Evoluciona como puedas

11603

Turtle Rock Studios vuelve de nuevo a la carga con Evolve, en esta ocasión con una propuesta que se aleja bastante de lo que vimos en la aclamada franquicia Left 4 Dead, pero que sí consigue compartir con esta algo: ambas obras son igualmente adictivas. Prepárate para ponerte en la piel del cazador, o el monstruo, porque la cacería va a comenzar.

Desde su anuncio, Evolve ha conseguido estar en boca de todos los jugadores, pero no solo eso, el nuevo proyecto de los chicos detrás de la mítica saga de zombis que ya consiguió mantenernos pegados durante horas al mando, ha sido reconocido en numerosas ocasiones por la crítica. Muchísimos son los premios que avalan a esta nueva obra, y cada vez que el título ha sido puesto a disposición del público para su degustación, las colas de personas se amontonaban ante las consolas. Por fin Evolve está aquí, y ya te podemos adelantar que se trata de un producto único en su especie, que puede marcar un nuevo punto de inflexión en cuanto a títulos multijugador se refiere.

Para empezar diremos que el juego en cuestión es un título directo. Es cierto que existe un motivo, aunque bastante anecdótico, para meternos en situación. Shear se nos presenta como un planeta que podría suponer la salvación para la raza humana, gracias a su alto contenido en borio, un elemento indispensable para el funcionamiento de las naves espaciales. El problema llega cuando este borio no es lo único que podemos encontrar en el planeta, sino que éste también está infestado de una colonia alienígena, una raza de criaturas altamente peligrosas y que pueden acabar con todo aquello que se mueva y se cruce en su camino en cuestión de segundos. 

Como decimos, la premisa de Evolve es bastante sencilla, no contaremos en el juego con un modo historia propiamente dicho, ni tampoco existen líneas de diálogo que intenten explicar qué o por qué está ocurriendo esto en Shear. Pero el objetivo sí que es claro. Evolve crea una especie de simbiosis con el jugador gracias a su propuesta, una propuesta directa, que no sencilla, y muy gratificante. De esta forma, como todos sabréis, tendremos la oportunidad de disfrutar de uno de los dos grandes bandos del juego: cazadores o monstruos, de una forma muy similar al gato y el ratón. Los cazadores tendrán como misión acabar con la criatura, mientras que ésta deberá evolucionar para adquirir nuevas habilidades que, o bien le permitirán acabar con el grupo de cazadores, o bien lo harán apto para destruir el relé de energía, siendo ambas opciones sinónimo de victoria.

Pero la grandeza del asunto no recae solo aquí: el juego permite que cada protagonista –cuatro cazadores y un monstruo– sea controlado por un jugador diferente, ingrediente que sin lugar a dudas es la nicotina de que Evolve sea tan adictivo. Cada bando se encuentra por supuesto perfectamente diferenciado del resto, pero no solo eso: dentro de los cazadores encontramos cuatro clases diferentes, y a su vez personajes diversos que componen estas clases, siendo cada personaje completamente diferente al resto, aunque eso sí, compartiendo ciertas habilidades con los demás integrantes de su clase. Algo similar ocurre en el equipo de los monstruos, contando cada bestia con una forma de desplazarse y de atacar, así como de un aspecto único que lo hace diferente al resto. 

Dicho esto, Evolve se compone de un total de 12 cazadores, tres de cada una de las cuatro clases, además de tres monstruos. Eso sí, conseguir desbloquearlos todos no será una tarea sencilla, ya que para conseguir tal hazaña, el juego nos invitará a cumplir una serie de requisitos con el personaje que estemos utilizando, para poco a poco ir avanzando en el árbol de personajes dentro de la clase elegida. Para entenderlo mejor, diremos que si por ejemplo nos decantamos por la clase Trampero, en un principio solamente estará desbloqueada Maggie. Para conseguir al siguiente personaje dentro de este grupo, Griffin, tendremos que cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo, utilizar el arma de nuestra protagonista para infligir una cantidad determinada de daño.

Esto se aplica al resto de clases, es decir: Asalto, Médico y Apoyo, así como a los monstruos: Goliath, Kraken y Espectro. Cada uno de estos personajes cuenta con un total de cuatro habilidades diferentes, que además podremos ir mejorando a medida que subamos de nivel. Todo esto hace que el sistema de progresión en el juego sea palpable desde un primer momento, invitando al jugador a conocer todos los entresijos de cada uno de los personajes que componen la obra, siendo en este sentido la dominación de todos algo que nos llevará su tiempo, estando para ello perfectamente incluidos diferentes tutoriales en forma de vídeo que desgranan cada una de las habilidades de los personajes. 

A modo de resumen, podríamos decir que la clase Asalto será la encargada de causar daño al monstruo, contando con un arsenal que pasa por los tradicionales fusiles de asalto, pasando por los lanzallamas o incluso lanzacohetes, siendo su habilidad única el escudo personal, que le servirá para poder exponerse a fuertes ataques sin recibir ni un rasguño de manera temporal.

Por su parte, si nos decantamos por el grupo de Tramperos encontraremos aquí que la habilidad especial es la capacidad de portar una cúpula móvil. Con el lanzamiento de ésta, conseguiremos retener al monstruo dentro de una cúpula que se alzará sobre nuestras cabezas, dando comienzo de esta forma a una frenética batalla. Además, esta clase también se encuentra especializada en el rastreo, por lo que al elegir a alguno de los personajes aquí presentes, tendremos la capacidad de seguir los pasos de la bestia, ya que aunque también podemos hacerlo siguiendo sus huellas, contamos con herramientas como las balizas sonoras que al ser activadas nos marcarán la posición exacta de la criatura.

En lo que respecta al Médico, será sin lugar a dudas una pieza fundamental en el equipo, ya que cuenta con la posibilidad de desatar descargas curativas, con las que el equipo que se encuentre dentro del radio verá recuperada su salud en cuestión de segundos. Son menos efectivos en el campo de batalla, pero está claro que su arsenal servirá para ayudar al resto del equipo a alcanzar puntos débiles del monstruo, o bien ralentizar a éste gracias a dardos tranquilizantes.

Para terminar, en el grupo de los humanos, nos encontramos con el Apoyo, una clase que cuenta con la habilidad de activar un campo de ocultamiento, algo que será especialmente útil para los componentes de todo el equipo, ya que estos se volverán invisibles a los ojos del monstruo. Por supuesto también contarán con armas de fuego, siendo de esta forma grandes aliados de la clase asalto, cooperando así para conseguir mermar la salud de la criatura.

Así las cosas, no cabe la menor duda de que cada clase ha sido pensada con especial esmero, para conseguir que todas ellas actúen en perfecta simbiosis durante las partidas. No existe ninguna clase que destaque por encima de otra, algo que denota el increíble equilibrio conseguido en el conjunto. Esto también podemos trasladarlo al grupo de los monstruos, donde cada uno de ellos contará con habilidades especiales y únicas, transformando cada partida en un evento único dependiendo de la combinación elegida por los jugadores. 

Además de los personajes como tales, nos gustaría destacar que incluso la flora y fauna de cada uno de los mapas, 16 en total que irán en aumento en el futuro de forma gratuita, podría llegar a concebirse como un personaje, aunque por supuesto no controlable por ningún jugador. Así, cada uno de estos emplazamientos que conoceremos a lo largo de los diversos modo de juego cuenta con una temática variada, pudiendo ser de tipo bosque, ácido, hielo o desierto. En cuanto a su extensión, son lugares bastante amplios, ya que tenemos que tener en cuenta que los monstruos son siempre criaturas más veloces que los cazadores, que se pueden desplazar a grandes saltos en el caso de Goliath, o incluso levitando si hablamos del Kraken. De esta forma, los mapas han sido pensados para ser un obstáculo más, tanto para un bando como para el otro.

Encontraremos lugares rocosos de difícil acceso, aunque cada uno de los personajes contará con las habilidades necesarias para conseguir hacer frente a estos obstáculos. En el caso de los cazadores, todos ellos estarán equipados con una mochila propulsora, que les permitirá realizar saltos elevados e incluso mantenerse en el aire mientras el combustible aguante. Además, esta herramienta permitirá llevar a cabo movimientos de evasión, con desplazamientos rápidos a los laterales, que serán especialmente útiles cuando nos encontremos con el monstruo o las diferentes criaturas que pueblan cada uno de los mapas.

Esta fauna será de lo más variopinta, y en ocasiones no tiene por qué suponer un peligro para los cazadores o monstruos, pero en el caso de estos últimos, tendrán que dar caza a estos animales para así alimentarse y conseguir evolucionar a un nuevo nivel. Algo similar ocurre con la fauna, con plantas carnívoras que se situarán en puntos estratégicos para atrapar a esos humanos que se encuentren desprevenidos en el campo de batalla. Además, existen criaturas que, al acabar con ellas, dotarán de una mejora temporal, tanto a los cazadores como a los monstruos, algo que puede dar cierta ventaja sobre el bando contrario.

En cuanto a modos de juego se refiere, no cabe la menor duda de que Evolve es un juego que ha sido pensado para disfrutar de forma online y, sobre todo, acompañado de más amigos, donde la comunicación juega un papel fundamental. Pero tranquilo, porque la experiencia también puede ser vivida en solitario, aunque ya podemos adelantar que la sensación no será exactamente igual que en su vertiente en línea. Así nos encontramos con cuatro modos principales de juego: Caza, Nido, Rescate y Defensa.

En Caza los cazadores tendrán que acabar con la vida del monstruo, mientras que este tendrá que alimentarse de las diferentes criaturas que existen en el mapa para conseguir, no solo aumentar su escudo, sino también evolucionar. Existen un total de tres fases de evolución, siendo la tercera la que permite acabar con el relé de energía que daría la victoria al monstruo, aunque también ganará en el caso de que elimine a todos y cada uno de los cazadores. Este es sin lugar a dudas el modo de juego más importante en la vertiente en línea, que conseguirá atraparnos durante horas y horas gracias a su sencilla pero divertida propuesta.

En el modo Nido, los cazadores tendrán que acabar con una serie de huevos desperdigados por el mapa, mientras que el monstruo tendrá la habilidad de incubar estos, consiguiendo nuevos secuaces que ayuden en su tarea de defender los huevos y acaben con los cazadores. En Rescate, los cazadores tendrán que salvar la vida de un número determinado de colonos que se encuentran incapacitados. Para ello, deberán acudir al punto en el que se encuentra y llevarlos hasta la nave de evacuación. El monstruo por su parte tendrá que evitar que estos colonos lleguen con vida.

Finalmente nos encontramos con el modo Defensa, donde el monstruo, ayudado de diferentes secuaces, tendrá que acabar con dos generadores, que dan acceso a una plataforma de combustible, mientras que los cazadores deberán evitar a toda costa que estos puntos caigan.

Además de esto, el juego cuenta con un modo de juego que puede llegar a concebirse como la campaña de Evolve: Evacuación. Se trata de un batiburrillo de todo lo visto en los anteriores modos, pero con una particularidad, tendremos que sobrevivir durante cinco días en total, teniendo en cuenta que el resultado de cada partida influirá de forma directa en la siguiente, tanto a los monstruos como a los cazadores.

De esta forma el juego cuenta con un total de 800.000 combinaciones diferentes, gracias a los 16 mapas que podemos encontrar y a todos los modos de juego que se fusionan en esta vertiente. Así, nos enfrentamos a una modalidad pensada especialmente para aquellos que prefieran degustar el título en solitario, aunque por supuesto también podremos disfrutarlo en línea, dotando de una alta rejugabilidad gracias a las casi infinitas posibilidades.

Por último, cabe mencionar que en el modo individual el jugador tendrá siempre el poder a la hora de decidir si quiere asumir el papel de cazador o monstruo, algo que servirá para explorar las diferentes facetas de cada personaje y aprender las mecánicas de cada uno de ellos, porque Evolve en este sentido, es un título muy exigente y requiere de horas de y horas de partidas para conseguir dominar cada una de las clases y monstruos.

Evolve no es un título que llegue al techo, gráficamente hablando, de las consolas de nueva generación y PC, pero está claro que se siente como un producto que no podría haber sido posible en anteriores máquinas. Shear es un mundo con vida, plagado de detalles y que consigue transmitir esa sensación gracias a elementos naturales recreados a la perfección. 

En cuanto a su apartado sonoro, debemos destacar que aquí los efectos de sonido de los enemigos, los aliados, la flora y la fauna cuentan con una especial importancia. Mientras nos encontremos en el campo de batalla, serán numerosas las ocasiones en las que podremos guiarnos por los sentidos para dar caza a la bestia, ya que ésta ahuyentará animales a su paso e incluso derribará árboles que sacudirán las zonas circundantes. En los momentos en los que nos encontremos cerca del monstruo, a nuestra mente vendrán imágenes como aquella mítica escena de Jurassic Park en la que el vaso de agua comienza a vibrar a medida que se acerca el T-Rex.

Además, el juego se encuentra completamente traducida y doblado al castellano, algo que agradeceremos sobre todo en los tutoriales. Tal vez la falta de peso argumental hace que este doblaje no destaque como debería, pero al menos, durante las partidas nuestros personajes soltarán algún que otro chascarrillo que conseguirá sacarnos una carcajada mientras cazamos a la bestia. Por su parte, el monstruo se muestra mucho más reservado en este sentido, y se limitará en todo momento a poner los pelos de punta con sus inquietantes alaridos.

Rubén Moyano


————————————————
Valoración final:

Gráficos: Evolve es un producto creado con sumo cuidado, a pesar de no contar con muchas escenas cinemáticas, solamente su introducción ya nos deja claras las intenciones del estudio desarrollador y de su buen gusto a la hora de concebir el producto. Tanto criaturas, cazadores y entornos, han sido creados pensando en el más mínimo detalle, y eso es algo que se nota en el conjunto.

Jugabilidad: Sorprende el equilibrio que el título ha alcanzado en su versión final. No importa si te decantas por el bando de los cazadores o de los monstruos, cada uno de ellos cuenta con habilidades especiales, pros y contras que le permitirán alzarse con la victoria en cada partida. Será obligación de cada jugador aprender las intrincadas mecánicas de cada uno de estos personajes, lo que sin lugar a dudas atesora toda la diversión con la que cuenta el título.

Sonido: El ambiente, la fauna y la flora, junto a los cazadores y monstruos, cobran un nuevo sentido gracias al mimo puesto por el estudio en este sentido. Además, el juego se encuentra doblado al castellano, algo que será de agradecer, aunque por desgracia no existe un hilo argumental en el que las conversaciones sean decisivas.

Duración: Infinito. Evolve te puede durar todo el tiempo que tú quieras dedicar. Dominar cada una de las clases y sus personajes, así como los monstruos, es una tarea que te llevará muchísimo tiempo. Además, el sistema de progresión ha sido pensado para que el jugador exprima al máximo las posibilidades de cada personaje, dejando claro una vez más que cada uno de éstos es completamente diferente a otro. El juego no tiene modo historia, pero tampoco precisa de ella. Su propuesta es tan sólida y adictiva que se vale por sí misma para tenerte enganchado.

Conclusión:
Turtle Rock Studios lo ha vuelto a hacer: ha creado a una bestia de semejante magnitud a la de Left 4 Dead. La propuesta se siente verdaderamente fresca y nos encontramos ante un producto que, por el momento, es único en su especie. Es cierto que se trata de un juego pensado para ser disfrutado en multijugador y, por encima de esto, acompañado de más amigos, donde los piques y la diversión se dispara hasta el infinito. Batallas frenéticas, estrategia, un sistema de progresión pensado a la perfección y un equilibrio tan sumamente cuidado que a veces da hasta miedo. En cuanto al número de cazadores, la cifra se nos antoja correcta, aunque la cantidad de monstruos puede llegar a ser algo escasa. En este sentido, a su favor, podemos decir que el estudio irá lanzando periódicamente mapas de forma gratuita, algo que también ocurrirá con los personajes, aunque en este caso, previo pago. A pesar de todo, Evolve es nicotina pura y dura aunque saludable, y tiene la madera suficiente para convertirse en un eSport. Ahora será la comunidad de jugadores la que tenga la última palabra. Una evolución del género.

—————————————————-
Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

  • Una película: Jurassic Park

Publicaciones relacionadas

Cerrar