Crisis "aumentada"

13422

Deus Ex vuelve con una nueva entrega que supondrá el punto de inflexión para la saga. Ahora viviremos una auténtica guerra de clases y tendremos que adaptarnos a unos tiempos que no serán benévolos con los aumentados. Adam Jensen llevará sus aumentos a un nuevo nivel en una historia que rellenará varios huecos y despertará muchas otras preguntas.

Han pasado dos años desde el Incidente, terrible suceso en el que los aumentados de todo el mundo enloquecieron y se volvieron violentos contra el resto de personas. Muchos murieron a causa de ello, y por este motivo se han comenzado a aplicar restrictivas leyes en contra de aquellos con componentes biónicos.

Ahora la sociedad se ha dividido por completo completo: o eres humano, o eres un peligroso “tuercas”. No esperes misericordia alguna, porque seas niño o adulto no escaparás del estricto control que encontrarás en las calles y allá por donde vayas.

Adam Jensen, tras todo lo sucedido, ahora es un agente que trabaja para la Interpol y aunque tenga habilidades muy útiles en combate todavía no termina de ser del todo aceptado por el equipo. Una nueva amenaza se cierne sobre él y le obligará a volver a las andadas.

 

Tras cinco años de espera, Adam Jensen regresa a nuestras consolas con una nueva entrega de Deus Ex que nos situará en el punto de inflexión de la sociedad. Ahora los aumentados son perseguidos y tratados como parias, es el momento de agachar la cabeza y mantener un perfil bajo y sin llamar demasiadas atenciones.

Deus Ex: Mankind Divided presenta toda una serie de elementos para convertir la aventura en una totalmente frenética. De nuevo nos veremos en situaciones en las que deberemos elegir entre varias opciones, lo que impactará en los sucesos del juego. Ya al principio se te da a elegir entre usar armas letales o no letales, lo que te da pistas de que en un futuro puede que esto tenga su repercusión. 

Adam sigue teniendo sus aumentos, pero tras una explosión éstos sufren graves problemas y acude a su viejo amigo Vaclav Loller para que se los revise. Para su sorpresa, descubren que hay algo que desencaja. No tiene una explicación para ello, pero parece que manipularon su cuerpo y escondieron toda una serie de habilidades que se habían mantenido dormidas hasta el momento. Ahora es el turno de explotarlas, pero para ello hay que cumplir una serie de condiciones. Para desbloquear habilidades o mejorarlas necesitaremos praxis, y una vez que nos hagamos con ciertos aumentos podremos elegir entre si hacerlos letales o no (cuidado, porque esta decisión es permanente). A medida que vayas haciéndote con habilidades, tu nivel de estabilidad irá variando. Si quieres hacer uso de los aumentos ocultos deberás desactivar otros a cambio, ya que de lo contrario tu cuerpo se sobrecalentará… y eso puede desencadenar un desastre.

Por supuesto, tendremos todo tipo de aumentos, desde unos específicos para el combate hasta otros destinados a poder hackear a distancia dispositivos como cámaras de seguridad. En Mankind Divided tú eliges entre el sigilo o la acción, y la jugabilidad se adapta de manera que cualquiera de las dos opciones sea posible.

Un elemento bastante notorio de esta entrega es la exploración. Aquí no estamos ante un videojuego en el que lo único que puedes hacer es ir completando misiones, sino que tienes libertad de movimiento. Gracias al transporte terrestre podremos movernos entre distintas localizaciones, cada una con toda una serie de puntos de interés. Podremos ver cómo la sociedad se ha dividido por completo y en cosas tan sencillas como entrar en una estación se ha convertido en un auténtico control que divide a los humanos de los “tuercas”, mote despectivo para los aumentados, que ahora son vistos con muecas de asco. Podremos interactuar con varios personajes para enterarnos de cómo cambiaron sus vidas desde el Incidente, lo que proporciona una mayor inmersión. 

En el mapa podremos encontrar desde tiendas en las que comprar objetos y materiales a contactos que a cambio de neuropocina nos soplarán qué se mueve por las calles. Es cuestión de tomarse su tiempo y enriquecerse de lo que cada esquina está dispuesta a ofrecernos. De hecho, podremos incluso colarnos en casas y desmantelarlas. Habrá que vigilar nuestro inventario, que es limitado, y tendremos que robar sin que nos vean o nos veremos rodeados de enemigos. En múltiples ocasiones nos encontraremos con cajas fuertes, ordenadores o paneles de seguridad protegidos. Aquí podremos optar entre insertar una contraseña (que se suelen conseguir indagando en documentos o correos electrónicos) o hacer un pirateo.

El pirateo es, quizá, una de las mayores complejidades del juego. Tendrás que partir de un puerto entrada/salida e ir tomando puntos clave para llegar al núcleo de información, pero no será una tarea fácil porque habrá toda una serie de medidas de seguridad que actuarán rápidamente si te detectan, haciendo por ejemplo que la toma de ficheros se haga lenta. Si la cuenta atrás llega a cero sin que hayas pirateado con éxito el dispositivo, los enemigos de tu alrededor se enterarán e irán a por ti.

Llega el turno del combate. ¿Qué harás? Tuya es la decisión de usar armas no-letales o pasar a la acción sin miramiento alguno. Podremos personalizar nuestras armas y cambiarles la munición (podremos elegir entre varios tipos, desde balas normales a otras especiales para objetos o enemigos electrónicos) además de quitar y añadir componentes a nuestro gusto. El videojuego nos proporcionará una ayuda a la hora de cubrirnos, ya que nos marcará los lugares tras los que podremos ocultarnos y bastará con pulsar un botón para situarnos ahí mismo. Además, juntando esto con nuestros aumentos podremos hacer auténticas virguerías como atacar sin ser vistos. Por supuesto, cuando el enemigo lo tenemos justo delante podremos decidir entre déjalo k.o o matarle.

