Del papel a tu mando

Uno de los creadores de sagas como God of War o Twisted Metal, David Jaffe, da el salto al desarrollo independiente con Drawn to Death, una peculiar propuesta de acción y de corte multijugador en el que el pilar fundamental es un apartado visual que no dejará indiferente. Nos adentramos en este exclusivo de PlayStation 4 y te contamos qué puede dar de sí esta experiencia tan particular.

11444

Cuando has ayudado a crear franquicias de la talla de God of War o Twisted Metal (especialmente la protagonizada por el semidiós Kratos) es difícil comenzar de cero y probar suerte en un grupo más pequeño y con un presupuesto más limitado. Eso es precisamente lo que ha hecho David Jaffe con su nuevo estudio The Bartlet Jones Supernatural Detective Agency, con el que ha dado a luz a Drawn to Death.

Este videojuego de acción multijugador no es más que el traslado de nuestra imaginación al mundo del videojuego. Y es que quién no ha dedicado los momentos más aburridos de sus clases de colegio e instituto a dibujar universos ficticios en su cuaderno. Partiendo de esta precisa premisa es en la que se hace fuerte Drawn to Death, en el que el poderoso apartado visual es casi tan importante como el jugable.

Se trata de un videojuego para un público determinado y los más pequeños, de hecho, no deberían adentrarse en una propuesta tremendamente gamberra y repleta de insultos, referencias sexuales y todo tipo de jerga que se maneja entre la chavalería de instituto de peor vocabulario. Lo mejor de Drawn to Death es que actualmente puedes conseguirlo de forma completamente gratuita si eres usuario de PlayStation Plus.

Lo primero que cabe decir sobre Drawn to Death es que se trata de un título completamente enfocado al multijugador online, de modo que tan solo el modo tutorial inicial es apto para un solo jugador. Después nos encontraremos ante un videojuego para hasta cuatro usuarios de forma competitiva. Para que la diversión nunca decaiga tenemos a nuestra disposición un plantel inicial de seis héroes diferentes.

La cifra puede parecer algo escasa, pero son tan sumamente distintos entre sí que no nos faltará de nada. Del mismo modo el equipo de Jaffe está trabajando para ir añadiendo nuevos personajes al elenco conforme vaya pasando el tiempo. Los héroes son los siguientes: Ninjaw, una tiburón ninja; Johnny Savage, un punki; Diabla Tijuana, un calavera; Cyborgula, un cyborg; Alan, un conejo con motosierra; y Brono, un soldado biónico.

Además de sus ataques básicos, cada uno de los héroes goza de un variado abanico de habilidades: concretamente tres ataques especiales y dos finales cada uno de ellos. Algunos de los movimientos requieren ejecutar un determinado combo de botones, mientras que para otros tan solo debemos esperar hasta que la barra necesaria esté debidamente cargada. La variedad de ataques pese al reducido elenco de personajes suficiente, al menos en estos primeros días de vida del videojuego.

A los movimientos únicos de cada personaje cabe sumar las características propias de cada uno de ellos. Por ejemplo, algunos tienen más salud que otros mientras que, por otro lado, también tenemos un arsenal de armas que es común a todos los héroes, sea cual sea su especialización posterior. Una particularidad de Drawn to Death es que, además de dejarnos equipar dos armas y un tipo de granada, nos deja escoger tres armas adicionales que no tendremos de inicio pero que sí encontraremos distribuidas por los mapeados.

Como ocurre en la mayoría de los videojuegos de corte multijugador, eso sí, deberemos ir jugando para desbloquear el armamento más efectivo y potente. Como todo lo que vemos en pantalla es “surgido” de la mente de un chaval de instituto podremos encontrar cosas de lo más locas, desde lanzacohetes, hasta escopetas de cuatro cañones pasando por armas láser. En Drawn to Death podrás sembrar el caos de miles de formas.

Uno de los problemas de Drawn to Death es que, aunque sumamente divertido, la acción que se desarrolla dentro de los fantásticos niveles es demasiado caótica, lo que en ocasiones hará que no sepamos muy bien qué está ocurriendo. Lo que también es cierto que el escaso número de personajes hará que pronto dominemos la propuesta de David Jaffe y esta deje de sorprendernos tras unas cuantas decenas de partidas.

Es por ello que creemos que la implementación de nuevos contenidos será fundamental para el éxito a medio o largo plazo de Drawn to Death. Donde brilla de verdad el título de acción es en el apartado artístico, que se hace extensible a todo lo que tiene que ver con el diseño de niveles. De salida el juego cuenta con siete mapas diferentes, todos ellos geniales en lo visual, y con una amplia verticalidad. Tenemos diferentes pisos y también teletransportes que dotan a los escenarios de mucha movilidad.

Como en muchas de las propuestas multijugador actuales podemos elegir entre jugar partidas clasificatorias o no clasificatorias. En las primeras de ellas podremos ir subiendo de rango en la temporada conforme vayamos sumando buenos resultados. En las segundas tendremos experiencias más relajadas, aunque siempre divertidas. Y es que podemos jugar a los clásicos duelos a muerte a cuatro jugadores y también tenemos algunas modalidades que nos invitan a batirnos en un emocionante uno contra uno.

La consecución de puntos de experiencia no solo nos valdrá para desbloquear indumentarias y aspectos adicionales para nuestros héroes favoritos, sino para acumular Llaves Sangrientas, fundamentales si queremos hacernos con todo el armamento disponible en Drawn to Death. Lo peor del juego, sin duda, es el sistema de pay to win que hace servir. Y es que si decides desembolsar dinero real podrás saltarte el proceso de mejoría y desbloqueos y hacerte con las armas más potentes desde el primer momento.

Joel Castillo

Jugabilidad: Aunque Drawn to Death es un videojuego cien por cien centrado en el multijugador y, por tanto, en la vertiente jugable, encontramos deficiencias como animaciones y movimientos demasiado toscos. Sin embargo todo queda compensado con un variado elenco de personajes, armamento y ataques especiales.

Gráficos: El apartado visual es lo más destacable del videojuego de David Jaffe, pues es como si un talentoso joven de instituto hubiera volcado toda su imaginación en su cuaderno. Pese a ello también encontramos en algunos momentos texturas y modelados insuficientes para los estándares actuales.

Sonido: Tanto el apartado musical como el sonoro en cuanto a voces pasan algo desapercibidos en un título que se hace fuerte en otras secciones y que deja algo de lado esta.

Duración: Como cualquier buen videojuego multijugador, la vida útil de Drawn to Death es todo aquel tiempo durante el cual logre entretenerte. Si la propuesta de David Jaffe es de tu agrado tendrás juego para decenas o incluso cientos de horas. Lamentablemente no hay modalidades individuales que complementen el online.

Conclusión: Drawn to Death es un divertido videojuego de acción multijugador que se hace fuerte en su peculiar e innovador apartado visual. Sin embargo, una jugabilidad algo tosca, una acción un poco caótica y un decepcionante sistema de micropagos lastran la propuesta del creador de sagas como God of War o Twisted Metal. De todos modos, si eres usuario de PlayStation Plus deberías descargarlo gratuitamente durante abril para ver su Drawn to Death es lo que buscas en un juego de estas características.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

Saga God of War

Twisted Metal


El juego cuenta con un elenco inicial de seis variopintos personajes.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar