Los guerreros del espacio

Goku y sus amigos vuelven a la carga, en esta ocasión con un juego de rol portátil. Una nueva visión de la llegada a la Tierra de Vegeta y Nappa, vista según los estudios de Monolith, autores de títulos como F.E.A.R. y la saga Condemned.

Por regla general, los juegos de Dragon Ball que llegan a España suelen ser de lucha. Pero no todos pertenecen a este género. En este caso Nintendo DS recibe una aventura de rol tradicional, en la que podemos ponernos en la piel de muchos de los guerreros más famosos de la serie creada por Akira Toriyama. Goku, Krilin, Gohan, Yamcha y compañía están listos para la batalla. ¿Lo estás tú?

Objetivo: la Tierra

Este nuevo título da comienzo después de una de las ediciones del famoso torneo de artes marciales, en concreto del que tiene a Goku y Piccolo (hijo) como protagonistas. Es decir, cuando el guerrero del espacio Raditz llega a la Tierra en busca de Goku, y termina secuestrando a Son Gohan. Desde ese momento, y hasta la lucha final contra Vegeta y Nappa, el título nos devuelve al mágico mundo de Dragon Ball, resolviendo tareas tanto conocidas como por conocer.

A lo largo de un sinfín de capítulos (que rondan las veinticinco horas de juego, nada más y nada menos), el título se presenta como un juego de rol de lo más convencional. Es decir, que en la piel de los héroes creados por Toriyama tenemos que recorrer diferentes mazmorras y lograr distintos objetivos. Además, si bien en la mayoría de los casos el juego respeta el argumento del manga original, este también se toma ciertas libertades, como controlar a Krilin en su regreso al templo de su niñez, volvemos a vernos las caras con el Red Ribbon o incluso desbaratar nuevamente los planes del malvado Pilaf. Sin duda, estas “licencias” agradarán a los fans de la serie.

Entrenando sin descanso

Con respecto a los combates, podemos seleccionar entre tres guerreros (los demás están “de reservas”), capaces de llevar a cabo ataques normales y especiales, así como de realizar combos en los que unen sus fuerzas (siempre teniendo en cuenta la barra de magia de turno). A medida que derrotamos enemigos, es posible subir de nivel y personalizar los atributos de cada personaje: fuerza, magia, velocidad, etc.

Técnicamente, el título tiene un aspecto típico en dos dimensiones, y respeta en todo momento el estilo artístico del anime de los ochenta, especialmente durante las peleas y sus animaciones. El resto del tiempo encontramos escenarios coloridos que contrastan con personajes del tamaño de un guisante. En cuanto al sonido, el cartucho tiene melodías marchosas, aunque se repiten bastante. Y por último, los textos están traducidos al castellano.

Cerrar