Fantasía compartida

Electronic Arts nos devuelve al mundo de la Tierra Media con una aventura de acción basada en la inmortal obra de J.R.R. Tolkien. Un título con la magia de siempre aunque enfocado esta vez al multijugador, que destaca de manera especial por su cuidada ambientación.

Aunque hace ya bastante tiempo que el “boom” originado por las películas basadas en El Señor de los Anillos pasó un poquito de moda, Electronic Arts ofrece otro título ambientado en el particular y fantástico mundo de esta saga literaria y cinematográfica. Otra nueva oportunidad para que los muchos aficionados a la serie (que se cuentan por millones en todo el mundo) vuelvan a vivir las aventuras de sus personajes favoritos, aunque en esta ocasión están enfocadas desde una nueva perspectiva que otorga un poco de aire fresco a la saga.

Mejor acompañado

De la mano de Pandemic Studios nos llega una aventura de acción en tercera persona en la que una vez más podemos experimentar algunos de los momentos más famosos de El Señor de los Anillos. O lo que es lo mismo, que en el título podemos revivir la visita al Abismo de Helm, la lucha contra Sauron, la batalla de Balrog contra Gandalf y escenas clásicas por el estilo. Para ello contamos con cuatro tipos de guerreros entre los que podemos elegir: arquero, guerrero, mago y espía. Como es evidente, las cuatro clases de protagonistas están extraídas de personajes de la saga, como Légolas, Aragorn, Gandalf o Frodo. En cualquier caso, y aunque el juego también puede jugarse en solitario, El Señor de los Anillos: La Conquista es un título claramente enfocado al cooperativo.

¿Por qué? Pues muy sencillo. En primer lugar, los escenarios son amplios y están expresamente pensados para albergar a un buen número de personajes; pero también resulta evidente la intención con la que los programadores han desarrollado las misiones que conforman la aventura: defender o atacar fortalezas, reducir a un número de enemigos, etc. Quienes sean dados a pasarse horas con las modalidades multijugador de distintos lanzamientos enseguida reconocerán dicha mecánica.

Pero, aparte de poder jugar la campaña principal en compañía, hasta dieciséis jugadores pueden disfrutar de un modo multijugador (competitivo en este caso) con el que disputar clásicos como Capturar la Bandera. Como hemos dicho, ya sea de una forma o de otra estamos ante un lanzamiento que gana muchos enteros compartiéndolo a través de Internet. Aunque insistimos, también se puede disfrutar de él en solitario.

Por lo demás, El Señor de los Anillos: La Conquista es una aventura bastante sencilla, con un control que nos permite realizar tres tipos de golpes distintos (cada uno con una fuerza y velocidad determinadas) y un desarrollo relativamente convencional. Eso sí, los aficionados al universo creado por J.R.R. Tolkien van a encontrar un título absolutamente influido por las películas de Peter Jackson, en el que personajes de la talla de Gandalf, Frodo o Aragorn también están presentes en algunos momentos. Un nuevo punto de vista de una saga que ya cuenta con un importante número de videojuegos en lo que llevamos de generación. Sus muchísimos seguidores tienen que estar contentos.

Cerrar