Los patos no envejecen

8713

Patoaventuras vuelve 20 años después a Wii U, PC, PS3 y Xbox 360 con un remake del original aparecido en NES y Game Boy.

Algún que otro cambio jugable, así como un completo lavado de cara son algunas de las novedades que nos trae DuckTales Remastered, un título de plataformas que será recordado por muchos con cierta nostalgia. Pero, ¿qué tal le ha sentado a Patoaventuras el paso del tiempo? Comprobémoslo.

Podríamos decir que con el paso del tiempo hay géneros en el mundo de los videojuegos que sufren algún que otro deterioro, ya sea por el uso abusivo de una fórmula o bien por el desinterés de las compañías en lanzar determinados juegos al mercado. El género de las plataformas ha sido un ejemplo claro, que salvando a Mario y Rayman, no ha tenido la suficiente representación en los tiempos actuales como sí ocurría anteriormente. Es por eso que Capcom, y gracias al trabajo de Wayforward Tecnologies, se ha decidido a lanzar un remake del fantástico DuckTales, visto en NES y Game Boy, bajo el nombre de DuckTales Remastered.

El tío Gilito y sus sobrinos, Juanito, Jorgito y Jaimito, han vivido una época dorada, tanto en el mundo de los videojuegos como en el de la televisión. Unas historias que llegaban a los hogares de los más pequeños y los no tan pequeños, que debido al éxito contó con una adaptación al mundo de los videojuegos. Unos años más tarde, en concreto en el presente 2013, podríamos decir que el tío Gilito y sus sobrinos han sabido llevar los años a la perfección, adaptándose a los tiempos que corren y trayendo al público la pura esencia que suponían los plataformas.

Lo primero que nos llamará la atención a la hora de comenzar DuckTales Remastered es el magnífico lavado de cara que ha sufrido, pareciendo que el juego ha sido sacado de una serie de dibujos animados. Con unos menús sencillos e intuitivos comenzaremos nuestra aventura, teniendo la posibilidad de elegir entre tres niveles de dificultad diferentes, más uno desbloqueable al finalizar el título por primera vez. Este punto del juego es bastante importante, ya que es recomendable que los usuarios más novatos en el género de las plataformas elijan los niveles más sencillos, ya que DuckTales mantiene una propuesta desafiante en su dificultad más elevada. 

Dependiendo de la dificultad elegida, tendremos más capacidad de sufrir daños o incluso contar con vidas infinitas. A pesar de contar con una dificultad bastante pronunciada en según qué modalidad, el título es asequible para todo tipo de públicos y cuenta con un elenco de opciones que permite ajustarlo todo a nuestras necesidades.

DuckTales no es un remake como los que estamos acostumbrados a ver en la actualidad. Para esta ocasión, Gilito ha vestido sus mejores galas, junto con los enemigos, para contar con un modelado en dos dimensiones adaptado a la alta definición. Los escenarios y entornos tampoco han querido faltar a la cita, aunque en esta ocasión con un acabado en tres dimensiones (3D). Este cambio gráfico puede no sentar muy bien a los más puristas del título, y a los que quieran una experiencia lo más similar a la original, pero os aseguramos que el resultado luce de maravilla en las consolas y PC, soportando incluso una resolución de 1080p.

En DuckTales, gracias a una nueva introducción creada para la ocasión, conoceremos todos los detalles que nos depara la aventura. Tío Gilito conoce por casualidad la existencia de cinco tesoros repartidos por cinco diferentes emplazamientos, algo que despierta su interés, en un contínuo afán de amasar más fortuna. Aunque las cosas no serán fáciles para este pato, ya que los Golfos Apandadores, entre otros, también andan detrás de estas reliquias y usarán toda su fuerza para evitar que Gilito cumpla su deseo.

Los escenarios que visitaremos serán de los más variado, teniendo que viajar al Amazonas, Transilvania, unas minas, el Himalaya o la propia Luna. Cada nivel cuenta con un diseño diferente al anterior, así como unos enemigos particulares que estarán para entorpecer nuestro camino. Como ya hemos comentado anteriormente, el título ofrece al jugador un gran abanico de posibilidades para ajustar todo a nuestros gustos, y por eso mismo podremos elegir la fase que queremos jugar, pudiendo abandonarla y empezar en otra diferente. Esto puede ser especialmente útil, evitando que de esta forma el jugador se frustre demasiado en un nivel y lo deje a mitad.

Una vez que nos pongamos en escena, la forma de jugar será la mar de sencilla. Moveremos a nuestro personaje de forma tradicional, y después tendremos a nuestra disposición el salto, el rebote con el bastón y la posibilidad de golpear piedras con este elemento. Los controles son sencillos e intuitivos por lo que bastará superar el tutorial del juego para conseguir el control total de este querido pato. Cada nivel cuenta con una especie de objetivo diferente, aunque al fin y al cabo es más o menos lo mismo. Tendremos que explorar el entorno para coleccionar diferentes elementos, algo que nos servirá en la mayoría de ocasiones para enfrentarnos con el jefe final de ese escenario, que por regla general tiene movimientos variados y está dotado con una notable inteligencia artificial.

DuckTales cuenta con cinco fases principales, como hemos comentado anteriormente, así como la introducción y el tramo final. No son excesivamente largas, por lo que podremos superar el juego en apenas un par de horas, aunque todo dependerá de la dificultad que hayamos elegido en un principio. A lo largo de la aventura habrá numerosos escondites secretos, que al ser descubiertos compensarán a nuestro protagonista con diamantes o bien con contenedores de corazón, especialmente útiles si solemos recibir mucho daño en las fases. No hay problema de perderse en el entorno, ya que se ha implementado un mapa al que podemos acceder rápidamente para conocer dónde nos encontramos y qué lugares tenemos que acudir.

Habrá fases que nos gustarán más que otras, ya sea por el encanto de sus enemigos o simplemente por la belleza de sus entornos. Sin lugar a dudas, una de las que mejor acabado tiene es el nivel inspirado en Transilvania. Además de contar con una ambientación bastante tenebrosa, disfrutaremos de partes en las que tendremos que montar en una vagoneta y deslizarnos por las vías a toda velocidad, elemento que caracterizaba en gran parte a los plataformas de antaño.

Para los amantes del coleccionismo se ha incluído una extensa galería que podremos ir ampliando gracias a los diamantes y gemas que vayamos obteniendo en los diferentes niveles, que nos recompensarán con más dinero dependiendo de las veces que muramos o el tiempo empleado en superar la fase. 

Sin lugar a dudas, lo que mejor ha sentado a este remake ha sido su lavado de cara, aunque no podemos olvidar en ningún momento su excelente banda sonora, con temas pegadizos, sencillos y que se grabarán en nuestra mente. Hubiera sido de agradecer que el juego viniese doblado a nuestro idioma, pero es algo imposible teniendo en cuenta que algunos actores de doblaje al castellano de la serie original ya han fallecido. A pesar de esto, podremos disfrutar del doblaje en inglés con los actores de la serie, y todo con una buena traducción al castellano en sus subtítulos, que ayudará a seguir la divertida trama que se lleva a cabo.

Rubén Moyano
——————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Se mantiene muy fiel al original, aunque se han incluído algunas novedades como por ejemplo un nuevo uso para el bastón. Un juego de plataformas como los de antaño, que encantará a los seguidores del género, así como a los que quieran iniciarse en él.

Gráficos: Un diseño de personajes y enemigos en 2D que hará las delicias de los amantes de la serie original. Los escenarios cuentan con un acabado en 3D que no desentona en ningún momento y ayuda a conseguir una profundidad que sienta genial al título. Hay algún que otro fallo, como por ejemplo el hecho de que los personajes no muevan la boca al hablar, pero no es algo que haga sombra al resultado final.

Sonido: Melodías sencillas y pegadizas que no martillearán nuestra cabeza en ningún momento, sino que serán agradables a lo largo de nuestra aventura.

Duración: Cinco niveles principales más algún que otro tramo nuevo añadido en este remake. Podemos completarlo en apenas un par de horas o tres, pero los cuatro niveles de dificultad y la galería de imágenes harán que los amantes de los retos y el coleccionismo sigan con el juego por más tiempo.

Conclusión

Si lo que de verdad buscas es un plataformas, este juego es una gran opción. Su precio, 13,99 euros aproximadamente, puede que no esté muy bien ajustado si tenemos en cuenta que pasarlo por primera vez nos llevará poco tiempo, pero el diseño de los niveles y la nostalgia que trasmite justifica la compra de DuckTales Remastered.

———————————————————————————————————–

Si te ha gustado te gustará:

Rayman Origins

No te quedes solo en el juego: 

Patoraventuras (serie)

Cómic Disney (Pato Donald, Mickey Mouse, …)

Publicaciones relacionadas

Cerrar