Cuerpazos y puños

6876

La lucha más clásica y espectacular vuelve de la mano de Tecmo. El combate definitivo de Dead or Alive ya es toda una realidad, que pasamos a analizar a continuación.

Dicen los sabios que todo es cíclico. Y en el caso de los videojuegos, desde luego que parece ser así. Después de una época de menor popularidad, los juegos de lucha pasan por una segunda juventud. Es el caso de Dead or Alive, que estrena quinta entrega sin renunciar a los pilares clásicos de sus entregas anteriores.

Dead or Alive 5 mantiene dos atractivos que, además, le dan personalidad frente a otras series: sus carismáticos personajes y su equilibrado sistema de control. Tecmo se ha hecho fuerte en estas razones, y ha creado un título a la altura de los aficionados más puristas del juego.

El plantel de luchadores no es tan elevado como en otros títulos, pero sí muy variado y atractivo. Especialmente teniendo en cuenta la gran cantidad de mujeres explosivas entre las que podemos elegir.

En el juego encontramos ilustres como Ayane, Kasumi o Elena, a pesos pesados de otras series como el propio Ryu Hayabusa (Ninja Gaiden) o viejos conocidos de la escuela Virtua Fighter. En total, hay veinticinco luchadores, aunque algunos hay que desbloquearlos primero.

Como decíamos, este número puede parece bajo para los tiempos que corren, pero eso es relativo. Todos ellos tienen un carisma considerable y cuentan con un estilo muy propio. Como se suele decir, aquí la calidad prevalece sobre la cantidad.

La más clara demostración de ello es el modo Historia del título, posiblemente el más atractivo de todos. En él tenemos que superar un gran número de retos, poniéndonos en la piel de los distintos personajes y conociendo a fondo su historia (como ya indica su nombre, claro). ¿Es capaz de enganchar el guión por sí mismo? Lo cierto es que sí, bastante más que los de otros compañeros de género.

El sello de  Tecmo, siempre tan vistoso y espectacular se hace notar en todo momento. Sobre todo durante las cuidadas secuencias cinemáticas.

De hecho, casi todo lo concerniente al apartado gráfico es digno de elogios. Empezando por los personajes. El trabajo de texturas y animaciones raya a un gran nivel. Y no, no nos referimos solo a las curvas de algunas de las luchadoras… También los fondos presentan mucha variedad y calidad. Algunos de ellos son realmente llamativos. Como curiosidad, señalar que hay casi los mismos escenarios que personajes.

 

 

En cualquier caso, y a pesar del planteamiento tradicionalista del título, hay que reconocer que los programadores también ha sabido mirar a la competencia. Esto se puede apreciar, sobre todo, en detalles como las peleas por equipos. No solo podemos enfrentarnos uno contra uno, sino también dos contra dos.

Esta característica se puede utilizar en casi todos los modos, pero es jugando con hasta tres amigos cuando más divertida resulta. El modo online permite peleas para hasta dieciséis usuarios, y también encontramos otros modos típicos, como Supervivencia, Contrarreloj, Versus o Arcade.

En todos ellos, como señalábamos antes, la jugabilidad es la misma. Se trata de un estilo directo y sencillo de aprender. Tenemos puñetazos, patadas, defensas, y la conocida opción de contraataque habitual en la saga.

Un dinamismo que en esta ocasión se ha acentuado con los llamados Power Blow. Unos ataques que permiten desencadenar secuencias capaces hacer mucho daño al rival. Son muy peliculeros y se ayudan de los escenarios; aunque eso sí, necesitamos tener menos de la mitad de la salud para poder llevarlos a cabo.

Quizás la jugabilidad de Dead or Alive 5 no sea tan profunda como la de otros juegos de lucha, pero aún así cuenta con posibilidades más que suficientes para enganchar incluso a los más expertos. También es una opción muy recomendable para quienes quieran iniciarse en este fructífero género.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Resulta muy equilibrada y fácil de aprender. Cada personaje tiene su estilo.

Gráficos: Puro espectáculo. Tanto personajes como fondos son muy preciosistas.

Sonido: La banda sonora cumple, y los diálogos se pueden escuchar en inglés o japonés.

Duración: El plantel de personajes es de veinticinco, pero son muy diferentes entre sí. El modo historia dura bastante.

Conclusión

Dead or Alive 5 es un juego de lucha atractivo, que entra enseguida por los ojos. A lo que hay que sumarle un manejo accesible y personajes muy carismáticos. Los aficionados a la serie tienen una nueva entrega a su medida.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

Dead or Alive, la saga

Si te ha gustado te gustará

Tekken Tag Tournament 2

No te quedes solo en el juego

Película: Dead or Alive de Corey Yuen

Canción: Wanted dead or alive de Bon Jovi

Publicaciones relacionadas

Cerrar