Combates con magia

El universo Final Fantasy reúne en PSP a algunos de los personajes más famosos de la serie. Y lo hace con un juego de lucha que, no obstante, no pierde la esencia rolera marca de la casa. Una fusión de géneros que funciona.

Muchos usuarios se asustaron un poco cuando Square-Enix anunció que iba a llevar a cabo un juego de lucha basado en el mundo de Final Fantasy. Pues bien, no había motivo para tal miedo. Es cierto que estamos ante uno de los títulos más innovadores y “diferentes” de la historia de la serie, pero a pesar de ello, no ha perdido su esencia en lo más mínimo.

Lucha épica

Dissidia Final Fantasy es un juego equilibrado en todos lo sentidos. Más allá de su épica historia, que nos presenta un enfrentamiento entre la Armonía y el Caos, el título cuenta con una jugabilidad a medio camino entre el rol y la lucha. Y es precisamente este novedoso concepto lo que lo hace atractivo.

Para empezar, los combates (la esencia del título) se llevan a cabo en espacios abiertos en los que podemos movernos con bastante libertad, realizando acciones como correr, escalar paredes e incluso volar. Siempre manteniendo un control bastante cómodo y accesible. Esto por un lado, ya que por el otro encontramos un título profundo, con un estilo en plan juego de rol en el que podemos realizar una gran variedad de ataques y magias. Y, como es habitual dentro de los juegos de Square-Enix, también contamos con un enorme abanico de posibilidades a la hora de personalizar a nuestros luchadores, lo que aumenta las posibilidades estratégicas del título.

En cualquier caso, está claro que Dissidia es todo un homenaje a la serie… y a sus fans. Prueba de ello son no solo los personajes que se dan cita en el UMD, sino también los escenarios, que están sacados directamente de las entregas más famosas de la saga.

Hay que dejar claro, además, que el juego no es lo que se dice corto en absoluto. A su profunda campaña, que nos llevará lo suyo superar, hay que sumarle opciones extras bastante interesantes y, además, en algunos casos exclusivas de la edición europea. Nos referimos a opciones como tutoriales, escenas de vídeo inéditas o un curioso modo Arcade. Además, tampoco hay que olvidar el multijugador, que nos permite disputar combates contra otro amigo tanto en línea como de forma inalámbrica.

Todo esto y un acabado gráfico muy espectacular, lleno de todo tipo de efectos especiales, hacen de Dissidia Final Fantasy un UMD claramente pensado para el disfrute de cualquier amante de esta veterana saga. De hecho, cuanto más fanático de ella seamos, más disfrutaremos con todos sus guiños. El único “pero” que le encontramos es la reducida inteligencia artificial de los enemigos y una gestión de cámara que, la verdad, se podría haber mejorado bastante. Por lo demás, el título garantiza incontables horas de diversión, sobre todo si queréis descubrir todos los secretos que encierra. ¡Y son muchos!

Cerrar