La cacería infernal

12202

El popular Devil May Cry 4 de la pasada generación de consolas ha sido el último candidato en unirse a la reciente moda de las remasterizaciones en HD a través de la presente Special Edition. Un flechazo directo a la nostalgia que pretende recuperar el corazón de jugadores clásicos y hacerse con las simpatías de los nuevos.

Si echamos la vista atrás y nos ponemos a repasar algunas de las franquicias que se engloban en el género de la acción y el hack n’ slash pueden venirnos a la cabeza muchos nombres, pero Devil May Cry seguramente sea uno de ellos. La saga de videojuegos que comenzó en PlayStation 2 ha ido avanzando a lo largo del tiempo para terminar en sus días más recientes con una remasterización del Devil May Cry 4 original, que apareció en su día en las consolas de pasada generación.

Y es que es importante recalcar la condición de remaster de la que goza Devil May Cry 4 Special Edition una vez más, lo que se traduce en que bien se mantienen intactas muchas de las fortalezas que lucía el original, así como algunos defectos y molestias que visto lo visto, Capcom no ha tenido a bien corregir para la entrega que nos ocupa. 

Pero más allá de eso y centrándonos en las novedades que incluye esta revisión para aquellos que vuelvan o lleguen de nuevas, nos encontramos principalmente con un aumento de contenido jugable que llega a través de la inclusión de tres cazadores de demonios completamente nuevos en el título. Mientras que en el Devil May Cry 4 original vivíamos únicamente la historia de Dante y Nero Sparda, para esta edición se ha incluido de la forma jugable la presencia de Vergil, Trish y Lady, viejos conocidos de la franquicia.

Y no hablamos de una inclusión que se queda únicamente en un anecdótico añadido estético, hablamos de la inclusión de los personajes con mecánicas jugables perfectamente diferenciadas entre sí, con combos únicos para cada uno de ellos, y con campañas propias para cada uno de los personajes. Mientras que por un lado asistimos de nuevo a la clásica campaña de Nero y Dante (que se mantiene inalterable), en esta ocasión Capcom ha incluido un nuevo recorrido jugable para la pareja femenina conformada por Trish y Lady, así como una que deberá afrontar Vergil por sí solo.

Cada uno de ellos tiene un estilo de juego que está muy diferenciado del resto de compañeros, por lo que siempre vamos a tener la sensación de que la experiencia cambia en función del personaje que estemos controlando. Mención especial para Lady, que al ser la única cazadora de demonios que es completamente humana, deberá modificar su estilo de juego para intentar mantener a los enemigos lo más alejados posible a través de un surtido arsenal de armas que engloban desde pistolas, escopetas, bayonetas…



Vergil y Trish también ostentan un lugar especial para los distintos perfiles de jugadores, y es que mientras que Vergil posee un estilo de juego más elaborado y donde los combos son más difíciles de dominar (y orientados para el jugador más experto), Capcom ha encontrado en Trish el lugar para los jugadores neófitos que se introducen en la franquicia por primera vez, con un manejo más intuitivo y combos que son más fácilmente ejecutables.

A nivel jugable y como comentábamos previamente, nos encontramos con un título que mantiene intactas las mecánicas del Devil May Cry 4 original, por lo que no tendría mucho sentido que nos parásemos a escudriñar una vez más este aspecto que se mantiene inalterable con esta remasterización.

Otro de los upgrades que conlleva esta evolución natural del título radica en el aumento de resolución nativa a la que vamos a poder liarnos a espadazos, optando en esta ocasión por los 1080p tanto para Pc, PlayStation 4 como Xbox One. La tasa de imágenes por segundo, por otro lado, se mantiene inalterable en los 60 fps, y es que la edición de la pasada generación de consolas ya alcanzó esta cifra, algo casi indispensable para un juego de este género y que presenta momento tan frenéticos en la acción.

Además, los jugadores más exigentes también encontrarán entretenimiento para rato gracias a la inclusión de la modalidad Turbo, que aumenta la velocidad de la jugabilidad de una forma frenética, así como la nueva dificultad Caballero Oscuro Legendario, que promete sacar de sus casillas a más de uno y se reserva para aquellos con nervios de acero.



Por otro lado, no podemos olvidar que realizar una adaptación tan fiel al título original en ocasiones conlleva sus desventajas, como es el caso de arrastrar algunos de los fallos de los que pecaba el Devil May Cry 4 de antaño y que parece que no se han corregido para esta revisión. Por un lado nos encontramos con una cámara un tanto rebelde y que en ocasiones puntuales puede llegar a darnos problemas, bien es cierto que esto no ocurre con demasiada frecuencia y lo podemos considerar un mal menor que posee el título. Por otra parte asistimos una vez más al problema de backtracking que ya vimos en Devil May Cry 4, por lo que en las campañas que son compartidas por 2 personajes, puede que encontremos molesto tardar un gran número de horas hasta que podamos cambiar de personaje, que además, una vez que lo hagamos nos obligará a recorrer de nuevo los mapas y escenarios que ya hemos visitado con anterioridad.

Adrián López.

———————–

Valoración final

Gráficos: Nos encontramos con un juego que como mayor reclamo visual, ve mejorada su resolución hasta alcanzar los 1080p nativos. Por lo demás no encontraremos gráficos que nos dejen boquiabiertos pero que sí cumplen.

Jugabilidad: Divertida, desenfrenada y profunda. ¿Hemos dicho ya divertida?

Sonido: Las voces en inglés tienen carisma y se aprecia la ambientación rock con la que se envuelve al título desde sus orígenes.

Duración: Nos llevará aproximadamente 7 horas acabar con su campaña principal conformada por Nero y Dante. Pero debemos añadir la campaña protagonizada por Trish y Lady, así como la de Vergil. Se incluyen los modos Turbo y Caballero Oscuro Legendario para los más exigentes y que quieran exprimir el número de horas al máximo.

Conclusión:

Mientras que Devil May Cry 4 Special Edition se mantiene extremadamente fiel a lo que fue el título original de Xbox 360 y PlayStation 3, incluye los suficientes reclamos para atraer tanto a jugadores que ya le dieron caña al clásico como a los novatos que quieran introducirse por primera vez en la franquicia. La inclusión de 3 nuevos personajes jugables, campañas, modos de juego y trajes justifican de sobra la adquisición para los amantes del Hack n’ Slash.

——————

Juego relacionados:

Publicaciones relacionadas

Cerrar