Polvo en el viento

6913

Humble Hearts nos presenta un juego de un acabado precioso que lo tiene todo para ser uno de los grandes descargables del año sin ninguna duda. Una mezcla muy cuidada entre hack and slash y juego de rol y una duración por encima de la media son sus grandes bazas.

Un guerrero desmemoriado en un mundo pintado a mano. Un pasado turbio que no se recuerda en mitad de una guerra en la que uno no sabe quiénes son sus amigos. Y peor aún: una espada que nos habla y que está deseando ser usada.

Dust: An Elysian Tail es la propuesta que nos hacen los chicos de Humble Hearts. Un descargable dentro del programa Summer of Arcade de Xbox Live que tiene una fórmula que de mano parece tremendamente sencilla y que no lo es: un hack and slash de jugabilidad retro pero con una carga  rolera muy innovadora.

Pero empecemos por donde se debe. Lo primero que deja estupefacto al arrancar el juego es su apartado gráfico. Sencillamente precioso, no se puede describir de otra forma. El juego parece un dibujo pintado a mano, un anime que recuerda a los mejores films del magistral Studio Ghibli. Todo fluye y el mundo es perfectamente coherente: se ha optado por caracterizar a los personajes como animales que los diferencian en distintas razas: conejos, lagartos, monstruos… De mano podría parecer un juego infantil, pero sus opciones de jugabilidad, su historia y su violencia (por supuesto fantasiosa y sin sangre) lo alejan rápidamente de este público.

Pese a su aspecto de dibujo todo es muy realista, dentro de su carácter animado: tenemos cambios meteorológicos y de día a noche; respuestas de los escenarios a nuestro paso por ellos o movimientos perfectamente fluidos hasta cuando hay tropecientos millones de enemigos atacándonos.

En definitiva, un juego sobresaliente gráficamente que encima no aburre por su gran variedad tanto de enemigos como de escenarios y situaciones.

Esta variación es fundamental en un género bastante denostado como el hack and slash. Porque en su jugabilidad básica, Dust: An Elysian Tail es un hack and slash puro: somos un guerrero con una espada y una compañera que dispara proyectiles que, a priori, simplemente tiene que avanzar por una calle en dos dimensiones matando a todos los que se nos pongan por delante.

¿Qué lo hace especial? Que estamos ante un juego de rol, ni más ni menos. Y no un simple hack and slash con toques roleros como pudiera ser God of War. Evidentemente tenemos subida de nivel y la posibilidad de ir mejorando a nuestro gusto las diferentes habilidades de Dust (que es como se llama el protagonista): ataque, defensa, salud máxima, ataque con compañero…

Pero no queda aquí la cosa: si queremos explotar el juego al máximo tendremos que recoger materiales, crear objetos con ellos y equiparnos con los mejores potenciadores posibles que tengamos en nuestro inventario.

Hasta el argumento respeta los patrones del rol: no solo tenemos cinemáticas sino que también estaremos obligados a hablar con los aldeanos y nuestros enemigos o elegir opciones de conversación que influyen en los diálogos… Y esto es fundamental porque es la única forma de acceder a las misiones secundarias fuera de la trama principal.

Y es en este aspecto donde también coge lo mejor del rol: la duración supera con creces la media de un título descargable, incluso nos atreveríamos a decir, de muchos títulos físicos tradicionales.

 

 

Tendremos que pasar por la misma zona unas cuántas veces en busca de un objeto que nos haya pedido un amigo, salvar a un niño o acceder a zonas que al principio nos son inaccesibles porque no tenemos la habilidad o el equipo suficiente para llegar al lugar.

La rejugabilidad del título y completar este al 100% nos va a llevar unas cuantas horas.

Pero insistimos, el juego es una combinación muy precisa entre rol y hack and slash, y a los que os guste el segundo género (y a los que no también) os preguntaréis, ¿es demasiado repetitivo? ¿Es un machacabotones?

La primera pregunta ya ha quedado contestada sin atisbo de duda: no, el rol le da ese punto que impedirá que nos aburramos, incluso hay pequeños puzles y muchas zonas de pura plataforma que nos hacen que no sea simplemente blandir la espada sin conocimiento.

En cuanto a blandir la espada sin conocimiento tampoco es correcto: cierto es que el número de combos que tiene el juego es relativamente limitado, si lo comparamos con otros juegos del género. Si nos gusta machacar botones el juego funciona, pero si queremos hacer los combos más espectaculares (y de eso dependerá nuestra puntuación), tendremos que parar a pensar un momento qué ataques se combinan mejor.

Sin hablar de las magias que tiene Fidget, nuestra hipercarismática compañera, supuesta guardiana de la espada que habla que portamos.

No podemos negar que el sistema de esquivos y el contraataque no son tan elaborados ni entretenidos como otros juegos, pero dominarlos evitará que nos maten constantemente.

En este sentido, el juego es relativamente sencillo: va a ver algún Final Boss y algún enemigo en particular que nos pueda pillar desprevenidos y matarnos pero es un juego de dificultad moderada normalmente (aunque se pueden elegir niveles de dificultad). Eso sí, si os metéis en los retos la cosa cambia y puede llegar a un límite de desesperación y frustración en busca de la mejor puntuación muy alto.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: No es repetitivo como otros títulos similares, y su combinación entre juego de combates callejeros y de rol enamorará a los fans de ambos géneros.

Gráficos: Mirad las imágenes socios. Un juego de un acabado brutalmente precioso.

Duración: Largo y ya es difícil decirlo en esta generación. Encontrar todos los secretos y “bromas” (impagable la de Super Meat Boy) no es tarea de un minuto.

Sonido: Cumplidor, no tiene una música especialmente memorable.

Conclusión

Por fin un hack and slash que después de horas de jugarlo no nos aburre y nos hace sangrar los dedos. Un juego que tiene todos los elementos para ser uno de los descargables del año sin ninguna duda: un argumento complejo y profundo, un apartado gráfico abrumador, una duración que se ríe de los descargables y la generación en sí y una jugabilidad muy variadita… Os lo aseguramos, Dust An Elysian Tail es muy buen juego descargable.

————————————————————————————————————————————-

Si te ha gustado te gustará

God of War

No te quedes solo en el juego

Una serie: El Guerrero Samurái

Un libro: Mi nombre es Stilton, Geronimo Stilton de Elisabetta Dami

Una canción: Dust in the Wind, de Kansas

Publicaciones relacionadas

Cerrar