Caos en la batalla campal

9985

Namco  Bandai y Artdink nos ofrecen un juego destinado al multijugador online, potenciando las batallas de hasta 8 luchadores con más de 65 personajes donde elegir.

Han vuelto Goku y sus amigos en la que será posiblemente su última aventura en Xbox 360 y PS3. Para la ocasión, desde Artdink y Namco Bandai han decidido crear un juego muy diferente a los mostrados hasta la fecha. De esta forma, prescinden del multijugador offline y potencian las luchas de hasta 8 jugadores a la vez en el mismo escenario.

Pasan los años y los juegos ambientados en el universo creado por Akira Toriyama, pero seguimos ansiosos por probar las novedades en modos de juego o nuevos personajes que siempre nos ofrece cada entrega. Este nuevo juego no podía ser menos, así que nos deparará más de una sorpresa, pero no todas serán agradables. La mayor sorpresa viene de la decisión de Artdink de eliminar la opción de lucha cooperativa o competitiva offline; por tanto, ya podemos olvidarnos de echar combates con un amigo desde la misma videoconsola y picarnos mutuamente, o enfrentarnos en un campeonato para ver quién es el mejor luchador del mundo. Esta decisión es importante, porque si no tienes online te cansarás rápidamente del juego.



El juego tiene tres modos distintos: modo historia de un jugador, modo historia cooperativo online y modo batalla online. El primero recorre el universo de Bola de Dragón desde la llegada de Radix, con combates siempre de 4 luchadores (es decir, un jugador y 3 manejados por la IA, pero elegidos por el jugador), enfrentándose a varios oponentes a la vez, o contra un enemigo gigante que habrá que derrotar en equipo. Una novedad en la historia serán los múltiples “y sí”, es decir, variedades de combates inéditos en la serie. También podremos seguir la historia según los villanos, teniendo que derrotar a los héroes; o bien, luchar en el “modo Era”, donde recorreremos las diferentes películas de la serie.

Tanto en el modo online como offline de la historia, lo fundamental será trabajar en equipo, así que despedios de los combates 1 contra 1 porque esto será una auténtica y caótica batalla campal donde mientras tú golpeas a un enemigo varios rivales te atacarán a ti. Combinarse y dar órdenes a tus compañeros será esencial para ganar, no sólo para hacer ataques combinados, sino también porque los luchadores tendrán habilidades diferentes que habrá que saber equilibrar para que el equipo sea consistente y tenga posibilidades de éxito.



En todos los modos de juego, los luchadores se dividirán entre los especialistas en ataques a larga distancia y poderosas técnicas de ki, los expertos en combate cuerpo a cuerpo, los de apoyo que curarán y reanimarán a los amigos y los de interferencia. Así, salir a luchar sin equilibrar el equipo dificultará la victoria, puesto que una vez noqueado, las veces que te dejarán reintentarlo sin fallar la misión serán limitadas.

En relación a los combates, éstos serán muy alocados, recreados en espacios muy abiertos; debiendo fijar el blanco y ayudar a los amigos que estén en apuros, en caso de que los veas, ya que a veces resulta muy difícil ubicarse en el mapa con tanto enemigo y recovecos dentro del escenario. Aquí, la faceta online vuelve a resaltar, porque jugar solo con la IA puede llegar a ser desesperante, ya que ésta suele ignorarte cuando estás siendo atacado por varios enemigos o cuando estás a punto de morir, pasando a tu lado sin reanimarte (sólo le falta saludar).



En cuanto a los gráficos, no son todo lo buenos y deseables que se esperarían a estas alturas, siendo bastante limitados, con escenarios que se destruyen pero que resultan menos espectaculares de lo que cabría desear. Tampoco está a la altura la banda sonora, limitándose a recrear los típicos sonidos de lucha, teniendo como novedad la canción usada en la película “Battle of Gods”: “Chala head chala”.

Los 67 personajes (sin incluir los añadidos en DLC) que pueden usarse hay que ir desbloqueándolos uno a uno, y su número es engañoso, puesto que más de la mitad son transformaciones. De esta forma, no podremos transformarnos en mitad de un combate, sino que cada transformación ocupará una casilla distinta y mantendrá la misma transformación todo el combate. Así, Goku y Freezer tendrán 5 casillas, Célula otras 4, dos más para Broly, y así con todos los Súper Saiyajins. El gran atractivo será manejar a Goku Súper Saiyajin Dios y Birusu, el dios de la destrucción. Pero para ello habrá que tener paciencia y rodearse de grandes jugadores para superar todos los niveles previos, con enemigos imposibles jugando sólo con la ayuda de la IA o muy difíciles en el modo cooperativo online. Por tanto, la gran mayoría ni los probará antes de desistir.



Sobre la duración, ésta resulta incalculable, no sólo por la posibilidad de jugar online cooperativo repitiendo combates (cada vez elije un jugador diferente qué batalla recrear), sino también por el modo batalla, con los modos “Todos contra todos”, “Batalla por puntos” donde gana el equipo con mejor puntuación final, o el modo “Bolas del Dragón”, en el que habrá que reunir las bolas antes que los rivales. El modo historia no parece largo, pero su dificultad será elevada en algunos tramos, debiendo repetir (y repetir) muchas veces la mayoría de las misiones.

Finalmente, la jugabilidad es muy básica, quizá demasiado; habiendo un solo botón para el ataque cuerpo a cuerpo, otros dos para volar arriba o abajo, otro para el ki, otro para señalar al enemigo y los dos últimos para las técnicas especiales. Todos los luchadores se manejan igual. Lo más complicado será acostumbrarse al nuevo sistema de juego de batalla campal, que una vez dominado resultará repetitivo. Por último, acciones especiales como las cartas que nos darán como recompensa al ganar permitirán mejorar a los personajes, pero de forma muy básica y a todos por igual; mientras que otras cartas y objetos se podrán comprar con los puntos de experiencia obtenidos.

Eduardo Quintana

—————————————————————————–
Valoración Final

Jugabilidad: Muy caótica al principio, y desesperante si sólo tienes a la IA como compañera. Una vez dominado el estilo de juego resulta repetitivo.

Gráficos: Decentes pero insuficientes en este fin de generación. La mayoría de las ocasiones les falta profundidad a los personajes.

Sonido: En la línea de los anteriores, siendo repetitiva en las pantallas mientras eliges misión, y la típica de los juegos de lucha una vez en batalla. Con voces en inglés y japonés, subtitulado en castellano.

Duración: Aunque el modo historia parezca corto, su dificultad y el tener que repetir misiones lo alargan bastante. Pero es muy fácil cansarse de él.

Conclusión: La última entrega de Dragon Ball no es un sustitutivo de los anteriores, sino un aperitivo para los que quieran luchas online en caóticas batallas campales de hasta 8 jugadores. La simplificación de los controles y la ausencia de movimientos especiales lastran un juego algo limitado que se nutre de la novedad de combatir a la vez con diferentes personajes y probar a los nuevos personajes de la película “Battle of Gods”. Sigue sin ser el gran juego de Dragon Ball que deseamos jugar. 

—————————————————————————–
Juegos relacionados

No te quedes solo en el juego

  • Serie y Manga: Bola de Dragón y Bola de Dragón Z, de Akira Toriyama.
  • Canción: Chala Head Chala del grupo Flow.

Publicaciones relacionadas

Cerrar