¡Qué cosa más mona!

EyePet regresa a la portátil PSP. Y la mascota llega esta vez acompañada de más minijuegos, aventuras y opciones que nunca. ¿Estás preparado para cuidarle como se merece?

Poco a poco, EyePet se está convirtiendo en la mascota de Sony. Al menos para los más pequeños de la casa. Y la propia PSP puede presumir de ser una máquina que también está calando hondo en los niños, especialmente ahora al final del ciclo vital consola. Pues bien, ambos han unido de nuevo sus fuerzas para presentar una nueva entrega de esta entrañable saga. Un título que vuelve a estar enfocado al público infantil, pero que cuenta con una calidad considerable.

Una mascota aventurera

Para empezar, y a pesar de lo que parece sugerir su nombre, este EyePet sigue más o menos la misma jugabilidad de su anterior entrega portátil. Una vez más el juego utiliza la cámara de PSP y una tarjeta especial para que la criatura protagonista “cobre vida” en cualquier parte. Además, podemos interactuar un poco con ella, hacer que se duerma, que coma, bañarla y ese tipo de cosas. Hasta ahí lo mismo de siempre, ya decimos. Pero, no obstante, sí es cierto que la mecánica del título es ahora algo más completa y elaborada.

En esta ocasión, nuestro simpático compañero se ha convertido en un pequeño explorador, por así decirlo, y cuenta con una máquina que le lleva a las profundidades. ¿Y qué podemos hacer allí? Pues recorrer escenarios de estilo clásico (es decir, como si fueran en dos dimensiones) en los que podemos encontrar distintos objetos. Por ejemplo, es posible ir recolectando unas tarjetas que, después, nos permiten mejorar nuestro vehículo y así acceder a lugares antes inaccesibles. De esta manera el juego cuenta con un componente más progresivo que antes, lo que hace que resulte más adictivo.

Además, en el mundo subterráneo que encontramos a lo largo del juego, también hay otros ítems importantes, como partes de muñecos que a su vez dan la posibilidad de activar minijuegos. En este sentido, nos encontramos quizás con el EyePet que más pruebas diferentes incluye. El número de retos es bastante elevado y existe bastante variedad como para no aburrirnos a las primeras de cambio.

Por supuesto, la dificultad del título sigue siendo bastante reducida. Dicho de otra manera, estamos ante una aventura muy enfocada a los más pequeños, como era de esperar, que posiblemente carezca de alicientes para los usuarios más adultos. Aún así, Sony ha cuidado mucho todos los aspectos de su producción. Empezando por unas animaciones muy cuidadas que hacen que el protagonista del título se muestre en todo momento “muy vivo”.

Y lo mismo podría decirse del trato que ha recibido el apartado sonoro, que cuenta con un gran doblaje al castellano y melodías y efectos de mucha calidad. Una vez más, sencillo o infantil no quiere decir malo, ni muchísimo menos.

VALORACIÓN FINAL

Jugabilidad: Sencilla aunque más elaborada que en anteriores entregas. Es entretenido cuidad de nuestra mascota y participar de distintos minijuegos.

Gráficos: Lo mejor son las animaciones del “monito” protagonista. Lo demás, tan real como la vida misma, claro.

Sonido: El doblaje en castellano y los efectos son sobresalientes. La banda sonora, aunque infantil, también alcanza un gran nivel.

Duración: En total hay un buen número de puzles y pruebas que superar, así como cosas que ir desbloqueando. Dura lo suyo…

Conclusión: EyePet es ya, sin ninguna duda, todo un reclamo para los más pequeños usuarios de PSP. En esta ocasión la mascota virtual de Sony sigue lo visto en anteriores entregas, pero partiendo de una base algo más variada y aventurera. Una gran opción para los más pequeños de la casa estas navidades.

Cerrar