Análisis de El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios – ¡Ningún puzle sin resolver!

113251

La saga de Layton ya es una de las más conocidas de la familia portátil de Nintendo. El famoso profesor consiguió atrapar a millones de personas con sus puzles y sus misterios que conseguían estrujar el cerebro a todos los usuarios que se internaran en sus propuestas. Además, también invitaba a formular algunas de las deducciones más estrambóticas para alcanzar el poder deductivo del agente de investigación, aunque siempre se las arreglaba para sorprender de un modo u otro.

En esta ocasión, durante la propuesta de El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios, el jugador no se pone en la piel del famoso profesor, sino que lo hace de la mano de su hija, Katrielle Layton. La joven ha mamado todos los conocimientos de su padre y como no podía ser menos, mantienen la personalidad propia de su progenitor en cuanto a sus deducciones y resoluciones de puzles. No obstante, Kat es una joven que tiene otras inquietudes y preocupaciones diferentes a las de su padre, lo que convierte la aventura en algo más desenfadado y con ciertos tintes de humor propios de la edad. Lo que no resta un ápice de seriedad al argumento cuando es necesario.

En El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios, la joven detective abre una nueva agencia en Londres para investigar todos los casos que los habitantes de la capital inglesa tengan para ella. Todo comienza cuando Sherl, un perro que habla, acude a ella y a su ayudante Howerd en busca de ayuda para desentrañar su secreto. Este hecho desengrana un argumento muy elaborado que implica a las personalidades más influyentes de Londres que amenazan con enturbiar la paz. Algo que, por supuesto, un miembro de la familia Layton no puede permitir.

Lo primero que cabe destacar es que el cambio de protagonista no afecta en absoluto a la jugabilidad a la que la saga ha acostumbrado a sus fieles jugadores. Todo es exactamente igual en este aspecto que en anteriores entregas, aunque incluye algunos minijuegos y pequeños detalles que dotan a El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios de identidad propia. En cuanto al resto de aspectos, todo es idéntico. El jugador explora imágenes estáticas en las que puede haber escondidas monedas para obtener pistas en algunos acertijos exigentes, puzles que quieren ser descubiertos entre los rincones de Londres y personajes que aportarán pistas e información crucial para los casos. Uno de los elementos novedosos que destacan en esta entrega es la aparición de objetos escondidos para poder decorar la agencia de detectives de Katrielle.

En el terreno jugable también hay otra novedad reseñable, y es el uso de la bicicleta para desplazarse a lugares que requieren de una pequeña pantalla de carga debido a su lejanía de la escena en la que se encuentran Kat y sus compañeros de investigación. A través de todas las deducciones que se van recabando, la joven protagonista debe reunir seis indicios fundamentales antes de resolver cada uno de los casos, hasta conformar una figura a modo de puzle que provoca que se le “encienda la bombilla” a la hora de encontrar la solución, de un modo muy similar al proceso que seguía su padre, aunque en esta ocasión la personalidad de Katrielle le hace ser mucho más desenfadada y aleatoria, por lo que las resoluciones de los casos son mucho menos deductivas a ojo del jugador.

En cuanto a los puzles, que es la parte fundamental del juego, cabe destacar que como es normal en esta saga, comienza siendo un auténtico paseo y a medida que avanzar la propuesta van adquiriendo un grado de dificultad mayor. Además, destaca notablemente la gran variedad de acertijos que se han incluido en esta entrega. Los puzles van desde operaciones matemáticas, pasando por deducciones lógicas, hasta la definición de puzle por antonomasia, que es la de unir diferentes partes de un todo para conformar una solución. Algunos de ellos requieren de aportar la solución correcta y de una comprobación que puede suponer un error y la rebaja de picarets (los puntos de experiencia que se suman por cada puzle resuelto), mientas que otros son imposibles de fallar, pero requieren de una gran destreza o habilidad deductiva. En la variedad está el gusto y lo cierto es que se han sabido dosificar los tipos de puzle a la perfección para que la jugabilidad no se haga repetitiva.

Donde destaca fundamentalmente El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios es en la personalización. Tanto del escenario (en este caso de la agencia de detectives) como de la propia Katrielle. Por cada cinco puzles que se resuelven, el juego otorga al usuario una moneda especial que puede intercambiar por objetos de decoración para darle un toque más personal a la agencia, mientas que otro tipo de moneda menos frecuente permite a Kat cambiarse de atuendo al gusto del jugador o para la ocasión que lo requiera en el caso o en un evento al que tiene que asistir la protagonista. Por lo tanto, no se trata de un mero adorno, sino que también dispone de cierta importancia en el argumento.

En cuanto a las novedades a nivel jugable, el título cuenta con diversos minijuegos para pasar el rato si no se quiere exigir al cerebro durante mucho tiempo, permitiendo relajarse con otras actividades alternativas en la aventura. Hay cuatro en total; el primero de ellos invita al jugador a descubrir algunos de los cabos sueltos que quedaron en algunos de los casos resueltos, de modo que pueda entender la historia sin que se le escape ningún detalle, esto puede encontrarse en el baúl de Katrielle, entrando en la sección “Epílogos”. Otro de los más interesantes es el minijuego “La cena ideal”; en esta ocasión, el apetito de algunos comensales conocidos debe ser saciado según el juicio de Kat, a través de algunas pequeñas pistas que se dan para cada personaje hay que encontrar la cena que más se adapte a sus necesidades gustativas. Se trata de un juego de deducción de lo más entretenido.

Por otro lado, “Pasen y compren” invita al jugador a disponer numerosos artículos de lujo en los escaparates de una tienda para que los clientes lo compren. Para ello hay que trazar muy bien la ruta de cada cliente por el local y conseguir situar el artículo en cuestión en el sitio adecuado para que sea una compra imprescindible y de este modo reflotar la tienda. Por último, “La Perrera” es un minijuego protagonizado por el perro Sherl; en él hay que escapar de la perrera a través de numerosos laberintos sin ser atrapado, por lo que es un juego de habilidad y rapidez mental para poder alcanzar la salida. En este minijuego la cosa se va complicando a cada nivel, y hay que mover diferentes objetos para poder abrir paso hasta la libertad.

Como se puede observar, en lo jugable es un título de lo más completo y que cumple con las prestaciones que se requiere de la saga Layton. Y puede parecer una sorpresa, pero en el terreno gráfico también es un título sobresaliente. Sí que es cierto que en las cinemáticas es donde más luce el trabajo de Level-5 en este sentido, ya que el acabado de los personajes y las animaciones son soberbias. En el terreno más puramente jugable, esta calidad desciende, como es lógico, pero es más que notable el trabajo realizado, ya que la adaptación de los personajes es magnífica y, especialmente, la recreación de los entornos de Londres, que lucen fantásticamente. Por otro lado, y hablando en términos de la versión española, hay que destacar un esfuerzo sobresaliente en las tareas de doblaje, ya que cada personaje tiene su propia personalidad muy marcada a través de la voz.

En definitiva, El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios sigue la estela de los títulos anteriores de la saga con mucho acierto y una línea continuista a la que se han agregado algunas dosis de humor e inocencia con nuevos elementos jugables. ¡Que no quede ningún puzle sin resolver!

Juan Montes

Jugabilidad: Si eres aficionado a la saga Leyton y tenías dudas sobre la jugabilidad con el cambio de protagonista, las puedes ir disipando. El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios es todo lo que puedes esperar y más, siguiendo las reglas básicas de anteriores títulos y añadiéndole algunos elementos jugables de lo más atractivos, además de la enorme variedad de puzles que contiene.

Duración: Todo depende de la destreza del jugador a la hora de afrontar la aventura y detenerse a explorar otras posibilidades o, por el contrario, ir directamente al grano. En su totalidad el juego puede extenderse hasta las 25 ó 30 horas, con la posibilidad de aumentarse si se dedica tiempo a los minijuegos que contiene más allá del argumento principal.

Gráficos: Una absoluta delicia a la que ya ha acostumbrado Level-5 a la industria. La estética anime se ha visto ampliamente mejorada respecto al último título de la saga y Katrielle, junto al resto de personajes, lucen de maravilla. Por no hablar de la excelente recreación que se ha hecho de Londres.

Sonido: Si bien es cierto que algunas melodías se vuelven repetitivas y que si un puzle se atraganta más de lo debido pueden llegar incluso a desesperar, la banda sonora es aceptable. Lo que sí hay que destacar es el enorme trabajo realizado en la versión española, ya que el doblaje es soberbio y no desentona en ningún momento.

Conclusión:

Para concluir, El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y la Conspiración de los Millonarios es un juego más que notable en lo que al género de puzles se refiere. Supone un gran esfuerzo lógico en muchas ocasiones, e incluso juega con formas geométricas o con referencias al inglés, por lo que hay que buscar todas las soluciones posibles en ambos idiomas. En cuanto a su relación con la saga, sabe mantener todos los clichés propios de la misma y trasladarlos a un nuevo nivel de un modo soberbio, por lo que nadie quedará desencantado con su propuesta a pesar del cambio de protagonista. De hecho, Katrielle parece que ha llegado para quedarse y resolver muchos más puzles de los que se pueda llegar a imaginar.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar