Digi-nostálgia

Digimon es para muchos un símbolo de nostalgia ya que una generación creció mientras veía la serie de Agumon y compañía a la hora de comer tras volver del colegio. Es cierto que el éxito o la repercusión de la franquicia se ha visto trastocada con el paso de los años, al menos en España, pero Digimon World: Next Order llega para hacernos sentir como entonces. ¿Disfrutaste de Digimon World en la primera PlayStation? En tal caso no deberías perderte el análisis del nuevo juego de la serie.

14221

Desde Bandai Namco han tenido claro que el objetivo de Digimon World: Next Order era ser ese título de Digimon con el que recuperar la atención de los que en antaño disfrutaron con el primer juego de la serie en PlayStation allá por principios de la década del año 2000. Jugar este nuevo título supone revivir sensaciones que ya pudimos tener cuando muchos éramos unos niños, pero ahora todo esto ha sido adaptado y llevado a PlayStation 4.

En ningún momento quiere decir que Digimon World: Next Order sea un remake o remasterización del original, pero sí que es una clara continuación a la par que un homenaje a la primera aparición de Digimon en la primera consola de Sony. Tampoco nos encontramos ante uno de los títulos más explotados o que más partido sacan a la tecnología de PlayStation 4, pero eso es algo que pasa a un segundo plano teniendo en cuenta la aventura que encontramos ante nosotros.

Al coger los mandos lo primero que tenemos que decidir es si somos chico y chico y a continuación seleccionar nuestro nombre. Nos adentramos en la piel de un humano que tiene un Digidice, el mismo que por circunstancias desconocidas para nosotros reacciona al tomarlo y nos lleva a una dimensión desconocida. En aquel lugar están Metalgarurumon y Wargreymon, dos de los grandes protagonistas de la primera temporada de la serie. Como comprobarás desde el primer momento encontramos grandes puntillas que atacan a nuestra vena nostálgica.

Al parecer diversos Machinedramon están apareciendo de forma aleatoria en el Mundo Digital y como era de esperar, acabar con tal amenaza pasa a ser nuestra misión principal en la que nos acabamos de ver involucrados. Tras algunas narraciones aparecemos en Floatia, una pequeña ciudad en la que pronto conocemos a Jijimon, sí, el mismo que estaba presente en el primer Digimon World. Este antiguo Digimon nos pone mejor en situación y nos pide ayuda para recuperar la normalidad del lugar, ya que tras el caos originado por los Machinedramon, todos los Digimon de la Ciudad han huido fuera.

Al igual que sucedía en el título original, a pesar de tener una misión de importancia vital otro objetivo importante es lograr que Floatia vuelve a tener una gran actividad de Digimon, por lo que tenemos que salir a campo abierto y buscar a esas especies que estén dispuestas a ir a dicha estancia. Cabe dejar claro que no será cuestión de hablar, y aunque hay algunos Digimon que simplemente con pedírselo estarán dispuestos para ir a la ciudad, esa no será la norma. En algunos casos tendremos que luchar contra ellos para hacerlos entrar en razón o en otros momentos tendremos que cumplir las condiciones que nos piden o ayudarlos y entregarlos determinados objetos. En definitiva, estos eventos pueden ser considerados misiones secundarias para reclutar su amistad. Llevar nuevos Digimon a Flotalia ofrecerá la oportunidad de aumentar los comercios o lugares de interés, por lo que de esta forma se abre un gran abanico de posibilidades y nuevas opciones.

A diferencia de otros juegos de Digimon, en Next Order los combates no tienen la importancia que deberían o al menos no la profundidad de otras entregas. Los que ya jugaron al primer Digimon World recordarán que nuestro compañero (entonces sólo era uno y ahora son dos) combatía de forma automática y nuestra única misión era aporrear un botón o utilizar objetos de curación o de cualquier otro tipo durante los combates. En esta ocasión tenemos la posibilidad de asignar un objetivo a cada uno de nuestros Digimon, pero también podemos seleccionar qué movimientos especiales pueden utilizar. Para poder realizar los mismos antes se requieren recargar puntos de apoyo, y para eso tenemos que animar a nuestros compañeros en momentos clave como por ejemplo cuando reciben un ataque o efectúan los suyos propios. El resto de la acción es automática ya que los ataques normales los realizan a su antojo.

Uno de los pilares más importantes de Digimon World: Next Order consiste en criar y entrenar a nuestros Digimon. En todo momentos vamos acompañados de dos y los tenemos que prestar cuidados de todo tipo, desde alimentarlos cuando tienen hambre, curarlos cuando tienen heridas, ponerlos a dormir cuando tienen sueño o felicitarlos por sus buenas acciones, hasta el punto de tener que llevarlos al váter cuando tienen que hacer sus necesidades. Además por supuesto tendremos que entrenarlos ytal tarea puede ser llevada a cabo haciendo que se enfrenten a otros Digimon, pero también podemos entrenar algunas de sus estadísticas en particular gracias a una sala de entrenamiento.

Entrenar a nuestros Digimon es importante, pero no solo de cara a que sean más fuertes, también para que puedan Digievolucionar. En esta ocasión no sucede como en la serie que los Digimon pueden cambiar su forma en cada combate para luego volver a la fase anterior. En Next Order cada especie tiene un árbol evolutivo con diferentes ramas, por lo que dependiendo del tipo de entrentamiento recibido, así como su estado general, el resultado puede ser uno u otro. La sala de entrenamiento es realmente importante para trabajar esta característica del juego, ya que nos permite centrarnos en aumentar unas estadísticas u otras. Otro parámetro que mejora según vamos mejorando a nuestros compañeros de viaje es nuestro propio nivel de jugador, con lo que podemos desbloquear mejoras para hacer nuestros avances más fáciles.

Una característica que no estaba presente en el Digimon World original es la capacidad de poder fusionar a nuestros dos Digimon durante los combates. Si las cosas se ponen difíciles y previamente hemos desbloqueado esta opción es posible realizar la Digifusión que solo permanece activa durante el combate en el que estamos presentes. Otra posibilidad similar, pero solo al alcance unos pocos Digimon es la Orden Exe de Mega, lo que otorga un poder aún mayor a esta unión.

El título cuenta con su propio ciclo de día y noche, pero por desgracia no es gradual por lo que de repente vemos cambios bruscos en la iluminación ofrecida por el sol. En rasgos generales Digimon World: Next Order no aprovecha el potencial de PlayStation 4 y se nota que originalmente en Japón esta entrega del juego contó con su respectiva versión de PlayStation Vita, por lo que la de sobremesa no se encuentra tan explotada como podría haber estado. A pesar de ello nos encontramos un apartado gráfico bastante colorido y agradable para la vista, con efectos visuales que no destacan demasiado pero que cumplen su cometido.

Si antes hemos dicho que varias características del juego son capaces de transmitirnos grandes dosis de nostalgia, lo mismo sucede cuando escuchamos algunos efectos de sonido o vemos determinados elementos que han sido rescatados del original. Un gustazo para los que disfrutaron de la serie en la primera PlayStation. Además el juego cuenta con subtítulos en castellano a diferencia de Digimon Story: Cyber Sleuth, que nos llegó sin traducir.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Las mecánicas de Digimon World: Next Orden son muy sencillas en cuanto a ejecución se refiere, pero la verdad es que el título cuenta con muchas opciones que hay que explorar con profundidad si se desea sacar el mayor partido a la experiencia. La forma de enfrentar los combates no es muy eficaz, y quizás pueden llegarse a hacer pesados en el caso de enfrentamientos de larga duración.

Gráficos: El juego no pasará a ser recordado por este apartado, ya que no es ni mucho menos uno de los títulos que mejor aproveche este apartado en PlayStation 4. Los Digimon están representados con una gran fidelidad. Los escenarios son bastantes sencillos a la par que coloridos, aunque en ocasiones nos los encontramos más vacíos de lo que nos hubiese gustado ver. Se nota que esta entrega de la serie fue desarrollado originalmente tanto para Playstation 4 como PlayStation Vita, a pesar de que esta última versión no ha llegado a nuestro conteinente.

Sonido: Melodías muy variopintas que vienen acorde a lo que un proyecto de esta características ofrece. Escuchamos algunos temas clásicos y otros nuevos, pero sin lugar a dudas lo más destacable son los efectos rescatados del juego original. Se pueden seleccionar tanto las voces originales en japonés como su correspondiente doblaje en inglés.

Duración: El juego ofrece dos niveles de dificultad, por lo que la experiencia puede ser muy diferente según qué caso. Lo mismo sucede dependiendo del tiempo que queramos dedicar al entrenamiento o si deseamos hacer que todos los Digimon posibles vuelvan a Floatia. Digimon World: Next Order tiene contenido de sobra para disfrutar durante largo y tendido y además cuenta con misiones adicionales respecto a las que llegaron en la versión japonesa originalmente.

Conclusión: A pesar de tener unas mecánicas de combate muy sencillas y un apartado técnico general que no pasa de notable, Digimon World: Next Order puede absorber las horas del día de los fans de Digimon que lo quieran jugar, más aún si en su día hicieron lo mismo con el clásico de la primera PlayStation. La nostalgia al jugar azota tanto a los que en su día disfrutaron del título ya citado, así como a los que no se perdían un capítulo de la serie. Si ese es uno de tus casos no deberías darle demasiadas vueltas a la hora de decidir si comprar o no el juego, ya que te gustará.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Digimon Story: Cyber Sleuth


Algunas versiones del Digimon World original tenían un bug que impedían continuar la partidar

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar