En la piel de Goku

Goku y los demás guerreros de la obra de Akira Toriyama llevan sus golpes, ondas vitales y demás pirotecnia animada a Wii. Y ya de paso estrenan nuevo sistema de control.

Parece que Namco-Bandai ha decidido que, en líneas generales, la lucha es el género que mejor sienta a la serie Dragon Ball. De hecho los populares personajes nacidos en los años ochenta con el lápiz del autor Akira Toriyama no hacen más que protagonizar un juego tras otro. En este caso hablamos de una versión de Budokai Tenkaichi 2, el clásico de PlayStation 2, que también llega a Wii “a su manera”.

¡Onda vital!

Muy posiblemente muchos de vosotros ya conozcáis esta serie de lucha, cuyo estilo bebe directamente de la serie de animación protagonizada por Goku y compañía. Combates rápidos, movimientos fáciles de ejecutar y vertiginosos y, en definitiva, un control bastante accesible. Pero es precisamente esto, el control, lo que se ha reajustado para ofrecer una experiencia distinta en Wii… bueno, siempre que queramos, claro, porque si no siempre le podemos enchufar el mando clásico.

Pero la gran singularidad del juego la encontramos en que, por primera vez en un videojuego, podemos realizar todos los ataques de los personajes de manera “real”. ¿Qué quiere decir esto? Pues que en lugar de ejecutar algunas técnicas especiales con los botones del pad, las ejecutamos aprovechando el sensor de movimiento de la consola. Y la recreación de dichas técnicas resulta muy creíble. Por poner un ejemplo, para realizar la más que conocida onda vital de Goku (kame-hame-ha para los puristas), tenemos que, manteniendo pulsados los gatillos del mando, moverlos hacia atrás y luego hacia delante, tal y como el propio héroe hacía en los dibujos animados. Este nuevo manejo sorprende bastante, aunque también requiere estar más en forma, claro.

Lo que no ha cambiado con respecto a la versión de PlayStation 2 han sido los personajes, que son más de cien e incluyen a algunos tan conocidos como Vegeta, Trunks, Gohan, Piccolo, Yamcha, Tenshihan, Krilin, Célula, Freezer… y así la lista continúa, englobando a gran parte del casting de buenos y malos tanto de Dragon Ball Z como de Dragon Ball GT.

¿Y qué pasa con los modos de juego? Que también se mantiene la misma cantidad de ellos, realmente alta. Se incluyen modo Historia (el principal y que más personajes nos permite desbloquear), Entrenamiento, Duelo Z, Torneo Mundial y Survival. En conclusión, una versión idéntica a la original, pero con un control a la altura de Wii, que nos pone a dar saltos por el salón de casa. Aún así, más novedades con respecto a la versión de PS2 no le hubieran venido nada mal.

Cerrar