Golpes en la Antigua China

8475

La séptima entrega de esta conocida serie de acción ya tiene un nuevo e interesante añadido volcando en la estrategia.

A estas alturas sería difícil encontrar a un jugador que no conozca la serie Dynasty Warriors. Una saga con tintes históricos y combates masivos que ya cuenta con un puñado de entregas importante a sus espaldas, más los muchos otros juegos que siguen a pie juntillas su estilo (como el reciente El Puño de la Estrella del Norte 2, por ejemplo).

Esta nueva entrega no es ni mucho menos una excepción. Tecmo-Koei ha aprovechado la fórmula de siempre, para satisfacción de sus numerosos fans, pero también para detrimento de quienes busquen una experiencia realmente distinta a estas alturas. Por suerte, eso sí, el juego incluyo algunas novedades, como veremos más adelante.

En realidad, y como su propio nombre sugiere, nos encontramos con un juego que expande la experiencia de la séptima entrega de la franquicia, que viera la luz allá por 2011 y que tan buenas críticas recibiera en su momento. En él lo más importante es el toque estratégico que le da bastante interés más allá de su acción desenfada de siempre. De hecho ya el modo principal recibe el nombre de Empire.

Para hacernos una idea, el título se divide en dos partes. La primera, en la que hemos de gestionarlo todo como si de un juego de estrategia se tratara, es la que más nos ha interesado.  Y es justo reconocer que tiene profundidad suficiente como atrapar lo suficiente. Sobre todo si sabemos algo de inglés (o bastante), porque Dynasty Warriors 7 Empires llega sin traducir, con los textos en el idioma de Shakespeare y las voces en su japonés original. Este hándicap puede hacer que nos liemos muchos con tantos menús como muestra el juego.

En cualquier caso, podemos elegir un papel político determinado, y después tomar todo tipo de decisiones tanto de recursos como a la hora de decidir conquistas o defender nuestro reino de los enemigos. Lo que realmente diferencia al juego de otros similares (sobre todo de ordenadores) es que una vez tomadas estas decisiones, somos nosotros los que saltamos al campo de batalla.

Al hacerlo, ya sí que nos encontramos con un Dynasty Warriors normal y corriente. Es decir, niveles repletos de cientos de enemigos, infinidad de combos que poder realizar, golpes especiales, etc. Acción sin tregua que sin duda los amantes del género sabrán disfrutar, pese a que para otros puede que su estilo lo haga un tanto repetitivo. O lo tomas o lo dejas.

Una de las novedades jugables más significativas del título son las llamadas Estratagemas. Esto son recursos tácticos que nos ayudan considerablemente en el campo de batalla, hasta el punto de que nos pueden ayudar a decantar más fácilmente una lucha a nuestro favor.

¿Y en qué consisten? Pues podemos elegir cosas como que se produzca un desprendimiento sobre los enemigos, subir la moral de nuestros soldados, pedir apoyo mediante una lluvia de flechas y cosas por el estilo. Un extra bastante de agradecer que aporta más variedad a la sucesión de golpes habitual.

También conviene destacar que en función al tipo de personaje que seleccionemos el juego varía sensiblemente. Según cada uno de ellos nuestras responsabilidades cambian, e incluso podemos dar interesantes órdenes durante los combates.

 

 

Aparte de este interesante Modo Empire, también encontramos en el juego una opción para dos usuarios, si bien es algo limitada dado que el segundo jugador solo puede participar durante los combates. O dicho de otra forma, que no tiene ni voz ni voto en las tareas estratégicas. Se puede jugar tanto en una misma consola como a través de Internet.

Y lo mismo sucede con el potente editor del título. Este permite crear todo tipo de personajes, armas u objetos, los cuales luego podemos compartir con otros usuarios por medio de la red.

Todos estos elementos hacen que Dynasty Warriors 7 Empires sea bastante distinto a otras expansiones que se conforman que recopilar el contenido descargable surgido hasta el momento o cosas por el estilo (y como su sucedió con Extreme Legends, por ejemplo). No es ni mucho menos un juego nuevo, pero sí una experiencia que sin duda gustará a los fans, sobre todo a los que ya conocieran esta “sub-saga”.

Técnicamente, el juego sigue su línea habitual. Es decir, que muestra muchísimos personajes en pantalla, pero a cambio se cobra un precio. Dichos personajes se repiten muchísimo, y los escenarios son muy sencillos, incluyendo algún que otro problema de popping.

No obstante, y como ya señalábamos antes, lo más criticable del juego es que llegue a nuestras tiendas en perfectos inglés y japonés.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: El toque estratégico añade profundidad a la acción de siempre.

Gráficos: Sacrifican brillantez técnica, pero incluyen muchos enemigos en pantalla.

Sonido: La banda sonora y el doblaje están bien, pero sin traducir.

Duración: Para ser una expansión, tienen mucho contenido.

Conclusión

Los amantes de Dynasty Warriores tienen la oportunidad de recuperar la última entrega de la saga, añadiéndole un enfoque más estratégico que, sinceramente, le sienta muy bien a la serie.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

Dynasty Warriors, la saga

Si te ha gustado te gustará

El Puño de la Estrella del Norte 2

No te quedes solo en el juego

Película: La maldición de la flor dorada de Zang Yimou

Anime: Doce reinos de Tsuneo Kobayashi  

Cerrar