparamos con el referente cinematográfico. Pese a todo, en algunos momentos no luce todo lo bien que debería debido a algún pequeño bug que afecta a su vestimenta.

SONIDO: Como ocurría con el Pueblerino al que tanto hemos hecho referencia, la motosierra vuelve a convertirse en el mejor aliado de Leatherface para aterrorizar a los supervivientes. Su característico sonido no solo juega a favor del killer, sino del resto de jugadores, que podrán ser capaces de identificarle a larga distancia si hace uso de esta arma.

DURACIÓN: Este tipo de contenidos adicionales son más que necesarios para prolongar la vida útil de propuestas multijugador como la que nos ocupa. No obstante, es innegable que los jugadores merecían no solo al asesino en cuestión, sino un mapa y un superviviente igualmente basados en La matanza de Texas. Por desgracia, los desarrolladores han preferido añadir a un solo personaje en esta ocasión, seguramente dada la popularidad que rápidamente iba a adquirir entre la comunidad.

CONCLUSIÓN: Aunque solo se trata de un DLC imprescindible para aquellos jugadores que controlen habitualmente a los killers del videojuego, lo cierto es que se antoja como uno de los contenidos más llamativos de cuantos nos ha ofrecido Dead by Daylight últimamente. En un título donde las licencias marcan la diferencia, quién puede resistirse a incorporar al mítico asesino de La matanza de Texas a sus filas. Nosotros, desde luego, no nos hemos arrepentido de ello salvo cuando nos ha tocado escapar de su motosierra.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

Friday the 13th

 
Este DLC no añade mapa ni supervivente, solo al killer en cuestión.

Cerrar