Combates con curvas

Aunque no posee el mismo estatus ni el mismo reconocimiento que otras sagas de lucha consagradas como Street Fighter, Tekken o Mortal Kombat, Dead or Alive está considerada como serie de culto entre sus fans. Y lo es por un cúmulo de virtudes que siempre ha sabido atesorar esta franquicia de Tecmo, características que encontramos en este nuevo episodio desarrollado en exclusiva para Nintendo 3DS.

La nueva portátil de Nintendo tiene el honor de recibir un nuevo y espectacular capítulo de la serie Dead or Alive, saga que lleva ya muchos años entre nosotros. Como muchos sabéis se trata de un arcade de lucha en 3D muy particular, que cuenta con un buen número de seguidores en todo el mundo.

Peleas muy sexys
Uno de los ganchos principales que siempre ha tenido esta serie lo encontramos en el plantel de personajes seleccionables. Y es que, al margen de ser bastante nutrido (es posible escoger entre más de una veintena de luchadores), en él figuran un número muy elevado de jovencitas. ¡Y de buen ver! Helena, Ayane, Kisumi o Christie son algunas de las bellas damas que pueden participar en los combates, a los que se suman otros tipos duros como Zack o el mismísimo Ryu Hayabusa, el protagonista principal de la clásica saga Ninja Gaiden (también de Tecmo Koei).

Otro de los  principales puntos de interés que nos ofrece el juego es su peculiar sistema de control. En principio es posible llevar a cabo la gran mayoría de los golpes con tan solo dos o tres botones. Muy accesible, vamos. Sin embargo, la profundidad que nos ofrece es más pronunciada de lo que pudiera parecer en un primer momento, pudiendo llevar a cabo múltiples acciones especiales como contraataques.

En cuanto a sus modos de juego, no destaca ninguno de ellos en particular, si bien su cantidad es más que razonable. Así, entre este elevado número de opciones y modos de juego en combinación con su ya mencionado generoso elenco de personajes elegibles, dan como resultado un título al que tendréis que dedicar muchas horas para llegar a dominar y superar.

En temas técnicos, el cartucho es de los que mejor uso hacen del potencial gráfico de esta portátil. Los luchadores muestran un detallado modelado (¡mucho cuidado con las “curvas” de las féminas!), mientras que los decorados que acogen cada uno de los enfrentamientos presentan un buen acabado y, en ocasiones, estos quedan divididos en varios niveles.

Como detalle final, hay que destacar la aparición estelar de Samus Aran, la protagonista de la serie Metroid, quien se deja ver en un escenario extraído de la saga de ambientación espacial de Nintendo. Un guiño que alegrará mucho a los incondicionales de Samus.

Dead or Alive Dimensions es un título de lucha que, a día de hoy, se convierte en la única alternativa seria a Super Street Fighter IV 3D Edition. Y eso es mucho decir, a pesar de que no goce ni del mismo carisma ni de la misma solidez que la obra de Capcom.

Cerrar