El regreso de Goku

Los infatigables guerreros creados por Akira Toriyama siguen su interminable lucha por el bien, la Tierra y todas esas cosas. Goku, por ti no pasan los años…

Ni Naruto ni el paso del tiempo parecen poder terminar con el éxito de Dragon Ball, una serie ya más que veterana que sigue atrapando por igual tanto a jugadores maduritos como a chavales noveles. En esta ocasión la mítica obra japonesa vuelve a PSP con una saga que le dio buenos resultados hace un tiempo. Batallas a ritmo de anime que mantiene el estilo que todos los aficionados a la franquicia ya conocen.

Volando al infinito

Dragon Ball Z Shin Budokai 2 parte de una historia relativamente original. Es decir, que en este caso sólo sigue el argumento del manga clásico como punto de partida. El juego empieza poniéndonos en la piel de Trunks, quien tiene que sobrevolar el mundo de Dragon Ball deteniéndose en diferentes capítulos. Capítulos que, cómo no, se dividen a su vez en peleas. Sobra decir que volvemos a estar ante un juego de lucha.

Partiendo siempre de una única barra de vida, nos las tenemos que ver con distintos enemigos, y mientras lo hacemos desbloqueamos otros personajes. Como decimos, la gran particularidad del juego es ésa: aunque se trata de combates, el desarrollo tiene un “deje” de aventura progresiva que le da algo más de profundidad de lo acostumbrado. Y no es lo único. En Dragon Ball Z Shin Budokai 2 vamos consiguiendo unas cartas que, además de otros luchadores, nos permiten obtener mejoras para éstos y nuevas transformaciones.

En total el juego cuenta con los siguientes personajes: Trunks, Vegeta, Vegetto, Krilin, Super Gogeta, Buu, Janemba, Pikkon, Cell y A-18. Si no os parecen muchos, pensad que cada uno de ellos tiene sus respectivas transformaciones y demás. Además, se entiende la limitación ya que en todo momento se sigue un argumento determinado, al menos dentro de este modo. Además, el juego incluye otros más, como Entrenamiento, Arcade, Modo Z y Multijugador. Este último permite pelear contra otro usuario a través de red local.

Con respecto al control, seguimos encontrando un manejo sencillo, que se puede llevar a cabo con el stick o la cruceta digital. Movimientos ágiles, como en el anime, y combos que se ejecutan rellenando previamente nuestro nivel de Ki (energía). Así pues, estamos ante una nueva aventura que innova más en su argumento que en su jugabilidad, ya que en este sentido recuerda mucho a la anterior entrega y a los Budokai Tenkaichi de PlayStation 2. Un juego claramente pensado para la multitud de seguidores de las aventuras de Goku y sus amigos que existen en nuestro país.

Cerrar