Tiempo de conquistas

Toda la magia de la estrategia basada en el mundo de El Señor de los Anillos llega a Xbox 360 en una secuela que conserva todos los ingredientes del título original, adaptándolos a un control pensado para consola.

Era cuestión de tiempo que, teniendo en cuenta su temática épica y llena de batallas multitudinarias, El Señor de los Anillos tuviera su propio título de estrategia. Y, claro, Electronic Arts no ha tardado en darse cuenta de ello. Ahora la serie La Batalla por la Tierra Media irrumpe en Xbox 360 en forma de secuela, ofreciendo un lanzamiento bastante fiel en todos los sentidos al original.

El destino del anillo

Antes de nada, hay que señalar que en esta nueva entrega se ha optado por centrarse en un argumento distinto al contemplado en las novelas de J.R.R. Tolkien y que tampoco tiene mucho que ver con las películas de Peter Jackson. En lugar de eso, el juego tiene lugar al norte de la Tierra Media, en batallas que enfrentan a orcos, elfos y enanos y que se desarrollan un tanto al margen de las aventuras de Frodo, Gandalf, Aragorn y compañía. En cualquier caso, resulta evidente que todo el guión del título no es más que un pretexto para ponernos a disputar enormes y épicas batallas estratégicas.

El modo principal de La Batalla por la Tierra Media 2, la campaña individual, consta de ocho niveles bastante largos, y que dejan a un lado las siempre adictivas contiendas multijugador. Además, en esta ocasión las dos facciones del juego, la buena y la mala (para entendernos), están más equilibradas que en el original, estando más repartidas sus fuerzas, héroes, magias y demás.

En cualquier caso, estamos ante un juego de estrategia más pensado para todo tipo de usuarios que para expertos veteranos en el género. ¿Por qué? Pues porque La Batalla por la Tierra Media 2, pese a su elevado número de opciones, no tiene un desarrollo realmente profundo, algo positivo para quienes simplemente se sientan atraídos por el mágico mundo de El Señor de los Anillos pero puede que no tanto para los usuarios más experimentados. Sea como fuere, lo que es indudable es que Electronic Arts ha adaptado el control del juego de manera eficaz en consola. Es cierto que no es como usar el ratón, pero controlar las muchas tropas que dirigimos en todo momento resulta accesible con el stick y los botones.

Con respecto a los gráficos, se ha mimado mucho el diseño de personajes, criaturas y escenarios, que en todo momento recuerdan al estilo de los films y los anteriores juegos de El Señor de los Anillos. En definitiva, un título muy pensado para los seguidores de la serie, incluso más que para los amantes del género en sí.

Publicaciones relacionadas

Cerrar