Furia al límite

Después de triunfar por todo lo alto gracias a Budokai Tenkaichi 3, Goku y los demás guerreros de Dragon Ball protagonizan otro título de lucha. ¿Qué tal les ha sentado la generación actual a los míticos personajes de Akira Toriyama?

Echando un poco la vista atrás, está claro que todos los juegos de Dragon Ball han ido evolucionando en sus respectivas generaciones. Es decir, que todos han ido sumando más personajes, modos y opciones a medida que aparecían secuelas nuevas para una máquina determinada. De esta forma, es fácil comprender por qué este Burst Limit es más limitado en cuanto a contenido que las últimas entregas de PS2. Pero por lo demás, ¿qué ofrece este título de lucha?

Crónicas conocidas

Una vez más, Namco-Bandai ha elegido algunas de las etapas más exitosas del manga original (o del anime, en realidad da lo mismo) para ambientar este nuevo título. En este caso el principal modo del juego, llamado Crónicas Z, va desde la llegada de los primeros guerreros del espacio a la Tierra, con Raditz a la cabeza, hasta el enfrentamiento final contra Célula. Pasando, claro está, por las luchas en Namek contra Freezer y sus aliados y los primeros androides. Un argumento ya clásico que todos los aficionados a la serie a buen seguro conocen más que de sobra, ¿o no es verdad?

Dicho modo se presenta dividido en capítulos, que a su vez cuentan con escenas cinemáticas. Y no solo durante los primeros combates, sino también en puntos importantes de ellos. Esto nos lleva a manejar a diferentes personajes según el momento concreto, algo que añade un interés más elevado al desarrollo de cada batalla.

Por lo demás, Burst Limit presenta un sencillo modo multijugador que permite peleas para dos usuarios. De las de toda la vida, vaya. Además el número de luchadores entre los que es posible elegir es de 21. Precisamente este es uno de los principales defectos del título, dado que en anteriores juegos protagonizados por Goku y sus amigos dicha cantidad de personajes seleccionables era mucho mayor.

No es lo mismo
A nivel jugable, los responsables del juego han decidido mantener el estilo de Budokai Tenkaichi, solo que simplificándolo un poquito -por así decirlo- posiblemente con la mirada puesta en los nuevos jugadores que pudieran querer descubrir por primera vez la serie. Por ejemplo, en esta ocasión no se ha incluido recarga de Ki (la energía que da poderes a los luchadores). Y evidentemente, esto provoca que las batallas sean menos profundas, más “light”, para entendernos.

En cualquier caso, los combates siguen manteniendo un estilo rápido y sencillo, muy cercano visualmente hablando al contemplado en la serie de televisión. Y es que, como los propios programadores han comentado muchas veces, “hace mucho tiempo que la calidad de las consolas superó a las del anime original, por lo que mejorar el estilo gráfico del juego (que simula los dibujos animados pero en 3D) es un trabajo complicado”.

Con todo, Dragon Ball Burst Limit es un título claramente enfocado a los aficionados a las aventuras de Goku, Vegeta, Kriling, Trunks, Gohan y compañía. Una serie que, pese a tener ya más de veinte años a sus espaldas, parece no dar síntomas de fatiga. Eso sí, no es el más destacado de la saga, ni mucho menos.

Cerrar