Normalmente el combate pasa por diversas fases: en ocasiones puede que estés intentando pasar sin ser visto pero captes miradas indeseadas, lo que hará saltar las alarmas y que los personajes comiencen a rastrear. Si no te encuentran, todo volverá a la calma. Si al contrario, y durante un combate te escondes, éstos seguirán buscándote hasta que o bien te encuentren o bien vean que has desaparecido de su vista. Una rápida toma de decisiones es fundamental a la hora de afrontar los conflictos, y es que no será nada fácil el luchar contra otros. Tu vida descenderá rápidamente, por lo que necesitarás curarte varias veces. Si usas aumentos, se te penalizará con un gasto energético. Si bien se restablece, el punto máximo de energía baja cada vez que haces uso de estas habilidades, por lo que también tendrás que inyectarte energía en varias ocasiones. Ten en cuenta que algunos aumentos son de uso temporal limitado, y si la energía llega a su nivel más bajo dejará de tener efecto.

 

 

Lo más interesante de los combates llega con la posibilidad de conversar con personajes clave para la historia. Con uno de nuestros aumentos podremos analizar la personalidad de éste y monitorizar su ritmo cardíaco entre otras cosas, lo que nos dará pistas de cómo deberíamos proceder a la hora de hablar con él. Jugando con todo esto puedes llegar a solucionar un problema sin necesidad de luchar, pero si tomas las decisiones equivocadas puedes buscarte un conflicto indeseado.

En Deus Ex: Mankind Divided encontraremos misiones principales y secundarias. Puedes centrarte únicamente en la historia y dejar de lado lo opcional, pero te recomendamos ir completando ambas a la vez porque las secundarias son fundamentales para rellenar huecos del argumento.

A nivel genérico la jugabilidad puede resultar algo compleja porque hay muchas cosas a tener en cuenta y muchos botones que te llevan a un apartado diferente, pero en sí no ofrece problemas y una vez que se dominan las mecánicas principales todo es cuestión de práctica. 

Centrándonos en los gráficos, las cinemáticas cuentan con una calidad exquisita y un gran realismo, pero como es evidente luego en el juego se pierde algo de calidad. No obstante, a pesar de ello las texturas están muy bien trabajadas y los escenarios impresionan por su gran cantidad de detalles. La única pega que ponemos, y esto más que de gráficos es cosa del juego, es que en ocasiones te encuentras a personas que aparecen de la nada y que incluso pueden llegar a traspasar a otras. En este análisis hemos usado una versión para PC del juego, y mientras que en PlayStation 4 y Xbox One los frames por segundo se encontraban bloqueados a 30, en los ordenadores no encontramos dicha limitación, lo que se hace notar porque en muchas ocasiones hay varias fluctuaciones que hacen que veamos las cosas con un poco más de torpeza.

Deus Ex: Mankind Divided viene totalmente traducido al castellano, con un doblaje espectacular y una banda sonora impresionante. Podremos habilitar subtítulos si así lo deseamos, aunque a veces variará ligeramente el texto respecto a lo que dice el personaje, pero el sentido será el mismo.

Mención especial cabe hacer al soporte con Tobii, un dispositivo SAAC que permite usar ordenadores con tan solo la mirada. Deus Ex: Mankind Divided ha dado un gran paso hacia la inclusión con esta elección que muy pocas veces podemos encontrar en un videojuego, y es algo que se le aplaude muchísimo. Gracias a esto, personas con movilidad reducida podrán disfrutar de esta experiencia adaptada a sus necesidades.

El título tiene toda una serie de menús como las Historias de Jensen, que funciona de manera independiente a Mankind Divided y que es recomendable jugarlas una vez superada la historia principal; y el modo Breach, en el que robaremos datos a grandes empresas y revelaremos varios y oscuros secretos. Recuerda que el 23 de agosto llega este esperado videojuego. ¡Prepara tus aumentos!

María Rosado

 

Jugabilidad: Se presenta compleja y tardas bastante en dominarla. Hay mucha exploración y la toma de decisiones está a un nuevo e interesante nivel, y resulta toda una novedad el poder conseguir evitar conflictos a través del diálogo. La decisión de apostar por el soporte con Tobii es muy acertada. Lo único que se hace verdaderamente molesto es el excesivo tiempo de carga de las pantallas.

Gráficos: Animaciones de una impresionante calidad. Destacan tonos oscuros que acompañan el terrible momento por el que las sociedad pasa, lo que da sensación de cohesión.

Sonido: Totalmente en castellano, lo que es de agradecer. Una banda sonora de gran calidad que te ayuda a saber en qué tipo de situación te encuentras. 

Conclusión: Deus Ex: Mankind Divided es un juego obligatorio si quieres saber qué es lo que sigue a Adam. Su jugabilidad necesita pulirse un poco, pero es una propuesta con diversas ramificaciones entre las que puedes decidir qué se adapta mejor a tus necesidades. Es de esperar que a medida que pase el tiempo se vayan solucionando los pequeños problemas que surgen, por lo que solo es cuestión de esperar para obtener un producto que podría gustar mucho a los jugadores. 

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Toda la saga Deus Ex

En el juego puedes encontrar unos objetos con un código QR que te pueden dar extras

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar