Riñas familiares

Los juegos donde disfrutamos de una aventura en solitario dejan paso a Dynasty Feud, una apuesta por el cooperativo total. Un juego en donde las tardes de competición entre amigos es la clave para divertirse. Olvídate de los guiones y las sinopsis enrevesadas. En este juego las cosas son mucho más sencillas: pelearse para conseguir la victoria. Para ello se puede recurrir tanto al modo local como al online. Tanto conocidos como extraños podrán ser tus rivales en este simpático juego que es capaz de llenar tus tardes a través de largas partidas en donde la sucesión de combates hace mucho más dinámico todo.

En esta ocasión no te vamos a presentar una gran historia donde hay una venganza de por medio o un apocalipsis tras el cual la humanidad tiene que empezar de cero. Ni tan siquiera un hombre que tiene que definir su camino a través de su profesión. Sencillamente Dynasty Feud prescinde de historia dentro, prefiere ir al grano. Si se trata de un Brawler multijugador, pues vamos a lo que importa, las tortas y los golpes. Y cuanto más rápido mejor. Esta es la pieza clave de este título: poco vamos a tardar en empezar a repartir tollinas con nuestros enemigos.

Un elenco compuesto no por personajes, sino por toda una dinastía compuesta por varios luchadores que tendrán sus propias habilidades. Ten en cuenta las capacidades de cada uno, porque vale que Dynasty Feud sea un juego rápido que apuesta por la acción constante. Pero si no conoces a aquel con el que participas en ella, te encontrarás dando golpes al aire y acabando el combate mordiendo el polvo de la lona. Rapidez, estrategia y sencillez. Con estos tres ingredientes Kaia Studios pretende darte a ti y a tus amigos una buena excusa para retomar las tardes de partidas en compañía.

Los videojuegos no aíslan por mucho que se digan. Gracias a ellos muchos amigos han disfrutado de tares muy épicas junto a sus consolas compitiendo por ver quién es el mejor en un título, o simplemente dándolo todo ya que el último es el que paga las pizzas. Este es el espíritu que pretende devolver Dynasty Feud, un brawler multijugador en donde pueden participar hasta 4 jugadores en trepidantes partidas que permitirán pedir la revancha una y otra vez hasta acabar encontrando la victoria en este título. Profundizando un poco más en este juego lo primero a destacar es que aquí lo que importa es la acción y la diversión constante.

Entrando en el terreno de los combates en Dynasty Feud no habrá que elegir un solo luchador. Los usuarios tendrán a su disposición toda una familia con la que adentrarse en los combates. Estos grupos estarán conformados por personas tan variopintas como un grupo de piratas nerds o una dinastía vikinga amante del rock. Cada uno de los componentes tendrán sus propias habilidades que irán desde los ataques lejanos, hasta los cuerpo a cuerpo, pasando por la posibilidad de colocar un explosivo junto a tu rival o lanzárselo desde lejos y hacerlo detonar en la distancia.

Las habilidades de los personajes serán uno de los puntos más importantes del juego. No porque tengas que elegir en función de tu estilo de juego. En Dynasty Feud lo que más importa es la estrategia y ver lo que hace tu enemigo para decidir tú. Hay ocasiones en las que las características del rival nos obligarán a enfrentarnos a él con ataques cuerpo a cuerpo, pero si apreciamos que la dinastía del enemigo tiene ventaja en la corta distancia, mejor poner tierra de por medio y decantarnos por luchadores que se manejen bien desde la lejanía.

En total hay 40 luchadores repartidos a lo largo de 8 familias, compuestas de 5 miembros cada una. Al principio sólo tendremos acceso a 2 dinastías, pero a medida que avancemos en el juego y ganando experiencia se irán desbloqueando el resto al igual que sus propios escenarios. En cuanto a las peleas, como hemos dicho, antes el combate tendremos que elegir a una familia con la que participar. Lo más recomendable es probar varias y decantarnos por aquella con la que mejor nos llevemos. Una vez tengamos clara la dinastía que nos representará en combate, llega la hora de las tortas. Los combates tendrán lugar en escenarios interactivos en donde muchos elementos pueden ayudarnos o perjudicarnos. Por ejemplo, en uno de ellos inspirado en el Viejo Oeste tendremos que estar a caballo entre dos trenes que se irán sucediendo. No estar atento y permanecer en el vagón que no corresponde puede dar lugar a la derrota.

¿Cómo se pierde en Dynasty Feud? El sistema es fácil: una familia de cinco miembros se enfrenta, tras haber conseguido cinco muertes, se considera que el jugador ha conseguido la victoria, o derrotado en caso de haberlas recibido. Una vez que un participante de la dinastía muere a manos de su rival o por influencia del entorno, el jugador tiene la oportunidad de reaparecer en cualquier zona del escenario, por lo que valora bien qué personaje vas a manejar antes del respawn. ¿Y cómo se acaba con un contrincante? Fácil: realiza un ataque y acaba con él, olvídate de las largas barras de vida y los complicados combos. Un botón para el ataque, otro para saltar y el joystick para moverte. No hay más, un toque y tu rival se esfuma.

Normalmente estas partidas no durarán más de 10 minutos, caso de que los participantes sean algo tímidos y prefieran ir con cautela. Esto da pie a poder iniciar varias rondas con rapidez y manteniendo un ritmo frenético. Un punto importante ya que aunque el límite sea de 4 jugadores por partida, en caso de que haya gente que se quiera reenganchar al juego no tardará mucho en hacerlo gracias a esta rápida sucesión. Todas estas partidas se repartirán a lo largo de sus distintos modos de juego.

Por un lado Dynasty Feud nos permite elegir entre el modo local para enfrentarnos a nuestros amigos en la misma habitación o ir directamente al online en la búsqueda de camorra alrededor del mundo en partidas directas. Volviendo al sistema offline, los usuarios podrán elegir entre los combates normales (elegir una dinastía y enfrentarla) o un combate all star en donde tendremos la oportunidad de elegir a miembros de distintas dinastías y crear nuestra familia personalizada. Otro buen motivo para conocer a los distintos personajes del juego con el fin de hacer un grupo acorde a nuestras necesidades. Y si te ves demasiado novato para esta tarea no te preocupes que tienes a tu disposición un modo de práctica con el que mejorar tus habilidades.

En cuanto a su nivel gráfico, Dynasty Feud no es el punto más reseñable en este título. Un mapeado en dos dimensiones y personajes poco detallados (aunque en las imágenes de presentación parezcan de forma totalmente distinta). Aunque gracias a ello nos encontramos con unos requisitos mínimos al alcance de todo el mundo hoy en día:

  • Sistema Operativo: Windows 7 o superior
  • Procesador: Intel I5 o superior.
  • Memoria RAM: mínimo 4 GB
  • Gráficos: nVidia 550 o superior.
  • Almacenamiento: 4 GB de espacio libre.

El apartado sonoro sí que es reseñable. No estamos ante una banda sonora original que vaya a pasar a la historia de la música. Pero sí que los sonidos de cada personaje y la melodía de fondo en los combates contribuyen aún más a la acción trepidante que tanto caracteriza a este juego. Si andas buscando un reto para compartir entre tus amigos, no te lo pienses Dynasty Feud seguramente sea la respuesta a lo que buscas, ¿te atreves a participar en estas riñas familiares?

Jugabilidad. Sencilla como ella sola. Dos controles básicos: salto y ataque, sólo un golpe para acabar con el rival. El joystick juega un papel importante para moverse. Pero no existen los grandes combos ni nada que se le parezca. No te requerirá mucho tiempo hacerte con el mando de este juego y sumergirte. Dynasty Feud es rápido en todos los sentidos.

Gráficos. No es lo más destacable del juego pero estamos ante un juego indie que apuesta por la acción inmediata no deleitarnos con escenarios bellos ni nada parecido.

Sonido. Gran punto a favor, no le hace falta una gran banda sonoroa o diálogos. Pero su melodía y efectos contribuyen a sumergirnos completamente en esta historia y hacernos sentir parte de estos combates frenéticos. Gracias a este apartado viviremos cerca de la pantalla y ni nos enteraremos del tiempo que hemos pasado en este juego.

Duración. La rapidez de sus partidas hacen de este juego el perfecto para las tardes entre amigos o para aquellos jugadores que quieran sumergirse en combates alrededor del mundo con el modo online. Sin embargo, es posible que al final acabes saturado si lo juegas solo. Es un juego perfecto para estar en compañía.

Conclusión. Kaia Studios ha conseguido crear un juego perfecto para las reuniones con amigos. Simple como él solo y sencillo de dominar. No es un lugar donde demostrar que eres un gran experto en los títulos de combate, es un título para disfrutar en compañía. Rápido, divertido y sencillo. Pon a enfriar bebida, compra patatas fritas y conecta Dynasty Feud para una gran tarde en compañía.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Broforce
Cuphead

La rapidez de las partidas no dará lugar al aburrimiento.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar