Análisis de Digimon Story: Cyber Sleuth Hacker's Memory – Volvemos a digievolucionar

 

 

Hablar de Digimon seguramente lleva a muchos de los que estáis leyendo estas líneas hasta aquellos días de vuestras infancias. La mítica serie que llegó en los 90 se hizo un hueco muy importante en nuestras vidas y la licencia llegó al mundo de los videojuegos de diversas plataformas. A diferencia de Pokémon el éxito de sus vidoejuegos no se ha visto acompañado con el paso de los años, aunque hace un par de años dicha tónica cambió.

En 2016 pudimos disfrutar de Digimon Story: Cyber Sleuth, un título basado en la popular serie de los monstruos digitales que al fin estaba a la altura de las expectativas. Ante nosotros tuvimos un llamativo RPG que hizo las delicias de los fans y propuso una temática realmente atractiva.

Ya el año pasado volvimos a tener una nueva ración de Digimon, aunque en aquel caso se cambió de género y tuvimos el sucesor espiritual del Digimon Wolrd de la primera PlayStation. Digimon World: Next Order también nos ofreció una experiencia bastante interesante, aunque con algunos elementos que no llegaron a convencer a todo el mundo. De vuelta al presenta nos topamos con Digimon Story: Cyber Sleuth  Hacker's Memory, la secuela del juego que tanto disfrutamos hace dos años y de la que vamos a hablar en este análisis.

Hablar de Digimon Story: Cyber Sleuth Hacker's Memory requiere la necesidad de no dejar de hablar de la anterior entrega, y es que lejos de ser una continuación directa nos ofrece una historia que ocurre al mismo tiempo que la del juego de hace dos años. Esto tiene sus cosas buenas, pero también ofrece la sensación de que estamos ante el mismo juego, ya que recicla escenarios y otros muchos elementos más de lo deseado. Si el primer Digimon Story nos cautivó en todos los aspectos, este ha seguido una línea bastante continuista.

La historia en esta ocasión nos sitúa en el papel de Keisuke Amazawa, un joven que se ha visto metido en problemas y tiene que unirse a un grupo de hackers para resolver todo lo que rodea a dicha situación. Para ello no solo tenemos que adentrarnos en el mundo digital, también debemos solventar los problemas que acechan en el mundo real. Al igual que ya pasó con el primer de Digimon Story: Cyber Sleuth nos volvemos a encontrar con un juego con textos íntegramente en inglés, por lo que para seguir la narración es importante tener soltura con el idioma.

Como ya hemos dicho antes la historia de esta entrega transcurre a la misma vez que la del juego de hace dos años, por lo que puedes disfrutar de esta aventura sin haber jugado a la anterior. Eso sí, como es de esperar quien haya jugado detectará muchos guiños o referencias a la historia que ya conocimos en su día.

Una vez más el sistema de combate nos vuelve a ofrecer una temática por turnos que poco ha cambiado desde el anterior juego. A la derecha de la pantalla nos aparece el orden de intervención de cada Digimon en el combate, por lo que es importante tener en cuenta este factor para poder realizar los movimientos de forma efectiva y sacar partido a cada situación. En el otro lado de la pantalla nos aparecen los comandos conocidos por todos como son atacar, objetos o utilizar habilidades especiales, entre otros. Los combates online vuelven a estar disponibles, pero durante nuestras sesiones de juego ha sido bastante difícil encontrar con quién jugar y nos hemos centrado casi por completo en la experiencia de un jugador.

Respecto a los combates encontramos una novedad, o mejor dicho una variante. Los combates sobre tablero en los que nos adentramos con tres Digimon. El objetivo principal de esta disciplina consiste en moverse estratégicamente para poder dominar más cuadros que el rival, de forma que obtengamos más puntos que ellos para ganar el combate. Al principio es una temática bastante interesante, aunque después nos deja con ganas de más.

Como si de un juego de Pokémon se tratase gran parte del interés del título se centra en la obtención de todos los Digimon disponibles. Aquí si encontramos un salto cualitativo respecto al anterior juego, ya que hay disponibles 320 especies diferentes. Para conseguirlas todas debemos estudiar las naturalezas y características de cada especie, entrenarlos y descubrir todas sus ramas evolutivas.

A nivel artístico el juego nos ofrece una de cal y una de arena. El reciclado de escenarios es más que evidente y sus diseños continúan siendo bastante sencillos, de igual forma que ofrecen recorridos bastante lineales.  Se nota que tener que lanzar el juego tanto en PlayStation 4 como PlayStation Vita ha perjudicado a la versión de sobremesa, ya que no se saca a relucir el potencial de la consola. Por su parte el diseño de los Digimon cumplen con lo esperado y ofrecen diseños realmente fieles a los que se pueden ver en el anime.

Por su parte el apartado sonoro con bastantes melodías electrónicas nos presenta pistas musicales de la primera entrega y también temas nuevos. Eso sí, sin lugar a dudas lo mejor en este apartado es el doblaje original en japonés.

Jugabilidad: La primera entrega de Digimon Story destacó por este apartado, pero esta nuevo título ha apostado por la seguridad y presenta unas mecánicas casi idénticas a las originales. Es cierto que los combates de hackers aportan nuevas sensaciones, pero el pilar central sigue funcionando de la misma forma que conocimos hace dos años.

Duración: Una vez más el ritmo de la historia puede depender del tiempo que dedicamos a descubrir nuevos Digimon mientras que los entrenamos y hacemos que digievolucionen. En cualquier caso los mayores completistas tienen juego para rato, ya que esta entrega incluye más de 300 especies diferentes.

Gráficos: Se nota que el juego ha sido desarrollado tanto para PlayStation 4 como PS Vita, ya que este apartado gráfico es bastante flojo en la consola de sobremesa. Se echan de menos escenarios más elaborados, a lo que se le suma el reciclado de todos los que ya conocíamos.

Sonido: Las melodías electrónicas son las principales protagonistas, aunque el dobleja en japonés es el elemento más destacable de este apartado.

Conclusión: Digimon Story: Cyber Sleuth Hacker's Memory nos ha ofrecido sensaciones bastante contradictorias respecto a lo que en su día supuso el lanzamiento del primer Digimon Story: Cyber Sleuth. El juego peca de ser muy continuista y además recicla mucho contenido, lo que podría haber sido tapado por novedades de peso que desgraciadamente no nos encontramos. La historia es la mayor novedad de esta entrega e invita a que cualquier persona disfrute de la misma, ya que no es necesario conocer los acontecimientos del juego anterior. El idioma sigue siendo un gran impedimento para que cierto público disfrute al 100% de la experiencia, ya que no incluye subtítulos en castellano.

En cualquier caso el conjunto del proyecto es notable y si disfrutaste con el primero lo volverás a hacer con este. Si eres fan de Digimon deberías echarle un vistazo, más aún si buscas un RPG basado en la licencia.

Cerrar