Temerás la oscuridad

6733

Llegó la hora de la oscuridad. El estudio español Tequila Works muestra sus armas con un inteligente y cuidado juego de zombis, que llega dispuesto a dar mucho de qué hablar este verano.

Algo acecha en las sombras, y nuestro único propósito está claro: sobrevivir para reunirnos con nuestros seres queridos. Pero el mundo ha cambiado. Lo que antes era civilización, ahora no es más que un escenario gris y muerto repleto de criaturas que acechan en la sombra. Bienvenidos a Deadlight.

Al leer estas líneas, muchos podrían pensar: “ya, sí, otro juego más de zombis”. Y en parte tendrían razón. Pero solo en parte.

Es indudable que Deadlight es un título fuertemente influido por películas como Soy Leyenda o 28 Días Después, libros como Cell (de Stephen King) o fenómenos como The Walking Dead. Pero, por el contrario, también demuestra que todavía se pueden hacer juegos sobre zombis originales, propuestas frescas y, sobre todo, divertidas.

Deadlight ha sido desarrollado por un estudio español, Tequila Works. Pero no nos cegamos por el orgullo patrio (si es que tenemos de eso), sino que es justo decir que, por derecho propio, se trata de uno de los juegos descargables más interesantes y atractivos del verano. ¿No nos creéis? Pues seguid leyendo.

Nuestro personaje es Randall Wayne, un ciudadano normal y corriente que, como decíamos antes, se encuentra solo, perdido de los demás supervivientes y quiere encontrar a su familia. Más o menos el mismo argumento que presentaba el éxito Cell, de Stephen King.

Para lograr nuestro objetivo, tenemos que seguir un planteamiento más o menos clásico. Como se puede apreciar por las imágenes, estamos hablando de un juego de desarrollo horizontal (en plan 2D, para entendernos). Pero que nadie piense que por eso es un juego menor o una aventura descargable más.

Deadlight tiene muchas virtudes. Por ejemplo, su soberbia ambientación. Los gráficos están perfectamente detallados, con fondos capaces de dejarnos con la boca abierta, una atmósfera oscura y agobiante y, sobre todo, ese toque post-apocalíptico tan de moda últimamente.

Pero si algo destaca, son los diseños de sus escenarios. La mezcla de acción y plataformas se ha llevado a cabo de manera soberbia, consiguiendo así una experiencia muy recomendable. No solo es escapar o luchar, sino que tenemos que tener cuidado de no caernos y morir o de medir muy bien nuestras energías. Como sucedía en el también descargable (y post-apocalíptico) I Am Alive, de Ubisoft, en este caso nuestra fuerza es limitada.

Es más, en el juego contamos con dos barras, una de vida (propiamente dicha) y otra de energía. Es decir, que en cada nivel tenemos que actuar con cautela, para encargarnos de los enemigos y seguir adelante. Planificarlo todo es de vital importancia. Esta mecánica no resta intensidad al desarrollo, sino todo lo contrario.

 

 

Deadlight logra crear una sensación de lo más angustiosa en todo momento, esa presión que, curiosamente, no siempre transmiten otros títulos con más presupuesto y pretensiones.

De hecho, el ritmo del juego es muy rápido, especialmente por las amenazas a los que nos enfrentamos continuamente. Aunque también presenta algunos retos y puzles, que de vez en cuando nos hacen tener que darle una vuelta a nuestra situación.

La madurez de Tequila a la hora de programar, no solo se demuestra en los gráficos o los diseños de los escenarios, sino también en el ajustado control, una dificultad más que coherente (aunque con algunos momentos difíciles que tendremos que repetir varias veces) y un argumento digno. Es un juego de zombis, sí, pero que invita a llegar hasta el final y saber el desenlace.

Y es que quizás sea ese el principal problema de Deadlight: se termina antes de lo que nos hubiese gustado. En apenas unas horas (siendo tranquilos) podemos acabarlo tranquilamente. Quizás algo más de duración no hubiese estado nada mal. Aunque, por el contrario, seguro que una vez lo hayáis completado os apetece intentar volver a jugarlo de vez en cuando. Al menos a nosotros nos ha sucedido así.

En definitiva, se trata de una aventura intensa, relativamente original, variada y divertida, que engancha de lo lindo, por su planteamiento, niveles, estética y control. También la dificultad ayuda a picar, pero sin pasarse.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Resulta entretenido, adictivo y variado. Un juego de zombis recomendable de corte clásico.

Gráficos: La ambientación es muy buena. Algunos escenarios nos han dejado con la boca abierta por su belleza y profundidad.

Sonido: En inglés y con subtítulo. El apartado sonoro cumple y acompaña debidamente.

Duración: Quizás el talón de Aquiles de la aventura. Un poco corto.

Conclusión

Deadlight es uno de los juegos más atractivos del verano. Gracias a su ambientación, gráficos y desarrollo, merece la pena darle una oportunidad. Si os gustan series similares a The Walking Dead o películas a lo Soy Leyenda, no os lo podéis perder.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

I Am Alive

Si te ha gustado te gustará

Exit

The Walking Dead Episodios 1 y 2

No te quedes solo en el juego

Película: Soy Leyenda de Francis Lawrence

Serie: The Walking Dead de Robert Kirkman

Canción: Fear of the dark de Iron Maiden

Publicaciones relacionadas

Cerrar