Aprovechando la licencia

5934

Toda la magia de la Fórmula 1 regresa a nuestras consolas. Y lo hace con un juego que mantiene la base del año pasado pero que a la vez incluye novedades importantes. Codemasters vuelve a dar la campanada.

La historia de los videojuegos nos ha demostrado en demasiadas ocasiones que contar con una licencia oficial no es sinónimo de calidad. Por suerte existen algunas compañías capaces de exprimirlas al máximo y desarrollar títulos a la altura de las expectativas de los fans. Es el caso de Codemasters y el mundo de la Fórmula 1. Una temporada más, el estudio responsable de la saga Dirt es el encargado de trasladar a nuestras consolas toda la intensidad de esta conocida competición.

Una fórmula mejorada
Nada más empezar a jugar a F1 2011 nos queda clara una cosa: sus desarrolladores se han esforzado por firmar un juego apto para todo tipo de usuarios. Esto, como todos los aficionados a la velocidad sabrán, es algo realmente complicado, pero Codemasters ha sabido situarse en una prudente situación entre el arcade y la simulación más pura. ¿Qué viene a significa esto? Pues que estamos ante un juego relativamente exigente, pero al que se le puede coger el truco tras dos o tres carreras. De esta forma cualquier usuario puede hincarle el diente sin importar que sea veterano o un recién llegado al género de la velocidad.

En cualquier caso, F1 2011 destaca por dos aspectos a tener en cuenta: su realismo y la gran cantidad de modos que incluye. La opción más importante a la hora de ponernos con él es la de  Trayectoria. En esta modalidad podemos sentirnos como un auténtico piloto profesional, desde sus primeros pasos hasta que llegamos a la cima del motor. Para empezar hemos de fichar por una escudería modesta para, poco a poco, ir mejorando nuestra fama y los objetivos impuestos hasta que los grandes se fijen en nosotros. En este sentido hay que resaltar la manera en la que Codemasters ha reflejado todo el mundo de la Fórmula 1, al margen de las propias carreras; de nosotros depende elegir equipo, casco, opciones mecánicas… y hasta tenemos que responder a las preguntas personalizadas de la prensa.

Otro aspecto que demuestra el realismo del juego es la forma en la que nuestra escudería se comporta con nosotros. Esta no deja de “mimarnos” al máximo mostrándonos información de los circuitos, lo que espera de nosotros o incluso pidiéndonos ayuda para mejorar sus vehículos. Aunque ojo, esto también tiene su aquél: si en un momento dado no estamos a la altura de las expectativas, pasamos a ser un miembro secundario del equipo y su ojito derecho será otro. Imposible dormirse en los laureles.

Pero al margen de este modo, el título incluye muchos más. Por ejemplo el llamado Grandes Premios, en el que tenemos que manejar a pilotos reales para disputar todo tipo de competiciones auténticas. Algo parecido al multijugador, que permite emocionantes carreras para hasta dieciséis usuarios en las que los piques están asegurados.

Por último, el juego también ofrece diferentes retos, en los que hemos de superar todo tipo de desafíos: carreras concretas, climatologías adversas y cosas por el estilo. En definitiva, un compendio de opciones que aseguran que vamos a tener juego prácticamente hasta la edición del año que viene.

Así pues, no nos cabe la más mínima duda de que F1 2011 es un título capaz de entusiasmar a cualquier amante de la Fórmula 1 o a los aficionados a la velocidad en general. Otra clara evidencia de lo bien que conoce Codemasters el género de la velocidad y de qué manera sabe aprovechar como nadie esta licencia oficial. Un matrimonio entre compañía y competición que a buen seguro va a durar muchos años. Y nosotros encantados, claro…

Publicaciones relacionadas

Cerrar