Rol sin fronteras

5955

Bioware presenta esta segunda entrega de su conocida saga de rol medieval, título que de nuevo está destinado a PlayStation 3, Xbox 360 y PC. Aventuras épicas con el indiscutible estilo de la compañía, aunque más orientado a la acción.

Dos años después del éxito que supuso para Electronic Arts el lanzamiento de Dragon Age Origins, sus responsables vuelven a la carga con una secuela que mantiene todas sus características, pero que evoluciona en muchos aspectos importantes aprovechando así el tiempo transcurrido entre las dos entregas.

La guarida del dragón

Dragon Age 2 nos devuelve de nuevo al mundo que ya vimos en la primera parte. De hecho, ambos lanzamientos no solo comparten lugar, sino también una misma época temporal. Es decir, que quienes ya jugaran al primero van a encontrarse con muchos aspectos conocidos, aunque descubiertos esta vez desde un nuevo punto de vista. Al margen de esto, Dragon Age 2 cuenta con una historia completamente nueva, en la que encarnamos a un personaje original y que nada tiene que ver con el que protagonizara la anterior aventura.

Siguiendo con su experiencia en otros juegos, como el archiconocido Mass Effect, Dragon Age 2 apuesta por la libertad a la hora de permitir al usuario la posibilidad de tomar todo tipo de decisiones… que después influyen tanto en su destino como en el de los demás personajes del título. Un desarrollo que ya suele ser habitual en todos los juegos de la compañía, pero que aquí cobra una importancia mayor. En lugar de poder elegir aspectos del juego en momentos muy puntuales, seleccionamos entre diferentes posibilidades de manera mucho más frecuente, lo cual se nota de forma más directa desde los primeros minutos de historia.

El sello de Bioware

Y esto no es lo único que recuerda al citado Mass Effect. Al igual que sucedía con la segunda parte de aquél, en Dragon Age 2 muchos aspectos del original pueden transferirse a la secuela. Sí, aunque el personaje no sea el mismo, hay muchas cosas que cambian en función de los datos que ya tuviésemos. ¿Afecta esto en algo a aquellos que pretendan introducirse en la serie por primera vez? En absoluto; simplemente supone un añadido más para los veteranos. Pero los jugadores que quieran disfrutar de las aventuras de Dragon Age por vez primera, no deben verse intimidados por dicha funcionalidad.

Por lo demás, seguimos estando ante un juego de rol con combates muy directos, aunque llenos de opciones, golpes, hechizos y un importante componente táctico. Y este último punto es importante para dotar de la profundidad necesaria a este tipo de juegos.

Por último, y como buen juego de rol, también se ha mantenido la posibilidad de aumentar las habilidades de nuestro personaje de manera personalizada a medida que vamos derrotando enemigos y subiendo de nivel. Y todo ellos ambientado con una estética medieval y unos personajes claramente influidos por la mitología fantástica clásica, o lo que es lo mismo, por series como El Señor de los Anillos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar