Héroes reunidos

Goku y compañía abandonan el género de la lucha por un tiempo para protagonizar una aventura diferente. La Bola de Dragón llega en exclusiva a Nintendo DS.

Generalmente, los juegos basados en la popular serie Dragon Ball son de lucha. No todos, claro está, pero sí un alto componente de ellos. También hemos visto algún que otro intento rolero, de mayor o menor fortuna, tanto en Game Boy Advance como en Nintendo DS pero, en líneas generales, Goku no suele salirse de peleas y más peleas. Hasta ahora, claro. Y es que el conocido héroe y sus más poderosos aliados protagonizan en Nintendo DS un juego de cartas. Sí, como lo leéis.

Poderes desatados

Así pues, este Dragon Ball Z Densetsu supone un soplo de aire fresco dentro de la franquicia. El argumento del juego está basado, una vez más, en el popular manga de Akira Toriyama, concretamente en la época que va desde la llegada de Raditz a la Tierra hasta la lucha contra Célula. Pero ahí termina toda relación con títulos anteriores. ¿El resultado? Parece funcionar, si tenemos en cuenta el éxito que ha cosechado el lanzamiento en su país de origen, Japón.

En este caso estamos, como decíamos, ante un juego de cartas donde la habilidad táctica y la estrategia lo suponen todo. Para hacernos una idea, el juego convierte los más emblemáticos lugares en los que se desarrolla la serie en tableros. Como si fuera un juego de mesa, más o menos. Por ellos nos tenemos que mover solo que, en lugar de utilizar un dado, lo hacemos mediante cartas, cada una con una bola de dragón de un número determinado. Pero, claro, no todo es tan sencillo como superar el nivel (lo cual tenemos que conseguir dentro de un tiempo determinado), sino que también tenemos que luchar. ¿Cómo? Pues de la misma manera; es decir, mediante cartas. Cada una tiene un ataque lo que, sumado a cuál tenga el rival, nos dará la victoria o no. ¿Parece complicado? Pues no lo es. Al menos en cuanto llevamos unos minutos y le cogemos el truquillo. Además, Dragon Ball Z Goku Densetsu tiene un agradable toquecillo rolero, que nos permite subir de nivel a medida que avanzamos en el desarrollo de la aventura.

Además, el juego nos permite enfrentarnos a un amigo, visitar lugares tan míticos de la serie como Namek o manejar a ilustres guerreros de la talla de Piccolo, Vegeta o Krilin. Sin duda se trata de una aventura radicalmente distinta a todo lo visto anteriormente (al menos relacionado con esta serie), pero precisamente por eso supone un toque de originalidad dentro de ella. No obstante, si se busca acción o lucha directa, es posible que no termine de atrapar.

Cerrar