Análisis de UFC 3 – El rey del ring

 

 

Dentro de los videojuegos el género de la lucha ofrece una cantidad inmensa de posibilidades. Entre los títulos más famosos que a muchos se les pueden venir a la cabeza cuando nombramos este género hay nombres como Tekken, Super Smash Bros., Dragon Ball, Mortal Kombat y un largo etcétera. Pero además de todos estos juegos también hay una división entre los que se encuentran los juegos de lucha deportivos como pueden ser Fight Night Round, WWE 2K o UFC. Precisamente UFC 3 ha llegado recientemente a las tiendas y en esta ocasión te vamos a contar todo lo que ofrece el título de Electronic Arts.

Cabe destacar que nos encontramos ante una propuesta muy lineal respecto a UFC 2, pero todos los cambios y novedades introducidos en esta ocasión le han sentado de una manera fenomenal a la serie. Ante nosotros tenemos los combates más realistas y entretenidos que hemos jugado nunca.

Si hay algo que queda claro desde el combate de introducción-tutorial que disputamos en UFC 3 es que nos encontramos ante una experiencia con la que poder disfrutar fácilmente desde el primer momento, pero de la misma forma nos adentramos ante un sistema de combate que precisa de preparación, entrenamiento y tiempo. Aquí no vale lo de machacar botones, debemos controlar a nuestro personaje de forma sensata, ya que estamos ante un simulador de MMA y al igual que ocurre en el deporte real, un movimiento en falso puede hacer que las tornas se giren en nuestra contra.

Los botones principales (A, B, X, Y en Xbox One o equis, círculo, cuadrado y triángulo en PlayStation 4) nos permiten golpear con cada una de las extremidades del cuerpo y así realizar combos básicos. A esto se le suma la posibilidad de golpear con dichos movimientos a diferentes alturas o realizar movimientos algo más elaborados como ganchos o uppercuts con la ayuda de los gatillos. De igual forma controlar la defensa es muy importante, así como nuestra situación sobre el ring. Contrarrestar la defensa enemiga así como gestionar nuestra estamina para no quedarnos descubiertos es fundamental para poder rendir en el ring.

Al igual que ocurre en este deporte en la vida real es muy importante el sistema de cogidas o grappling. Estos movimientos centran su razón de ser en giros y señalar con el stick en diferentes posiciones, de forma que tenemos que buscar la ventaja para así ir mermando la resistencia del rival. De igual forma este sistema ofrece un pequeño hub para saber las posibilidades que se nos ofrece en cada momento, aunque los más experimentados pueden desactivar esta u otras ayudas similares. Si antes hablábamos de adquirir práctica con el paso de tiempo de juego, aquí encontramos una de las características que necesitan un rodaje considerable en las partidas para asimilarlo por completo.

En el roster de luchadores encontramos hasta diez disciplinas diferentes, siendo siete de ellas destinadas a los rostros masculinos más famosos de este deporte y las dos restantes para las luchadoras. Peso mosca, peso gallo, peso pluma, peso ligero peso wélter, peso medio, peso semipesado y peso pesado son las categorías de hombres. Por su parte las féminas se dividen en peso paja y peso gallo. McGregor, St-Pierre, Garbrandt, Bruce Lee, Demetrious Johnson,  Rose Namajunas, Amanda Nunes, Randa Markos o Juliana Lima son algunos ejemplos de los luchadores y luchadoras que ofrece UFC 3.

Como ya hemos adelantado antes uno de los modos de juego principales vuelve a ser la carrera. Aquí tenemos que meternos en la piel de un nuevo luchador o luchadora, por lo que los primeros pasos es crear al personaje que vamos a encarnar, para lo que disponemos de un completo editor. Una vez comenzamos a jugar nuestro objetivo es claro, conseguir convertirnos en uno de los más grandes. Para lograr tal objetivo tenemos que irnos dando a conocer, por lo que realizar buenos combates y ganar es la clave para una carrera prometedora. En este sentido es muy importante la progresión por lo que debemos administrar nuestros los puntos que conseguimos para mejorar nuestras estadísticas, así como aprender nuevos movimientos para luego emplear en los combates.

FIFA y Ultimate Team han supuesto un importante referente para Electronic Arts, de forma que esta disciplina ha ido adaptándose poco a poco al resto de títulos deportivos de la compañía. En UFC 3 no podía faltar y una vez más se convierte en uno de los puntos de referencia y encuentro para los jugadores. A medida que abrimos sobres de vamos consiguiendo diversos tipos de cartas, como luchadores, contratos, movimientos, ventajas y potenciadores con los que mejorar nuestro «equipo» para plantar cara a los más fuertes. Como de costumbre en Ultimate Team tiene una gran importancia el componente online, aunque también se puede disfrutar en solitario. La compra-venta de cartas, los campeonatos o los desafíos nos deparan horas de juego por delante.

Además de los dos modos de juego estrella también encontramos combates rápidos tanto en solitario como multijugador y el Modo KO local que nos presenta una experiencia mucho más arcade en la que hay medidores de salud que acercan la experiencia deportiva a los aficionados de los título de lucha tradicionales. Como ya hemos avanzado antes todos estos modos de juego quedan relevados a un segundo plano, ya que en Carrera y Ultimate Team reside todo el potencial de UFC 3.

A nivel artístico tenemos un título muy realista, tanto en físicas como en la recreación de los luchadores. Los combates son realmente vistosos y detalles como el sudor, los ropajes manchados de sangre o las heridas lucen realmente espectaculares. Lo que rodea al combate y el ring también está a la altura de un simulador como este y en ocasiones vivimos las partidas como si de retransmisiones reales se tratasen. Es cierto que queda por mejorar en algunos aspectos como la representación del público, pero el conjunto es bastante notable. Los comentaristas en inglés, así como las voces o vitoreos del público ponen la guinda a nivel sonoro.

Jugabilidad: Las mecánicas de juego siguen la línea de lo visto en otras entregas pero se han añadido algunos cambios que mejoran notablemente la experiencia. La base del juego es sencilla de asimilar, pero el camino a asimilar todas sus posibilidades es largo y requiere mucha práctica.

Duración: Las horas de juego que deparan el modo Carrera y Ultimate Team valen por sí solas la compra del título. Disfrutar del online es una obligación para los más experimentados.

Gráficos: El realismo que ofrece UFC 3 es más que notable. La recreación de los luchadores más famosos está muy cuidada y el propio espectáculo de los combates nos hace adentrarnos en una experiencia espectacular.

Sonido: Los comentarios en inglés nos hacen tener la sensación de que estamos viendo un combate de MMA por televisión. El sonido ambiente durante los enfrentamientos también ayuda a adentrarnos en el ring.

Conclusión: Los controles básicos del título son bastante asequibles para cualquier jugador, pero las sumisiones y otros movimientos más complejos requieren de su correspondiente aprendizaje y entrenamiento. Ante nosotros tenemos uno de los mejores juegos de UFC hasta la fecha y parte de la razón de ser de esto es a causa del trabajo que hay a la hora de representar los diferentes modos de juego. La recreación de los luchadores es sensacional, siendo espectaculares especialmente aquellos rostros más famosos.

Cerrar